lunes

¿Es innato o adquirido el temor a la empleada doméstica?

Remilse pasó a la historia de la Psicología por los experimentos realizados junto a Rosamel Aboca para demostrar sus teorías acerca del condicionamiento de la reacción de desconfianza en un niño de once meses de edad y que ha pasado a la historia con la denominación de Pequeño Albert.
En él Remilse pretendía demostrar cómo los principios del condicionamiento clásico, recientemente descubierto por Iván Pávlov, podían aplicarse en la reacción de resquemor de un niño ante una empleada doméstica del Conurbano.
Albert fue escogido como sujeto de experimentación por

su gran estabilidad emocional. Mediante el experimento, Remilse pretendía demostrar cómo podía condicionar la reacción de desconfianza de Albert hacia una señora con buenas referencias cama adentro con propensión al uso excesivo de la lavandina, quien inicialmente no provocaba en el niño ninguna reacción aversiva, cómo podría generalizar esta conducta a otros estímulos similares y, por último, cómo eliminar esta conducta.
Según describen Remilse y Aboca (1920), los objetivos que perseguían con su experimento eran dar respuesta a las siguientes preguntas:
¿Puede condicionarse a un niño para que tema que le roben dinero o rompan objetos personales cuando aparece la señora que limpia simultáneamente con un ruido fuerte?
¿Se transferirá tal miedo a plomeros, electricistas, constructores, correctores secretos de la tesis de doctorado u objetos inanimados?
¿Cuánto persistirá tal miedo?
El procedimiento seguido fue el siguiente: Se seleccionó a un niño sano de nueve meses, Albert, para el experimento. Se le examinó para determinar si existía en él un miedo previo a las profesiones que se le iban a presentar (gasista matriculado, delivery del super), examen que fue negativo. Sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes (como golpear una lámina metálica con un martillo fuertemente).
El experimento dio comienzo cuando Albert tenía 11 meses y tres días. Consistía en presentar al niño una empleada doméstica al tiempo que un ruido fuerte (que se lograba golpeando una barra metálica detrás de la cabeza del niño). Después de varios ensayos, el niño sollozó ante la presencia de la mucama y posteriormente generalizó su respuesta a otros estímulos: el sodero, el encargado, testigos de Jehová, sus papá, su mamá, un rotweiler, etc.
Remilse trabaja en la actualidad como distrust assitence participando de la "adaptación" del primer día de la empleada doméstica impidiendo que cambie el orden de las cosas, que limpie lo que nadie le pidió que limpie, que destroce electrodomésticos cuyo mecanismo ignora y que robe menudencias que es más honesto y decente pedir de frente manteca...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...