viernes

YO VENDO UNOS OJOS NEGROS...yo vendo una herida de la cesárea

El momento de la gestación de Helena, que fue fríamente calculado para que ella naciera un 26 de julio, como mi amado George Bernard Shaw, después de confirmar con su ma-mi-ta que estábamos un 150 % seguros tal y como lo exige Italo Calvino en la carta que publicó en 1975 el Corriere de la Sera en respuesta a Claudio Magris:

Traer a un niño al mundo tiene sentido sólo si el niño es deseado consciente y libremente por sus padres. Si no, se trata simplemente de comportamiento animal y criminal. Un ser humano se convierte en humano no sólo por la convergencia causal de ciertas condiciones biológicas, sino a través del acto de voluntad y amor de otras personas. Si este no es el caso, la humanidad se vuelve —lo cual ya ocurre— no más que una madriguera de conejos. Una madriguera no libre sino constreñida a las condiciones de artificialidad en las que existe, con luz artificial y alimentos químicos.

Sólo aquellas personas que están 100% convencidas de poseer la capacidad moral y física no sólo de mantener a un hijo sino de acogerlo y amarlo, tienen derecho a procrear. Si no es el caso, deben primeramente hacer todo lo posible para no concebir y si conciben, el aborto no representa sólo una triste necesidad sino una decisión altamente moral que debe ser tomada con completa libertad de conciencia. No entiendo cómo puedes asociar la idea del aborto con el concepto de hedonismo o de la buena vida. El aborto es un hecho espeluznante.

En el aborto la persona que es vulnerada física y moralmente es la mujer. También para cualquier hombre con conciencia cada aborto es dilema moral que deja una marca, pero ciertamente aquí el destino de una mujer se encuentra en una situación desproporcionada de desigualdad con el hombre, que cada hombre debería morderse la lengua tres veces antes de hablar de estas cosas. Justo en el momento en que intentamos hacer menos bárbara una situación en la cual la mujer está verdaderamente aterrada, un intelectual usa su autoridad para que esa mujer permanezca en este infierno. Déjame decirte que eres verdaderamente responsable, por decir lo mínimo. Yo no me burlaría tanto de las “medidas de higiene profiláctica”, ciertamente nunca te has sometido a rasgarte el vientre. Pero me encantaría ver tu cara si te forzaran a una operación en la mugre y sin los recursos que hay en los hospitales.

Lamento que tal divergencia de opiniones en estas cuestione
s éticas básicas haya interrumpido nuestra amistad.

En la clase de humor del pasado martes hablamos de este tema, porque nuestro economista bolche insinuó que es culpa del capitalismo el sentido de la posesividad. Expliqué que la naturaleza no confía en que en nombre del bien común todos tendríamos la capacidad de sacrificio y de desprendimiento que presupone la crianza, esa esclavitud vitalicia que no genera un murmurado signo de gratitud por parte de su beneficiario...Que nos seduce con un soborno bien inmediato y bien individualista, el orgasmo, con la misma lógica con la que el capitalismo apela al incentivo que exalta la posesividad...Comentamos que gracias a la posesividad podemos amar y considerar que este abominable universo hostil, vertiginoso e impersonal es nuestro mundo, hogar dulce hogar...Comentamos que en este país en el que Alfonsín, Federico Storani y otros evangelistas del divorcio fueron excomulgados en 1984, parece un "adelantado" un abortista en el 75...

Comentamos que no quedaría un solo ser humano en el mundo si hubiera que seguir la regla de Calvino, hablamos de las declaraciones del cienasta sueco Ingmar Bergman poniendo la concepción biológica por encima de toda creación artística, mencionamos "El vientre de un arquitecto", nos preguntamos dónde quedaría el criterio de Calvino de que lo esencial es la madre en el caso de los embarazos psicológicos (para abortistas tan fanáticos, en todo embarazo previo a los tres meses la criatura es igual de inexistente que en un embarazo psicológico), puntuamos la religiosidad de Tolstoi-la rusa nos reveló que en su país natal Dostoievsky no goza de mucho predicamento- y citamos de "Hombre y Superhombre" la rivalidad entre el hombre artista trascendental y la mujer madre:




 Tanner.-Ese es el lado diabólico de la fascinación de una mujer: hace que desee uno su propia destrucción




Octavius:-No es destrucción; es llegar a ser plenamente




Tanner: -Sí, para sus fines; y sus fines no son su felicidad ni la tuya, sino la de la Naturaleza. En una mujer la vitalidad es una ciega furia de creación. Ella se sacrifica a la creación; ¿crees que titubearía en sacrificarte a ti?




Octavius:-Precisamente porque se sacrifica, no sacrificará a quien ama.




Tanner: -Ese es el error más profundo, Tavy. Las mujeres que más implacablemente sacrifican a otros son las que se sacrifican. Porque no son egoístas, son bondadosas en las cosas pequeñas. Como tienen un propósito que no es su propio propósito, sino el de todo el universo, un hombre no es para ellas sino un instrumento para aquel propósito...




Octavius:-No seas mezquino. Las mujeres nos cuidan con delicadeza.




Tanner: -Sí, como cuida un soldado su fusil o un músico su violín. Pero ¿nos permiten algún propósito o alguna libertad que podamos llamar nuestros?¿Nos prestan uno a otro?¿Puede el hombre más fuerte escapar de ellas cuando se han apoderado de él? Tiemblan cuando corremos peligro y lloran cuando morimos, pero sus lágrimas no son por nosotros, sino por un padre que ha dejado de existir, por el alimento del hijo. Nos acusan de que las tratemos como meros instrumentos de placer, pero ¿cómo puede esclavizar a una mujer esa leve y pasajera locura que es el egoísta placer del hombre, hasta el punto en que puede esclavizar a un hombre el propósito de la Naturaleza encarnada en una mujer?




Octavius: -¡Qué importa, si la esclavitud nos hace felices!




Tanner: -No importa si no tienes un propósito tuyo y eres, como la mayoría de los hombres, simplemente el que gana el pan. Pero tu eres un artista, es decir, tienes un propósito tan absorbente y tan inescrupuloso como el de la mujer.




Octavius: -No es inescrupuloso




Tanner: -Muy inescrupuloso. El verdadero artista dejará que su mujer pase hambre, que sus hijos anden descalzos, que su madre se gane duramente la vida a los setenta años, antes que trabajar en algo que no sea su arte. Con las mujeres es medio vivisector, medio vampiro. Entra en relaciones íntimas con ellas para estudiarlas, para quitarles la máscara de los convencionalismos, para sorprender sus más íntimos secretos, sabiendo que tienen el poder de despertar su energía creadora más profunda, de salvarle de la fría razón, de hacerle ver visiones y soñar despierto, de inspirarle, como dice él. Convence a las mujeres de que pueden hacerlo para sus fines, cuando en realidad no piensa más que en los propios. Roba leche materna y la ennegrece para hacer tinta de imprenta con la cual se burla de la madre y glorifica a las mujeres ideales. Finge que le evita los dolores del parto, para guardarse para sí la ternura y los cuidados que pertenecen a sus hijos. Desde que existe el matrimonio, se sabe que el gran artista es un mal marido. Pero es algo peor: es un ladrón de niños, una sanguijuela, un hipócrita y un estafador. Que perezca la raza y perezcan con ellas mil mujeres, con tal de que ese sacrificio le permita representar mejor a Hamlet, pintar un cuadro mejor, escribir un poema más exquisito, una comedia más brillante, una filosofía más profunda. Porque tenlo en cuenta, Tavy: la tarea del artista consiste en mostrarnos a nosotros mismos tal como somos. Nuestra inteligencia no es nada más que ese conocimiento de nosotros mismos; y quien añade algo de ese conocimiento crea una nueva inteligencia con tanta seguridad como una mujer crea un ser nuevo. En la furia de la creación, el artista es tan implacable como la mujer, tan peligroso para ella como ella para él, y tan horriblemente fascinante. Entre todas las luchas no hay ninguna tan traidora y tan cruel como la lucha entre el hombre artista y la mujer madre. Lo que se ventila entre ellos es :¿quién utilizará al otro? Y es una lucha a muerte, porque, para decirlo en tu romántico lunfardo,se aman...


Ezequiel es ahora la luz de uno de mis ojos
Mira: si fuera pastor
y tu pastora fueras
me parece que andarían
mezcladas nuestras ovejas

(Estanislao del Campo,Poesías, 1870)

Desilusión popular: si bien en Río, a todos parece gustarle que al Papa lo sigan miles de fieles, en Argentina, Messi no suscita suficiente admiración por ser meramente el mejor jugador del mundo: su humildad y su monogamia tediosa lo vuelven refractario a la empatía...

las fotos hot de Helena que recorrieron Valentín Alsina: ¿eran trucadas como las de Messi?

Relevamos técnicas de humor en Groucho Marx ("Memorias de un amante sarnoso") y en Carlos Marx, en especial contra el anarquista Proudhón, que consideraba que la propiedad es un robo. Feroces sarcasmos de "Miseria de la filosofía" de Marx, escrito para refutar palabra por palabra a la "Filosofía de la miseria" de Proudhón nos movieron a carcajadas (por ejemplo la página en la que Prodhón no ve la caducidad de los instrumentos y modos históricos de produccción ni cómo condicionan al sistema socioeconómico, la que enumera un número de ingenuas redistribuciones diciendo que son tan ciertas como que dos y dos son cuatro: Marx mixtura el olímpico desprecio generalizador con la microscópica atención a una minucia en su ironía rabiosa: "todo lo que acaba de decir Prodhón acá es una reverenda estupidez, excepción hecha, claro está, me apresuro a aclararlo, de que dos y dos son cuatro")Hablamos de la emoción patética que ponen en juego el socialismo científico, las chicanas y psicopateos que tantas pasiones llenas de odio involucran, parangonamos la estilística cristinista, rememoramos la insólita declaración de De Narváez de que es peronista "de la tercera presidencia"...Gaby, como buena artista plástica rechazada por tercera vez en el Palais de Glace me pidió referencias acerca de cómo Hitler fue rechazado por la Academia de Arte de Viena, como para ver si podía urdir alguna amenaza con eso...Hablamos de Morton Rue y "The wave" desmenuzando la autorrefrencialidad-el docente hace vivir el nazismo a los alumnos de historia. Contamos el experimento Milgram, la obediencia a órdenes criminales, la ironía de que el voluntario del experimento crea que se trata de un test de memoria bajo presión. Un alumno insinuó que todos somos malvados bajo la superficie y hubimos de explicarle las circunstancias específicas que dicha experiencia demostró como caldo de cultivo. Hablamos del concepto de William Golding de "proteger a la estrella" y un film en el que "Sandra Bullock es Gardel". Como ejemplo de hipérbole leímos el sketch de Monthy Python de los ricos que exageran lo pobres que eran ("nosotros nos levantábamos tres horas antes de habernos ido a acostar"). Hablamos de "Historia de la estupidez humana" de Paul Tabori y de la estupidez de la duda (cuando a Edison presentando el fonógrafo se lo acusó de ser ventrílocuo). Un alumno reveló que le ofrecieorn la importación de fax y que la rechazó porque no le vio futuro a esa tecnología. Le recordamos la escena en la que Albert Brooks rechaza acciones de Casio por descreer que los japoneses puedan hacer buenos relojes en "Defending your life" ("Visa al paraíso")
.
 El alumno arribó a una conclusión congestionada a la que respondimos con gestión: la de que solamente nos arrepentimos de lo que no hicimos, nunca de lo que sí...Freud podría justificar el dictamen opuesto: ya que no hay representación psíquica de lo que nunca emprendimos como para que nos traume...
Nos reímos de muchos spots políticos y conté cómo perdí mi nacionalidad alemana para hacerme argentino para votar a De la Rúa. Fue el climax de la noche. Narré mi indignación en la embajada : -¡¡¡¡Nací en Alemania!!!! les gritaba yo y ellos, secamente respondían: "Si un gato nace en un horno, no es un pan"...Hablamos largo y tendido al respecto, jugaron con la idea de horno crematorio, recordaron lo indeleble que es la maldición de la nacionalidad argentina adquirida por opción

Helena declaró que la sociedad argentina no está madura como para aprobar la Ley de aborto retroactivo, y dijo que es algo que verán a lo sumo nuestros nietos...a pesar de que por primera vez podrá votar por tener ya 16 horas de vida, se mostró parca y reticente a la hora de emitir declaraciones que permitan adivinar por quién se inclina o más aún por quién se cae aparatosamente...

La madre de la criatura, Verónica, dijo que si bien Helena es un poquito "calvina" confía en que no tendrá un pelo de tonta y que frente a las descabelladas propuestas de los candidatos con brbas candadito no se sentirá interpelada...
la pequeña adoptada, recién llegada de Trinidad y Tobogan, ya duerme en el Hogar Me Hacen Felices Los Niños, donde disfrutó del debate en el que Carrió llamó "mierda de personas " a sus compañeros de fórmula "dicho sea en el marco de una nueva matriz de consenso y libertad de diálogo democrático" 

2 comentarios:

  1. Anónimo1:43 a.m.

    Usted es la envidia de Francisco, los gurrumines ¿bien? espero que si. Le comento, de todas meneras entiendo que a su ya apretada egenda con tantos eventos, como ir a cenar a la embajada de Ensuvida, ahora también esté ocupado con su Bipapalidad. Igual le anuncio que el miercoles que viene, si el 7 de agosto, a las 21 hs.después de pasar por San Cajetano, voy a monologar en el lugar que fuimos a ver stand up, que esta cerca de la casa de Seba, ahí en Caballito. Sé de sus ocupaciones, y lo entiendo (ortiva no queres venir, ja)no es broma. Ya habrá tiempo para nuevos encuentros. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:45 a.m.

    http://en.wikipedia.org/wiki/The_Beatles'_Decca_audition
    estupidez de la duda
    Juan

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...