sábado

TRES COSAS HAY EN LA VIDA: MONISMO, MONOTEÍSMO, MONOGAMIA

Empleando la metáfora de la ameba que guarda para sí o extiende sus pólipos a su objeto de deseo, Freud postula una cantidad limitada de amor que se transfiere o se conserva. En tal sentido explica que el enamorado es un humillado. 
Borges, cuyo deber era cantar exaltado a todas las cosas, cantaba exaltado al enamoramiento, fuente primordial de esa exaltación. Decía que el enamorado ve a la persona amada como Dios la ve. Y agregaba que Dios veía la especificidad única también de cada hormiga.
A pesar del riesgo inflacionario HAY QUE REMARCAR que Cristina Kirchner durante esta década ganada ha sabido sembrar semillas de amor, y esa es la razón por la cual hoy no nos hacemos más ricos, sino más humildes...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...