sábado

Hay que dejar de ver fealdad por dos años...

Estimado alumnado, estimada alumnada: el siguiente mail fue retocado por el Programa de Protección de Identidades que tan sabiamente dirige mi queridísima gata Kitty, cada día más anoréxica y raKitty...

como profe de humor estoy siempre activo explorando los límites y los marcos en lo que puede desplegarse nuestro objeto de estudio

siguiendo en un todo al autor de "Tus zonas pedorras" tomé coraje y decidí realizar una humorada considerando que contaba con el colchón de sobreentendidos indispensables

los pongo en autos ¿se dice así? a vos en un remise, a vos en un tasi?: un alumno mío de alemán, que además de ser un alto jerarca del diario "The planet"  es director de orquesta y admirador de las óperas de Lex Luthor aprovechaba las dos horas de idiomas que le paga el diario a su personal para aprender conmigo

el jueves me dijo que suspendía las clases por al menos seis meses, porque se enamoró a lo grande de mi hermana-que vive en San Pablo- y como músico desea formar un buen trío, esto lo sabe la directora del instituto, que ya le consiguió profe de portugués

entonces yo mandé el mail que les adjunto simulando que dejo de darle clases porque me quiso violar y para mi sorpresa lo acaban de llamar para preguntarle si esto realmente sucedió

les aclaro que  estoy sorprendido también porque en este instituto me ven disfrazado de sapo pepe y haciendo bromas constantemente y no creí que tuviera versosimilitud nada de lo que yo dijera

los invito entonces a reflexionar en torno a esta temática, ya no tienen que decirme por qué esto nos hace reír, sino por qué esto no hace reír

yo creo que logré insuflar la retórica de indignación jurídica y que el sentimiento de vejación y damnificación que prima contagia a todos de una emoción incompatible con la carcajada

pero podemos aprovechar y tomar como consigna una prolongación del juicio a Francella por el sketch de "Es una  Nena" imputado por una O.N.G de pedofilia

(la palabra pedofilia misma es apologética, significa amor a los niños nomás, así como es denigrante la palabra denigrante, que significa brindarte un tratamiento como si fueras negro)

escriban acerca de todas las demás cosas que son apología de no sé qué aberración, Macbeth es una instigación al homicidio, Cosette y Jean Baljean en "Los Miserables" son pedófilos..

escuché a gente decir que Julieta Prandi no podía ser confudida con una menor de edad porque sus formitas de mujer y sensualidad descartaban todo delito (un argumento que precisamente darían los pedófilos)

mi opinión es que si el Gobierno deseara fomentar la pedofilia, no lo lograría, porque a diferencia del robo que puede tentarnos a todos, se trata de una perversión, de un retraso madurativo según Freud en la construcción de objeto de deseo inconciente, vale decir, ni si quisiéramos podríamos ser pedófilos

si hablamos de una relación consensuada de una chica de diecisiete años y medio con un pibe de veinte, nunca es punible, pese a lo que dice la ley

era hasta tal punto ridícula la idea de que Olmedo con Adriana Brodsky fomentaran el abuso de menores que se llegó a barajar la hipótesis de que se trató de una represalia contra Francella por haber hablado mal del Gobierno (cosa que no creo porque el programa de Tognetti entre otros medios k se burlaron de la absurdidad de esa acusación)

este tema-en particular el mail que les adjunto-enriquece mucho nuestras preguntas...en general toda alusión al sexo despierta una picardía que se libera, salvo cuando está contaminada por la hostilidad (César Aira decía parafraseando a Sartre: el infierno es la libido de los demás)

¿de qué habría que acusar a los guinistas de Francella? ¿de favorecer estereotipos en aras de que la mujer se finja ingenua, no importando la edad que tenga? ¿hay que prohibir a las mujeres aniñarse como Lolitas menopáusicas porque roza una perversión?

en realidad nada es más violento y en el fondo pervertido que esta persecución en nombre de lo políticamente correcto, ya vamos a hablar de esto y del sketch del vino menstrual de Monthy Python el martes

quizá la empatía hacia la suceptibilidad herida es lo que en este caso obturó la evidencia de mi broma: por alguna razón nos ofende que no nos tengan lástima cuando nos sentimos una víctima y también nos ofende que se apiaden de nosotros cuando nos sentíamos bien con lo que creíamos estar haciendo (si ahora sienten compasión por mí ¡pobre Martín, no sabe dónde hacer chistes y dónde sí! me ofenden tanto como si no sienten compasión si por la razón que fuere, por la vulva fraterna por no decir otra cosa perdí yo y ella ganó una fuente de ingresos)


bueno, che, hasta las acciones peneales, siempre

Martín, el revolucionario "bueno, che" Guevada




Querida gente de xxx: 
les pido las pertinentes disculpas por el retraso este mes en el envío de las planillas, pero es que dudé mucho de si mandarlas o no y seguir recibiendo dinero "manchado". Uno de los numerosos alumnos a quien imparto clases-y cuyo nombre no quiero mencionar antes de que intervenga la ley- a pesar de parecer un hombre de familia encantador intentó propasarse conmigo, me realizó insinuaciones indecorosas que resultan del todo punto improcedentes en el contexto vincular de la distancia alumno profesor, y hasta insinuó que yo debería rebajar algunos kilitos, cosa que terminó de decidirme a poner al menos un paréntesis temporario de al menos seis meses (no para adelgazar e ir al gimnasio, me apresuro a aclarar)
De modo que estas serán al menos por un tiempo mis últimas, snif, planillas, porque me llama a silencio la profunda reconceptualización respecto de los cimientos subyacentes a mi pedagogía con humor a que este comportamiento impropio me obliga (sumado a las peyorativas descalificaciones de "frígido" y "careta" que el susodicho dio a entender ni siquiera en alemán)
En más de setenta y nueve años de ejercer la didáctica germánica nunca viví un momento tan shockeante como éste, excepción hecha de cuando el Mossad casi detecta mi verdadera identidad, así que les pido tengan ustedes a bien brindarme la contención necesaria al momento de verme, que será seguramente ni bien se pueda cobrar el diez u once, dado que el equipo de terapeutas que me está ayudando a sobrellevar el trauma no trabaja precisamente ad honorem...
Si la solidaridad para con esta violencia de teuténero llegara a plasmarse en brindarme nuevos alumnos o alumnas les ruego chequeen bien que se trate de personas químicamente castradas-ya sea por médicos o por matrimonios
 les agradezco desde el trasero de mi corazón, creo que dice así, por todos estos años en los que caminamos juntos por la senda del proceso de enseñanza-aprendizaje sin caer en sentimentalismos baratos, eso es lo que más me llena de emoción, ni recurrir a efectistas golpes bajos, un verdadero orgullo y ejemplo a seguir para las dos bocas que tengo que alimentar...
se despide estrechando afectuosamente vuestras manos, sin profanar mejilla alguna con ósculos para evitar más derramamiento de fluídos corporales en este Valle de Secreciones...
Herr Professor Dr. Dr. Brashing 

Puedo? 
No hice este curso porque me tocó el trimestre de baja en cash.

Pero... debe ser que he sido redactor publicitario, donde la máxima era "fluidez": el texto tenía que ser sedoso, fluído, resbaloso, invitar hasta el final.
Y esas cosas que hacés, de cambiarle el color, de centrarlo, de ponerlo en bold, de agrandarlo o de justificarlo to the right... se me convierten en obstáculos a la hora de la lectura.
Sos gracioso. No necesitás escribir en anaranjado, ni más grande ni más centrado
Andá a saber la entonación, el énfasis, las pausas o el guiño que escribís al cambiar colores, fonts o caps. Y acá yo de nuevo, exclamando que esto es talento, o que esto está lento.
Salutti!

Lascano.

Querido Martín. Dos puntos.

Después de una larga jornada laboral, y mientras espero a que la muda de ropa que puse a lavar para mañana se termine, me dispongo a escribirte. En primer (1) lugar:

Hace como un mes que quiero sentarme a dedicarte un tiempito de esta agitada vida que llevo (?), pero por una cuestión u otra nunca encontré el momento de hacerlo. O quizá solamente fui, soy y seré forever and ever demasiado procrastinadora y pajera como para llevar a cabo todas las ideas que se me ocurren. A eso agreguémosle la cuestioncita de que no me da mandarte un mail redactado a los bifes en algún vagón del subte por medio de mi celular súper inteligente.

Volviendo a lo que me impulsa primeramente a escribirte en este momento

Estoy sin crédito, por lo tanto, no puedo responderte el sms que me mandaste el otro día diciéndome que te había llegado uno mío, pero vacío. Probablemente sea esta misma causa –la crediticia- la que haya hecho que la compañía celularoide mandara mi mensaje sin mensaje hasta que vuelva depositar dinero en su cuenta bancaria. O algo así. Además de este asunto, quería decirte que el mensaje que desencadenó todos los otros mensajes, el punto originario de toda nuestra materia comunicativa (?): “¿estás en la feria?”, estaba destinado a un amigo mío que también se llama como vos. No es que no pueda diferenciar a uno de otro, sino que en la agenda del teléfono a vos te tengo anotado como lo tenía anotado a él antes de cambiar su identificación a “Tincho”. Por lo tanto, siempre que me encuentre distraída, voy a cometer el error de escribirte a vos como si le estuviera escribiendo a él. Así que, si en algún momento te llega algún texto plagado de nominalizaciones dignas de un barrabrava de all boys, como por ejemplo el siempre cariñoso “orejón puto” que le digo, no te lo tomés a mal, ni personal, ni si quiera te lo tomes. En el caso de que algo semejante sucediera, podés mandarme al carajo o simplemente decirme que otra vez me falló la función destinataria.

Ah, es también por este temita de la confusión nominativa que la otra vez te respondí al pedido de las easy step de manera bastante garca. Sí, nos tratamos así con él. Nos queremos mucho. O algo así. Y aprovechando este camino de enmienda que intento transitar, te cuento que, efectivamente, me echaron de Sprayette. Todavía lo recuerdo como uno de los días más mejores que tuve hasta el momento in da fucking life. Sobre todo porque una hora después de haber firmado la carta de despido estaba consiguiendo el trabajo en el que me encuentro ahora: vendedora en la Feria del Libro. Sí, atiendo el stand de la editorial Latinbooks, famosa (?) por sus libros infantiles –la mayoría para niños algo infradotados—y sus adaptaciones de clásicos into novelas gráficas. Es algo así como el trabajo más desgastante y divertido que tuve hasta el momento. Y si bien a veces siento que me van a tener que amputar todos mis miembros inferiores por el dolor que causa estar tanto tiempo parada sobre unos zapatos muy lindos pero para nada pensados con tales propósitos, me encanta pasar todas esas horas ahí. Tengo jefes buena onda, compañeras más buena onda y el ambiente es distendido e interesante. Además de que las bitches ain’t bad at all, bro.  

En definitiva, la paso bien. Y creo que eso es mucho más de lo que uno puede esperar de un trabajo que no esperabas que surgiera.

Bueno,  esto era más o menos lo que quería decirte.

Sin conexión alguna, te pregunto: ¿vas a dar el curso en el segundo cuatrimestre? Probablemente mis finanzas estén un poco mejor para entonces y me gustaría hacerlo de forma regular y sin garronear. Igualmente, el bizcochuelo exquisita sigue siendo la especialidad de la casa, así que además de pagar la cuota podría seguir contribuyendo con la merienda para todos y todas. O algo así.

Te mando un abrazo grande.

Saludos cordiales –Nunca sé cómo despedirme por estos medios.

Eugenia. 
de Silvia Itkin
Tengo que escribir para hoy algo gracioso.

Voy a buscar un DVD de Les Luthiers para analizar. Una vez compré varios, con la idea de organizar alguna velada familiar-culturizante.

Ya empiezo a canturrear Jaker jaker jaker. Pero cuando pongo el disco del aparato sale otra cosa.

Chofer, chofer, chofer…. (apure el motor…) Es el dvd con el viaje de egresados “La Falda 2012 - entrega de diplomas 7° grado”.


Los objetos en mi casa tienen vida propia, aparecen, desaparecen y cambian de lugar sin que nadie nunca haga nada para que eso suceda, ni para lo contrario.


Maldigo el momento en que pagué los $100 extra para hacerme acreedora del  DVD La Falda 2012 con las 343 fotos. Si no lo hubiera solicitado seguramente el destino no se hubiera confabulado contra mi y los Les Luthiers hubieran permanecido en su sobrecito.


Bueno, puedo analizar los recursos humorísticos de “La Falda 2012-entrega de diplomas 7° grado” pero los “gags” más graciosos no quedaron registrados en el video, como cuando la directora se equivocó y empezó a leer el discurso que tenía preparado para otra fiesta (al instante cambió de papel, si hubiera seguido un poco más, esa equivocación me hubiera servido) o la cara de la mamá de Luli M. cuando se cruzó en el escenario recibiendo el diploma con su ex, al que no le habla desde hace 5 años, cuando se fue a vivir con su hermana (no ella… él se fue a vivir con la hermana de ella… es decir la ex cuñada del Sr. M. ahora es su novia, siendo su cuñada actual la mamá de la niña que antes era su esposa. Mucho parentesco pero nadie se habla con nadie).


(Juro que esto es cierto).  

Pero no me sirve.


Salvo usar La Falda para jugar con las palabras. No es lo mismo irse a La Falda con los amigos que ver a un amigo usando Falda.

Poco chistoso.

Y si el amigo es escosés? Por algo usa pollera.

No es lo mismo ir a la falda de viaje de egresados que egresar bajo la falda de un escosés. Absurdo, delirante, pero no gracioso.


Paso a la siguiente consigna a ver si sale algo


Exagerar con alguna biografía o noticia del diario. Ejercitar la exageración.


Abro el diario y aparece Máxima. Su nombre contiene en sí mismo la exageración. Cómo ejercitar la exageración con algo que ya viene exagerado?


Pensemos…Máxima qué?  Máxima 60 KM por hora, Máxima para hoy 24 grados, las máximas para su hija Merceditas, de San Martín.


Como máximo no escribo para esta clase tampoco y listo. Total, no hay un máximo de puntaje para aprobar este curso, y lo máximo que puede pasar es que me pidan que escriba para la clase que sigue.



A ver… otra idea era parafrasear una canción;


Será algo así como

Febo Asoma, punto y coma,

los zapatos de mi abuela son de goma?

Y los míos son de acero, para darle más trabajo al zapatero.


Uy no! se van a dar cuenta de mi edad, eso es más viejo que mi abuelita.


  

Y si pruebo con otra…


Alta en el cielo

Aromas del riachuelo

Es de Graciela

Que ayer comió ciruela



Ay!!!!!!

No!!!

Y encima voy a tener que confesar que se la cantábamos en la secundaria a la preceptora y que no la intenté yo!



A ver: vamos con el tema de las frases hechas


Pero no.. no me sale nada interesante, además probar esto es pan para hoy y hambre para mañana, y pan con pan.. es comida de zonzo. No solo de pan vive el hombre, auque dios le da pan al que no tiene dientes.Y como si esto fuera poco, al pan pan y al vino toro. Pero el buey solo bien se lame … Quién se va a reir de esto


Bueno, probemos esto de “escribir sobre la marcha”


El profe se habrá referido a escribir encima de la marcha del 18A?  Escribir sobre una marcha no es fácil, porque en las marchas la gente va caminando y se mueve, y uno no pude apoyar arriba un cuaderno.


Se habrá referido a que escribamos acerca de la Marcha Opositora?

No puedo escribir acerca de una marcha porque estuve alejos.


En fin, voy a hacerle caso a una amiga.


Me dice que buscar un DVD de Les Luthiers es anacrónico, que entre a you tube, allí hay un montón de videos para mirar y no tengo que usar el reproductor de DVD.


Tinchitus, escuchate esto que te puede resultar interesante

http://basta.metro951.com/2013/04/30/la-columna-de-bilinkis-y-garbulsky-3/


(de Oscar Haisamlopischt)
Los post, pots, los leo todos pero me llevan un par de dias digerir tal arduosidad. No es para una ojeada (¿u hojeada?) rapida como se lee todo en Internet, y asi uno se pierde de entender que ganó la Loteria de Burkina Faso o heredo una fortuna de Namibia.
Pero no hago devolucion de todos, solo de los que me dan ganas de devolver...

Hablando en serio ( que no te hayas caido de la silla por las carcajadas en mis mails anteriores, no implican que hayan sido serios, sino tan solo que humoristicamente fallidos), evito cualquier mencion sobre mi ex y mi pasado con mi actual. Y si tengo que mencionar algo de mis lejanisimos viajes (en las millas y en el tiempo, "patilla, te extraño y te perdono" ) evito el "mos" del plural verbal (estABA en el hotel de NY, FUI al Louvre, encarGUÉ a Martin,). Pero mejor, ni hablar de esos tiempos.

Mi apellido, que bien leido no tiene complicaciones de letras raras, ni de consonantongos confusos, siempre es mal leido o escrito. Tengo una coleccion de diversos comprobantes (facturas, cartas,recetas, etc.) donde llegué a 50 formas distintas de escribir el apellido. En serio. Que seguramente era Samuelovich, hasta que algun ancestro se lo escucharon como "SamOILovich" como diria Adolfo Stray. Pero nada que ver con Sofia Zamolo, no hay riesgo de incesto

de unas conversaciones en facebook tendientes a lograr un encuentro de 20 años de egresados (...)los crímenes de lesa humanidad y las infamias con los trebejos son imprescriptibles: yo había sido nombrado tablero número 1, creo que recordarás que enfrentábamos dentro del plantel de la goethe a un niño genio que tenía una malformación en su mano pequeñísima...fue una cuestión de puntaje y entonces me dijiste que para vos era mucho más importante ostentar el título de número uno que para mí, cosa totalmente cierta, dada mi tendencia al autoodio, que no es por ser judío, odiaría autoodiarme por una causa tan políticamente incorrecta, autoodiaría autodiarme por una causa así...entonces me dijiste que de ninguna manera te regalara el título, sino que íbamos a jugar un partido que iba a demostrar que vos jugás mejor que yo y que me dieron el título de mejor por un error...entonces en efecto jugamos y gané...y entonces saliste con que íbamos a jugar al mejor de tres, que habíamos dicho al mejor de tres, cosa ad hoc, obviamente...yo estaba bastante cansado pero me encogí de hombros y accedí y jugamos otro partido y ganaste...lamentablemente el tercero lo volví a ganar yo con lo que me dijiste que de todas maneras yo no usufructuaba ese don y vos podías conseguir invitaciones al country de Audrey Hepburne o de Monica Belucci o en todo caso ufanarte y vanagloriarte de una manera que yo no porque yo predicaba la no competencia para sentirme incomparablemente superior pero a la manera de san francisco de asisempieza...no sé igual si no nos hubiera convenido jugar los primeros cinco contra los últimos cinco para asegurarnos de ganar al menos la mitad de los partidos, lo cierto es que nos hacían bastante mierda...el primer partido lo jugué en san isidro después de haber corrido antes 14 kilómetros en una prueba de resistencia, fue un día inolvidable para mí, me sentí el hombre màs completo del mundo, terminaba de destacarme como atleta y pasaba a hace rlucir mi inteligencia: pero como bien habìas sentenciado carezco del talento para aprovechar de mostrarle eso a alguna chica en el raro momento en que se da. Así que fue bueno no ser el número uno porque lo importante es tener personalidad de número uno y alguien como vos está más cerca de tenerla, todavía tengo en mi poder como ejemplo el casette que nos reglaste en un cumpleaños oficiando de dj con temas como o la'mmour y mamamamarina...el desafío online por supuesto exige que recoja el guante máxime despuès de haberme tragado un libro acerca del jaque mate encubierto a cargo de García Grau ¿vos sabías que los judíos somos los mejores ajedrecistas? no te olvides de que Moisés hizo tablas con Dios...¿Cuál sería el premio?¿todavía nos pueden invitar al country Audrey o Moni? y vos que las frecuentás o conocés mejor, decime a esta altura de la vida y por la evolución de sus personalidades ¿sería eso realmente un premio?Me mataste Martín. Con tu memoria tan detallista me cuesta no creerte... En todo caso recuerdo que por estrategia algunas veces jugamos tableros 4 y 5 y ganamos todos los partidos, de eso te acordas? Lo de tu talento con el humor se nota... haces stand up? Lo de Audrey y Besucci me parece que fue en la primaria y al ajedrez jugamos en la secundaria, pero a esta altura no se... será el alemán. El partido lo podemos chess.com Lo tenés? Sino preguntale a Stephen Hawkings que es el hombre tecno...martín, por qué si sos tan moishe no hiciste tu bar mitzva?Martin hizo su bar mitzva. Yo fui a sus tefilin (jueves por la mañana ) con algunos 2 o 3 mas fue en NCI, en belgrano, fue algo íntimo.(...)che, no hablen en alemán, ya prescribió, no aprendimos un carajo en doce años y ahora hay que recurrir a diccionarios online pedorrísimos (traducen la descendencia del hombre de darwin como el descenso)incar se escribe hincar si vamos a ser scharfsinnig...me deprimió ver acerca de reencuentros "celebrity" y "american pie el reencuentro" ahora temo lo peor, capaz me limito a tomarme el trebejo de juntarme con  a jugar in person la partida de ajedrez evitando que salga como el cuento de WoodyMi querido Vardebedian:

Hoy tuve el gran disgusto, al revisar mi correspondencia de esta mañana de constatar que mi carta del 16 de septiembre que contenía mi vigésimo segundo movimiento (caballo cuatro rey), me había sido retornada debido a un pequeño error en el sobre-precisamente la omisión de su nombre y domicilio (¿cuán freudiano puede uno llegar a ser?), además de olvidar la estampilla. Nadie ignora que este último tiempo estuve un poco desasosegado por las irregularidades bursátiles y que, a pesar de que el 16 del corriente la culminación de una prolongada caída en espiral hizo volar las acciones de Antimateria Amalgamada de la tabla de cotizaciones y redujo de un solo golpe a mi agente de seguros a un ente, no tengo excusas para mi ineptitud y monumental inoperancia. Cometí un error, le pido perdón.
El hecho de que usted no advirtiera de que faltaba una epístola indica a su vez alguna distracción de parte suya que yo, con buena fe, adjudico a la impaciencia que lo caracteriza, después de todo nadie es perfecto, la vida es así, plagada de imponderables y el apasionante juego ciencia no escapa tampoco a esta ley universal.
Entonces ahora que el error quedó subsanado me veo en la tentación de efectuar una leve rectificación. Si fuera usted tan amable como para hacerme la merced de transferir mi caballo al cuarto escaque de su rey, pienso que podremos continuar nuestra partida de una manera más precisa. El anuncio de jaque mate que usted me hiciera en su carta de hoy entiendo, dicho con franqueza, que se reduce a una falsa alarma y si usted examina nuevamente las posiciones a la luz del descubrimiento de esta mañana, va a advertir que SU rey está a punto de recibir mate, expusto e indefenso, un blanco inmóvil para mis alfiles depredadores. ¡Irónicas son las vicisitudes de esta pequeña contienda!. El destino, bajo la forma de oficina de correos negligente, crece omnímodo y hete aquí que la suerte ha dado una voltereta, voilà!.Una vez más le ruego que acepte mis más sinceras disculpas por este descuido desafortunado y quedo a la espera, ansioso, de su próxima movida.
Adjunto así mi cuadragésimo quinto movimiento: mi caballo se come a su reina.
Atte,
Gossage

Gossage:
Acabo de recibir su misiva ateniente al movimiento cuarenta y cinco (¿su caballo se come a mi reina?) y con ella su dilatada justificación referida a la elípsis epistolar de mediados de septiembre. Vamos a ver si lo entiendo atinadamente: su caballo, al que yo retiré del tablero hace ya unas semanas, debiera estar, según su reciente aclaración, en el cuarto escaque del rey a consecuencia de una carta que el correo de Macri perdió hace unos veintitrés movimientos. No tenía noticia de que tal percance hubiera acaecido y sí creo rememorar, al momento de llevar a cabo su movimiento vigésimo segundo, que su torre seis reina había quedado forfai tras un lamentable gambito suyo estrepitosamente fallido.
En la actualidad el cuarto escaque del rey se encuentra ocupado por MI torre y dada la circunstancia de hallarse usted desprovisto de todo alfil, no acierto a concebir qué pieza considera usted plausible para la captura de mi nunca bien ponderada dama. Con un esfuerzo de la imaginación que le ruego no me exija en cada oportunidad, creo comprender que alude usted estando sus piezas inmovilizadas a que mueva su rey cuatro alfil, que por otra parte es la única posibilidad en lo que al rey respecta, sugerencia que me he tomado la libertad de hacer, con lo que lo contraataco en el movimiento del día de la fecha, mi cuadragésimo sexto. Me como a su reina y dejo a su rey en jaque. Por suerte quedó todo aclarado.
Ahora sí los últimos movimientos de nuestro pequeño juego podrán culminarse con sobria diligencia y presta prestancia.
Suyo, Vardebedian
Vardebedian:
Recibí hace instantes su última nota, comunicándo un bizarro movimiento cuarenta y seis merced al cual usted retira a mi reina de una casilla que ella hace por lo menos once días no pisaba. Me llevó su tiempo calcular con paciencia el motivo de su malentendido y la arrastrada incomprensión subsecuentes. Que su torre se encuentre en la casilla cuatro rey es algo tan imposible como dos copos de nieve idénticos; bastará con remitirse al noveno movimiento del juego, donde usted perdió ¡ay! la susodicha torre. Se trató de aquella imprudente avanzada kamikaze donde su frente de ataque vaporosamente se desdibujó y usted perdiera, como cierta otra operación suicida de cuyo nombre no quiero acordarme, AMBAS torres. Me agradaría saber, abusando de su bondad, por consiguiente a título de qué se situan inesperadamente otra vez en el tablero.
En aras de una cabal comprensión me he tomado el trabajo de recapitular y reconstruir la resultante de lo ocurrido: obviamente fue demasiado intenso el intercambio salvaje del vigésimo segundo movimiento y su perplejidad lo empujó, sin tiempo para recibir mi carta, a realizar dos movimientos consecutivos, desesperación atendible dada su situación dramática pero no prevista por las reglas del juego y en consecuencia, improcedentemente injusta por lo que puedo apreciar. Por supuesto no tiene sentido revolver con ojos de cangrejo el pasado al cual ya no puede volverse, digan lo que dijeren los pitagóricos y el cíclico retorno de su doctrina eterna bajo el nombre de Nietzsche. Rehacer las cosas desde ese punto es como el delicioso pejerrey al roquefort que me espera este almuerzo: no tiene ni pies ni cabeza. Lo que tal vez sí sirva como reparación superadora, coincidirá conmigo, sea permitirme a mi vez ahora realizar dos movimientos seguidos. Lo justo es justo.
En mi primer movimiento le como su alfil con mi peón. Y en el segundo, desprotegida ahora su reina, me la paso también a valores. Calculo que nos encaminamos hacia un inexorable final que ya no tiene por qué sufrir distracciones o dificultades.
Atentamente,
Gosagge.

Posdata: En el diagrama anexo represento la forma exacta en la que queda el tablero después de mi última jugada. Como podrá observar, su rey está acorralado, impávido, abandonado y abrumado en el centro. Lo saludo.

Gosagge:
Ayer me llegó su última carta y a pesar de estar plagada de incoherencias, tras una buena media hora de regia siesta se me iluminó el panorama y pude comprender el motivo de su dislate. Al ver el pituco diagrama que tuvo la deferencia de hacerme llegar me resultó obvio que, en las últimas seis semanas, hemos estado jugando dos partidas de ajedrez absolutamente distintas (yo, de acuerdo con nuestra correspondencia y las normas internacionales posteriores a Campomanes y usted con medidas heterodoxas algo sui generis que no termino de captar como ventajosas respecto de la convención racional que todos usamos). El movimiento del rey que presuntamente se había perdido, hubiera sido imposible en el vigésimo segundo movimiento dado que la pieza, en aquel entonces, residía en la esquina de la última fila y la parábola que usted describe lo hubiera catapultado por encima de la mesa del café al lado del tablero.
En cuanto a permitirle llevar a cabo dos movimientos seguidos para enmendar el que supuestamente se perdió, me he reído por espacio de cinco minutos y me regocija que aún en circunstancias tan lúgubres y lóbregas en lo que al sórdido desempeño de su cacumen hace conserve su sentido del humor a prueba de balas tal como lo demuestra siempre que discute el valor del dólar conmigo. Una vez aceptado su primer movimiento (usted come mi alfil), respondo comiéndole la reina, satisfecho de que estas calumniadamente "perimidas" estrategemas encubiertas del viejo zorro García Grau sigan provocando víctimas aún en mentes tan sofisticadas como la que muchos pueden, si no lo conocieran como me veo asombrado de conocerlo ahora, atribuirle a usted.
Que me diga que carezco de toda torre es muy simpático, pero me basta mirar el tablero para verlas vivas en plena batalla, lozanas, vigentes y vigorosamente preparadas para dar el inminente zarpazo final.
Debo decir que pese a la prolijidad del diagrama adjuntado, el influjo de Bobby Fischer y Capablanca se nota menos en usted que el de Bobby Flores y Casanova y por añadidura, que esto parece demostrar a las claras que no leyó el libro que innecesariamente robó de mi biblioteca el invierno pasado debajo de su extensible gamulán de piel de prepucio, "Los trebejos y los días" de Herodotowitsch.
Le propongo revise el diagrama que ahora le adjunto y que reajuste su tablero de acuerdo a estas indicaciones. La alocada creatividad es un bálsamo en esferas solemnes y rígidas, pero no admiraríamos a un cirujano delirantemente ocurrente o a un juez federal imaginativamente innovador. Ciñiéndose a la tradición, entiendo, podremos finalizar con algún grado de precisión, esta atribulada partida.
Confío en usted,
Vardebedian.

Vardebedian:

Sin ánimo de extender un asunto de por sí confuso (me aseguran que su enfermedad le arrebata por momentos todo contacto con la realidad), debo aprovechar esta chance de desanudar el laberinto intrincado, el rizomático imbricar kafkiano al que se precipita deviniendo nuestra partida en una película de Almodóvar, para colmo, sin Victoria Abril en pelotas, aunque no sin, muy probablamente, mi victoria en este o a lo sumo el mes entrante.
Si hubiera creído posible la falta de magnanimidad o fair play de su parte, porque para usted el savoir faire debe ser el sabor fair de un lechón al horno con papas y la palabra fair no la recuerda desde los fairy tales de su nana o gobernanta que no le enseñó modales, si hubiera sabido que se negaría a reciprocar su arbitrario mover dos veces, tampoco hubiera permitido en mi movimiento cuarenta y seis que mi peón deglutiera a su malhadado alfil. Es más: su propio diagrama torna imposible dicha operación, dada la lejanía específica entre ambas piezas, a no ser que se rija usted por la Federación de Box de la calle Castro Barros 78 y no las reglas del ajedrez.
Hay cosas más importantes que ganar o perder una partida, mi querido amigo, y perder el honor por un mero complejo de inferioridad tan bien caracterizado por Alfred Adler, no es lo más aconsejable para alguien que posee, aunque no lo manifieste en su interacción social, ley moral en el interior de su kantiano marote.
Los Les Luthiers en la presentación a las Odas al Cuarto de Baño aluden a la profundidad metafísica de los espejos de Borges y Charly García en su versión de Roll over Beethoven dice "Correte Beethoven, que Borges no soy". Estos son verdaderos reconocimientos, mucho mayores que los que pueda en su nombre realizar la ávida dolars-el anagrama de salvador dalí- de María Kodama. Pensé que usted y yo consagrábamos nuestro afán al homenaje tácito de los poemas al ajedrez borgeano. Pero si esa certidumbre creció en mi cabeza como el cerezo en la del ciervo disparado por el Barón de Münchhausen, debo declarar ahora que parecemos estar dedicándole los esfuerzos a la Bartola y el Tuntún, dioses mitológicos de la liturgia crasa del Coño Sur.
Ya no es posible saber dónde debería estar el alfil que jamás hubiera comido de saberlo tan poco caballero que prefiere ser un mal ganador a un buen perdedor. Lo que nos queda es entregarnos al aleatorio azar: cierro mis ojos y coloco el alfil donde caiga fortuitamente. Listo. Ahora, mi turno: mi movimiento número cuarenta y siente consiste en lastrarme con mi dignísimo corcel el tan cacareado alfil.

Atentamente,
Gosagge

Gossage:
¡Qué ominosa su última carta!. Bien intencionada, concisa, erudita y pese a todo, con todos los elementos que podrían pasar en ciertos cenáculos intelectuales por lo que Jean-Paul Sartre describió tan brillantemente como "la nada". Mueve a una conmiseración homologable a la que inspira el caso del jugador de Boca amonestado por sacarse la camiseta celebrando un gol que ni se enteró fue en posición adelantada, Paul Le Desm (Bianchi quería ficción, yo le di ficción). ¡Es fascinante comprobar hasta qué punto puede desintegrarse la razón cuando se enfrenta a una siniestra verdad ocasional y huye en desordenada retirada para materializar mejor un espejismo sin duda reparador para la economía de la neurósis!.
Tal como viene la mano, mi estimadísimo, acabo de pasar casi toda la semana intentando deshacer la madeja del cuello de botella en que nos hemos internado con la sola pretensión de concluir de manera siquiera decorosa la partida en la que estamos embarcados, acaso solo para evitar el efecto Zeigerniss que tanto trauma revela para con toda interrupción por trivial que sea. Por mucho que pueda seducirle Rodolfo Walsh hablando de Zugzwang y demás onanismos gnoseológicos, a veces la facticidad urge y debemos atenernos a ella: su reina, a no ser que seamos cratilistas, aspecto en el que Platón no convenció ni siquiera su más aventajado discípulo, Aristóteles, no debería ser nombrada en lo sucesivo. La palabra perro, dijo el Estagirita, difiere de un perro porque la palabra perro no ladra y yo soy amigo de Platón pero más amigo todavía soy de la verdad. Y la verdad es que más adelante nos tocará debatir si en "La República" hay prefiguraciones del materialismo dialéctico o no, si el feminismo nos atribuye la menstruación como contructo social y si Belgrano era monárquico. Lo que de ahora en más tiene que quedar en claro, no es si el accidentado por la moto tiene que recibir transplantes o convertirse en proveedor de órganos como la bioética de Peter Singer se pregunta, sino  si su reina o su dama o como quiera llamarla, pero no la llame más porque no viene, no existe. Despídase de ella, como hace tiempo debió haber hecho. Algo similar sucede con sus dos torres y uno de los alfiles, el que no está empantanado en las fanegosas (procelosas) aguas de permitir o no a Cristina Kirchner ser monarca y en ese caso reducirla a figura decorativa como lo es la realeza en el país del tulipán negro y la berga mota
En nombre de tantos años de amistad he decidido colocar su caballo-al que deberíamos considerar un ánima reaparecida-en la única casilla posible: la de alfil siete. En alguna epifanía de lucidez advertirá usted que esta mezquina treta de su parte ha sido vengada por una autotélica autorreferencialidad Innominada. O sea: está bloqueando la única salida del rey. Muevo alfil cinco caballo y tengo jaque en uno, para no ser como el gato maula que juega sádico largo y tendido con el mísero ratón.
Cordialmente,
Vardebedian.

Vardebedian:
Es obvio que la constante tensión nerviosa, además de su desgaste de energía en defender una serie de torpes y desesperanzadas posiciones de ajedrez terminó por desbarajustar la delicada maquinaria raciocinante de su aparato psíquico haciendo que la comprensión de los fenómenos externos sea nebulosa y fragmentaria.
No queda otra alternativa para remover la tensión antes de que usted termine con una lesión permanente o un accidente cerebrovascular que jugar mi caballo a seis reina, ¡jaque!
Gossage


Gossage:
Alfil cinco reina. Jaque mate.
Entiendo que esto fue exigir demasiado para su mente cansina, pero si le sirve de consuelo, fui tablero número uno en los interalemanes que jugaban contra el Pestalozzi. Probablemente el desquite puede darse con juegos cuya modalidad no desgasten tanto sus células grises: el tute cabrero, el chancho va, o el lanzamiento de jabalina.
Vardebedian.
Vardebedian:
Torre ocho caballo. Jaque mate.
Como creo que su mente ya sufrió demasiado, dejaremos el análisis de los postreros detalles para quien anote luego la partida en los Anales...
Su sugerencia de que le otorgue la revancha con el lanzamiento de jabalina me parece óptima. Prefiero que este tipo de contiendas sean en persona, pero estando usted en Damasco, no tengo problema en que nos circunscribamos a la notación olímpica. Lanzar la jabalina por carta puede ser, si no, motivo de hirientes suspicacias. Me preparo tomo carrera y fuiiiiiiiiii: 578 metros (o si lo prefire lo anotamos en yardas). Espero su réplica...
Gossage. (tomado de "Getting even")
...Gandhi no solo sí era vegetariano, sino que me hizo vegetariano a mí a los doce años, me convenció de que la carne se pudre en el estómago...(en el país de la mejor carne del planeta!) cualquier anécdota que uno rememore seguramente caerá en saco roto, yo sé que compartimos muchísimo, pero cada uno va a recordar algo diferente, les apuesto lo que quieran que si yo agarro y escribo "mis recuerdos personales de, supongamos, Zweig" el 80 % de lo que yo recuerde él mismo ni se acordaba...les tiro un ejemplo: Nadal estaba contando el chiste de no es lo mismo una silla de paja que hacerse la paja en una silla cuando ve que está por entrar la Subenempujenestrogen y entonces en el aire cambia el remate y dice "no es lo mismo una silla de paja...que una de cemento": se me quedó grabado porque el cemento no es el primer material que yo asociaría para una silla, pero estudiando a Freud descubrí que saltó a pesar de la represión el particionado y eyaculado significante...y otro problema al que nos enfrentamos es a que habremos madurado ante otros y con otros (y otras) pero entre nosotros seguramente quedamos congelados en un nivel de bromas estúpidas de estudiantina del cual no sé si se sale si nos juntamos...(no digo que los manoseos de riegoeur haya que descartarlos)...imagino que igual es útil para que cada uno y cada una crea que envejeció mejor y decidió una vida más pro...en otro desorden de cosas ayer en plaza irlanda vi hamacando a sus nietos al profe de gimnasia Isadora Duncan que sigue en el Eton, muy simpático-
lo único bueno es que doce años de educación privilegiada nos garantizan que nadie sea K ¿no? (lo temo de Julieta Prandi con quien compartí el trabajo en una Cumbre de Cambio Climático)
increíblemente Victor Hugo Morales está peligrosamente cerca de simpatizar con la así denominada yegua montonera, como se estila decir, sus padres no saben qué hicieron mal...
ahora es fácil ser vegetariano, cuando lo intenté (lo importante es helecho) lo único que había para reponer la proteína era una milanesa deshidratada gránix que no era ni animal ni vegetal ni mineral...espero que estén guardando silencio los que no participan por estar debidamente trabajando o haciendo algo más importante...aclaro que no quise zaherir ninguna susceptibilidad ni ofuscar a nadie que esté acompañando la gesta del Gobierno Nacional y Popular...desde nuestra profesora de geografía alias Cristina O'Serven ninguna Cristina me cayó mejor...

5 comentarios:

  1. Anónimo11:41 p.m.

    profe que grande que está esa bella criaturaaaaaaaaaaaaa y qué hermoso beso. hermosas fotos
    Mónica

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:41 p.m.

    qué hermoso es, por favor!!!

    L.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:13 a.m.

    Several owners stated how the treadmill worked great for awhile after which all of
    a sudden stopped functioning and showed an mistake code
    for the exhibit.

    Feel free to visit my site :: similar website

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:21 p.m.

    TENGO DOS PROFES QUE ADORO. Y POR ORDEN DE LLEGADA A MI VIDA: ERNESTO PIERRO Y VOS, MARTÍN; GENIO!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:51 a.m.

    Creo que los que recibieron tu mail , lo imprimieron, se miraron (seguro eran 2), uno fruncio el ceño y le dijo al otro: "este pibe esta loquisimo...sera cierto?". El otro le contesto:"y, yo lo veo venir vestido de mina...capaz que al otro lo tento, o quiso hacerle una broma. Capaz que es medio putito y este se le lanzo y como el otro lo rechazo, ahora hace este quilombo antes de que lo deschaven...no se...". "Otro rompedero de huevos mas, seguro termina siendo todo una jodita de Brauer, pero vamos a tener que averiguar por las dudas".

    Por otro lado, creo que el intento de violacion o la violacion, es lo unico con lo que se complica hacer joditas. Incluso es mas facil hacer bromas o reirse de un asesinato o de un suicidio, que de una violacion.
    Lo que no entiendo (si todo esto es realmente cierto) es por que no te lo preguntaron a vos primero, en lugar de a tu alumno.

    Y, con respecto a lo de Franchela (ni siquiera tenia idea de que le estaban haciendo juicio), yo supongo que debe ser porque evidencia algo que claramente pasa (adultos-ambos sexos- baboseandose y muchas veces abusando directa o indirectamente de menores) y que a nadie le gusta que se vea. Los trapitos sucios, en general se prefiere se laven puertas para adentro. Entendido como un entretenimiento, muchos "padres de familia" o "señora de honorable reputacion" (ellos que se pajean con la amiguita del cole de la nena y ellas que se curten al jardinero de 18 años), se deben sentir intimidados, cuando sus ratones o sus conductas "oscuras" se muestran en la tele, para todo el mundo. Si no se ve, obviamente, no existe.
    Y, acordando con tu planteo, no se puede generar en una persona algo que no tiene.

    Pao.

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...