viernes

SEPA CÓMO SERÁ EL DESDOBLAMIENTO DEL DÓLAR



Antes que nada quería agradecer a todos los que me hicieron llegar sus saludos y un pingüino y un perrito y sus deseos de que mejore...
Mi genial amigo Sebastián Gioseffi descubrió un formato excelente para escribir divertimentos y que sean leídos con agilidad: lo pueden ver aquí

respuestas hasta el momento: perfecto uso de la web, me parece. y muy divertido. aunque le vi demasiados errores de tipeo (y comas a mi gusto mal puestas). y la pantalla negra me arruina los ojos. esas serían mis críticas formalistas. 
Paola Catalina Brunetti Buenísimo, buenísimo! me encantó.

Para quienes prefieran la lectura tradicional, copio los textos, en uno de los posible órdenes...

ojalá les parezca gracioso...
http://www.philome.la/SebaGioseffi/sepa-como-ser-el-dolar-desdoblado/playhttp://www.philome.la/SebaGioseffi/sepa-como-ser-el-dolar-desdoblado/playhttp://www.philome.la/SebaGioseffi/sepa-como-ser-el-dolar-desdoblado/play
La vida es realmente hermosa, merece ser vivida. 

¿Con qué derecho la gente se indigna? ¿Quién se cree que es? Alguien que no puede justificar que sus moléculas lo configuren.

Eso la verdad es que me da por el hígado. Gente que se irrita.

Ahora se habla mucho de Neurofisiología y uno se da cuenta de que la mayoría de los cerebros de las personas son más inteligentes que las personas. 

Me caracterizo por mi inusitada paciencia. Soy famoso por mi tolerancia. Es decir, tolero cosas que, francamente, nadie podría tolerar. Y menos que nadie, yo. Pero todo tiene un límite


El cerebro de Marcelo Tinelli es capaz de aprender a tocar el violín en tres meses. Marcelo Tinelli, no.

Es decir a Marcelo Tinelli no le interesa aprender a tocar el violín. Y lo bien que hace. Tiene toda la tortaYo, si sería él...

No sé. Creo que nací atrapada en el cuerpo de un marsupial. La operación para ser primero humana, y después de sexo femenino era muy onerosa para mi familia, que vivíamos en Nueva Zelanda, alejados de la civilización. 
Se suele decir, con mucha ligereza, que Kant no revisó los prolegómenos para la paz perpetua, y los porteños sobre todo, no digo todos, creen que hicieron mal en repeler las invasiones inglesas. Es un contrafáctico. No saben nada del efecto mariposa.
Si Argentina fuera colonia inglesa, para empezar, el Sumo Pontífice, con todo el respeto que me merece la grey, se tendría que meter el crucifijo en el medio del orto, porque el anglicanismo, creado pura y exclusivamente por un asunto de polleras (y no me refiero a Escocia), volvería del todo imposible el nombramiento de un Papa argentino.

En realidad, yo soy un efecto atrapado en el cuerpo de una mariposa. Y yo pensaba ser un efecto duradero, pero mi especie vive un día, y ni siquiera todo el día de vida en calidad de mariposa. Hay que pagar derecho de piso. Se empieza siendo oruga. Un efecto duradero, atrapado en el cuerpo de una oruga. Y además un efecto duradero, yorugua. Estoy en la crisálida y quiero tomar unos mates. Nunca vi ni Pocitos, ni el departamento de Durazno.

Si hablamos de fruta no hay que mezclar peras con manzanas. Estoy más cerca de Siria, que es la capital de Damasco, que de la manzanita de Jéssica Cirio.

No pensaba hablar de política pero el regreso de Cristina me recuerda a mis primeros años en un colegio alemán



, porque en alemán la palabra "yo" se dice "ich", y ella nombró como jefe de gabinete a un buen señor llamado Capitán-Yo. Creo que no hay que haber pasado por la Universidad de Psicología para entender el fuerte papel que juega el Ello.

Que ha de pronunciarse "ellio", y que fue descubierto por inferencia estudiando el átomo de hidrógeno, aunque ahora sirva para los globos de esos que vienen con un palito, y te venden a veinte mangos en Parque Centenario. Una derivación inesperada. Ellio se debe a que el carro de Apolo, conducía al sol que en griego se dice helio.

Claro que hoy en día, le decís a tu chica, "sos un sol", y no querés con eso decir que no podés soportar su presencia excepto a determinadas horas. 
Al contrario, con tu chica tenés piel. En cambio el sol te da cáncer de piel. Digamos que solo elegiste a tu chica porque con ella tenés piel. Muy pronto se apaga el deseo y tenés que hacer toda clase de cosas con ella para las cuales nunca la hubieras elegido, ni ella a vos. Hablar, por ejemplo. Hacer compras en común en la verdulería. Definir consensuadamente quienes son tus buenos amigos, qué familiares tuyos te quieren verdaderamente, cómo vestirte, la clase de higiene que tenés que demostrar, los valores morales de tu clase social, y muy especialmente por qué equipo de fútbol hinchar. Por lo menos las cosas son así acá en Luxemburgo. Supongo que otros países prescinden de ese fanatismo por el fútbol.

Mi fruta favorita es la naranja, porque en realidad es también un color, y yo en realidad odio las frutas pero amos los colores.Tolero las frutas porque son de colores. En realidad mi fruta favorita es la bergamota, porque también contiene el color mota. No es un color en sí mismo, sino más bien una tonalidad. Se habla de un verde mota, o de un verde petróleo, o de un verde mostaza, o de que las cosas están pasando de castaño a oscuro, o en algunos casos dramáticos de amarillo patito a rosa ratón. No me consta. Yo, daltónicoEs una condición que heredé de mi abuelo. Mi hermana no es daltónica. Ninguna mujer del mundo, hasta donde yo sé, es daltónica. Pero pueden ser albinas. O diabéticas. Incluso las hipertensas no son responsables con su medicación. Y la enfermedad afecta el color de su voz. Les gustan los chistes verdes y el humor negro, porque ven la vida color de Juan Manuel de Rosas.

Todos sabemos que Darwin pidió una audiencia con Rosas para poder embarcar en el Beagle, que venía desde Montevideo. Es increíble que Darwin, después de esta entrevista, no viera en El Restaurador al eslabón perdido. Y eso que era científico


Estamos hablando de peras, Kepler el astrónomo descubrió que las órbitas circulares eran en realidad espéricas, en forma de esfera pero no perfectamente redondas. Algo que descubrió Sommerfeld, haciéndole flaco favor a Niels Bohr, salvando su teoría cuántica. Ningún argentino lo hubiera hecho por amor a la ciencia sin preguntar primero, "¿cuántico hay para mi?"
Y con esto no quiero imputar a Wanda Nara, porque cuando un argentino dice "Qué puta resultó ser", jamás de los jamases alude a que ella le importe el dinero. Más bien alude, con una explicitud grosera, a que sin fines de lucro sucumbe a los valles del erotismo, es decir, todo lo contrario a una trabajadora sexual. 
Tuve ocasión de visitar Buenos Aires en 1932, y no creo que las cosas hayan cambiado mucho desde entonces. Si no fue elegido el país más corrupto del mundo, es porque algún argentino pagó.

No todos los argentinos son iguales. Por ejemplo, un argentino morocho de ojos negros no es igual que un argentino rubio de ojos azules. Pero yo no iba a eso, porque no soy esa clase de persona. Para mi me es indiferente el color de piel, siempre que tengan dinero
Se suele decir que los argentinos son arrogantes, pero el campeón mundial de la humildad también es argentino. Y hasta lo nombraron representante de Dios en la Tierra. 
Cuando trabajás de freelance, te ofrecen una plata que no es acorde a tus méritos, solo responde al presupuesto con que cuenta tu empleador. Es natural relacionar esto con la inmortalidad del alma. Pero yo en cambio tiendo a pensar en que la vida es muy injusta, porque las mujeres que tienen buenas tetas, tienen dos buenas tetas. Y las que no, supongo que no tengo que seguir desarrollando, ampliando, inflando mi argumento.
Hoy en día se dice cuando una chica tiene pechos sobresalientes, que tiene dos cabezas de enanos humanos.

Quizá en un momento de plenitud erótica altos enanos.

Muchas veces estuve deslumbrado por el resplandor del reflejo de mi ser en anos que se vislumbraban desde espejos en el techo. Lo digo sin falsa modestia. Vivimos en una época fisicalista. Sin dudas, un Sócrates se rajaría las vestiduras por ver al espíritu sometido al incontinencia lúbrica, pidiendo que lo denominen "Marta". Si Platón viviera, sería el hombre más longevo del universo. Saldría en el Guinnes y probablemente Julián Weich en persona lo entrevistaría. Su poca experiencia en televisión podría hacer que Platón quede como un tarado, por eso no hay que prejuzgar por las apariencias y es necesario poner en perspectiva la balanza.

El último  grito en materia de adelgazamiento es el café verde. Lo comprás en una dietética, le ponés agua para hidratarlo. Tómese después de hidratarlo con constancia. En lo posible, acompáñese con porciones en platos pequeños donde la comida rebosa. Si nos acostumbráramos a comer lo mismo que comió Wolfang Amadeus Mozart en treinta y cinco años, reduciríamos el riesgo de ataque cardíaco en un porcentaje difícil de calcular hoy en día, porque la Academia de Medicina está intervenida por Kicillof.
Si pedís milanesa con papa frita para tu amiga de Istambul te las hacen marchar pero se llama La Marcha a la Turca.
Me pregunto si los chilenos estarán felices de que chilena signifique pegarle a la pelota haciendo la vertical, tanto como los turcos estarán orgullosos de lo que significa hacer una turca.

Una mexicaneada es una traición. Y a una extorsión se la denomina chicana. Los chicanos son latinos que viven en Miami. Y los extorsos eran sumerios que vivían en Babilonia. Había perdido sus grandes torsos, deshidratándose por tomar café verde.

Siempre fui de la opinión de que los nazis se la llevaron de arriba. Habría que clonar seis millones de veces a Hitler y matarlo, pero la justicia lenta no es justicia. De todas maneras mi límite para el humor es Justin Bieber.

El universo mismo no es infinito. Nos llevaría a la discusión eterna entre Einstein y Stephen Hawkings debatir eso. 

Si tiene razón el prestigioso paralítico ese, es cosa de mandiga. Porque Borges, que era ciego también, escribió El Aleph. Y El Aleph y el Big Bang, un solo corazón. 

Mi intento de vincular a estos dos maestros de la inteligencia tiene que ver con que ninguno de los dos se dedica como la mayoría de los mortales a pensar todo el día en ponerla. En eso tengo que sacarme el sombrero. Porque lo cierto es que yo mismo, así como me ven, pienso en sacarle la ropa a toda chica en edad de merecer que tenga a tiro. No solo el sombrero. Pero no. Por suerte quedan caballeros, decentes, como Jorge Luis Borges y Stephen Hawkings, cuya humildad los convierte en gigantes. Frente a ellos somos apenas enanos humanos.

Ya sé, se me dirá si se quiere que un caso es un punto del espacio que los contiene a todos, por ejemplo a Borges visible en miniatura, y a los semáforos, y a los cocodrilos, y en el otro caso el punto infinitamente pequeño que explotó dio origen a todo pero no contenía, por así decirlo, a un parapléjico científico en miniatura.

Pero yo solo soy un neófito en la materia. Las generaciones futuras que me lean deberían ser indulgentes con mi falta de acceso a una educación privilegiada. En realidad, con los docentes de mierda que tuve, es un milagro que yo haya llegado a la idea de articular el Big Bang con Funes, el Juguete Memorioso. Es una idea que yo tiro para que otro la desarrolle. O sea tiro, la piedra y escondo el cerebro. Porque mi cabeza no da para más.

Hay frases que me sorprenden. Cada vez que me desnudo, las mujeres me dicen, "Faltaría más". 

Si pregunto el nombre de una calle, me responden, "Me mataste" o "Si te digo, te miento". En mi Bélgica natal nos limitaríamos a responder, "Lo ignoro" o "No existe respuesta posible para tal pregunta" o "Yo no sé si existe respuesta posible para tal pregunta" o "Si quiere lo acerco".

Es decir que nadie sospecha que en Perú el dinero se llama sol.

Hablando de tortas, ayer fue mi cumpleaños. Lo digo con respeto, sin ánimo de ofender a todos aquellos y aquellas, que no reciben tortas en su cumpleaños. Sé muy bien que no se desprende necesariamente el tema de las tortas del de los cumpleaños pero lo que quería decir, es que la índole de felicitaciones que he recibido, fue muy ofensiva: "Ojalá tengas una vida hermosa" o también "Que llegues a ser la persona que siempre soñaste ser". Jamás he sido más insultado en toda mi vida. No había posibilidad de felicitarme por algo que ya soy. Yo reconozco que soy una lesbiana atrapada en el cuerpo de un hombre, soy torta.

Es muy difícil ponerles límites a los hijos. Cada uno es singular, a la menor le puse Límite, pero se burlan de su nombre.



                        Límite Brauer, celebrando mi natalicio

2 comentarios:

  1. Anónimo12:11 a.m.

    Oh!!! Me olvide de tu cumple!!! Menos mal que tu torso desnudo me lo recordo (por lo bien que te mantenes, claro)!
    Tu hija tiene cara de intelectual en la ultima foto. Esa mirada altiva la delata (aunque tenga los ojos cerrados en señal de desprecio por su padre ignorante, que hace haciendome muecas pelotudas como si yo fuera una beba del monton).
    Voy a Buenos Aires en Enero, nos vemos?
    Juli

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:22 p.m.

    Perdon, no entendi. ¿Es de Sebastian o de Brauer?
    ¿porque con hipervinculos?
    Si clickeo cerebros, me pierdo limites. ¿Que es? ¿Arma tu propio chiste?

    muy Marta Minujim para mi. paso

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...