domingo

EL GOBIERNO CULPA A UNA PRESUNTA "SOBREDOSIS DE HEROÍNA" POR LA MUERTE DE PHILIP SEYMOUR HOFFMAN



Buenos Aires (por nuestra corresponsal para Latinoamérica, Carolina Pallazo): Con la obcecada tendencia a negar hechos incontrovertibles, como lo viene haciendo desde la intervención del mecanismo de medición de la inflación, el Gobierno asegura no tener la culpa de la pérdida que enluta a todo el mundo artístico y a todo el universo de espectadores que amábamos interpretaciones tan admirables como la que le valiera el Oscar en "Capote". 
Con un cielo encapotado, la cara visible de la asociación ilícita que todavía tiene la responsabilidad de dirigir los rumbos de la patria por dos años más, Jorge Capitanich, afirmó que ni la inseguridad, ni la baja en las reservas, ni la improvisación artística brillante de los estadistas K fueron la causa material de que se tronchara en la flor de la edad la vida y, con ella, los proyectos para las futuras obras de quien fuera, según los miltantes camporistas y, de acuerdo a sus iniciales,  "peronista, socialista y honesto".
Mientras un encendido Randazzo estudiaba la posibilidad de que el Estado salga como querellante a denunciar el uso de estupefacientes para sobrellevar la existencia, en lugar de fanatizarse monocausal y acríticamente con unos slogans categóricos, Axel Kicciloff insistía en que la liberación parcial del cepo al dólar no tiene por qué causar más muertes entre los más encumbrados histriones de la pantalla grande. 
El grupo de actores y amigos del extinto astro que conforman la comunidad denominada "Colegas del dolor" se reunió frente a la Casa Rosada a protestar con el ya clásico mecanismo de quema de neumáticos, percusión de ollas y escrache entonando con prosa rimada "NI POR MARICA NI POR DROGADO/ A PHILIPITO LO MATÓ EL DÓLAR SUBSIDIADO".
Alegan que con un dolar a 500 pesos, seguramente el precio de toda sustancia psicoactiva agravado (y gravado por la ilegalidad) impediría las altas dosis que dieron por terminadas las funciones cardiorrespiratorias del dúctil blondo.
Por Twitter, su órgano de prensa actual, la Excelentísima Presidenta de la Nación negó que su frase "nos quieren hacer comer sopa otra vez pero con tenedor" se vincule al empleo de la cucharita durante la cocina de la heroína en su consumo. La frase, recogida en "The Economist", There are some people, she wrote, who “want to make us eat soup again, but this time with a fork.”
http://www.economist.com/news/americas/21595471-latin-americas-weakest-economies-are-reaching-breaking-point-party-over

confirma la sensación que a todos y a todas nos diera como que la Presidenta no esCUCHARA

2 comentarios:

  1. Anónimo12:25 a.m.

    un actorazo, tenía mas vena que nuestro autoctono Fabian en las mismas, y aunque le ofrecieron hacer de "sony" en lugar de John Donson, él eligió la mas dificil, hizo de negro en Miami Vice, cuando todavia era tiernito y apenas fumaba fasito, y cambiando sutilmente su nombre artristico por Philip Michael Tomas interpretó al detective "Rico Rico" en su papel más lo-dro-g-r-ado. bueno, le venia bien cualquier papel parece... igual lo que dicen que era aficionado al abuso de aspirinetas son falacidades de los cazabrujistas caretas de siempre.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:44 a.m.

    que traduzcan esa expresión gauchesca para ridiculizar a Cristina es como que digamos "el tarado de Obama dijo que se solucionó el misterio y el gato está fuera de la bolsa"

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...