martes

Hace un año y un mes que estoy en paés y ya se hablar castellaina



tengo amigos que son escritores y sin embargo jamás publicaron un libro...leo lo que escriben y lo considero literatura (a muchos libros publicados, no)...lo cual me resulta misterioso porque no existen policías que lo sean aunque no hayan "triunfado"...con el oficio de empleada doméstica sucede que llegan a una casa desconocida y usan sus escobas y sus trapos de piso y eso no acaece con el médico que cuando te visita no usa el instrumental que tenías en tu casa...es tan difícil establecer leyes universales que hoy en día la credulidad en un saber inconmovible solo está sostenida por la ignorancia...un ejemplo de "verdad en contexto" es el de las palabras españolas...recuerdo a una amiga venezolana a la que recogimos en el aeropuerto a las ocho de la mañana: -necesito un tinto-nos dijo y nos miramos sorprendidos de su tempranero alcoholismo (resultó que así se designa en el país de la mitad mayoritaria al café). En "El libro de los seres imaginarios" Borges confiesa su sorpresa al descubrir que las combinaciones que libremente podía producir la imaginación humana (la quimera, la esfinge, el ratón alado) son más limitadas que las variaciones de especies reales...algo similar sucede con la combinatoria de vocales y consonantes...misteriosamente el porteño no puede prescindir de la palabra "gato" pero la usa para a) un felino b) un cricket para reparar un auto c)una peluca d) una "mujerzuela" e) el vocativo de moda para llamar a un canchero...casi como si recordáramos el antediluviano chiste del gato como animal que es cuatro veces animal 1) es gato 2) araña 3) te lo quieren pasar por liebre y 4) es mula

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...