martes

El nuevo libro de Belén Francese: "El hombre que confundió EL HOMBRE QUE CONFUNDIÓ SU MUJER CON UN SOMBRERO con EL PRINCIPITO"

de "El pulgar del panda", Stephen Jay Gould
para mantenerse en funcionamiento los grandes mamíferos no necesitan generar tanto calor por unidad de peso corporal como los pequeños: las diminutas musarañas se mueven frenéticamente, comiendo prácticamente durante al totalidad de sus horas de vigilia para mantener sus hornos metabólicos al ritmo más elevado de todos los mamíferos; las ballenas azules se deslizan majestuosamente, con sus corazones latiendo al ritmo más bajo de todas las criaturas activas de sangre caliente (...)la duración de la vida de mamíferos pequeños y grandes está ajustada al ritmo y todos viven la misma cantidad de tiempo biológico.


(...)


Homo sapiens emerge de este análisis como un animal muy peculiar: vivimos mucho más tiempo de lo que lo haría un mamífero de nuestro tamaño

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...