jueves

¿REDRADO, BOLIVIANO?

Grynszpan, el judío, asesinó a Rath, el nazi y sus abogados franceses le recomendaron, por más que haya dicho "no soy un perro, los judíos tienen derecho a vivir en el mundo" despolitizar el crimen...este asesinato que sirvió de excusa para desencadenar la denominada "Noche de los cristales" iba a ser coronado con un juicio ejemplar, con el que Hitler cimentaría la noción de conspiración sionista...pero sus abogados Frankel y Moro-Giafferi le recomendaron alegar que se trató de un crimen pasional, que lo mató por celos, porque ambos eran gays...De este modo, a la manera del film "El placard" donde un heterosexual evita el despido fingiéndose homosexual, la gran restauración del honor nazi se vio suspendida y simplemente se lo condujo con toda reserva a un campo de concentración, tratando de evitar que se filtrara el escándalo de que un miembro de la raza aria abrazaba el homoerotismo...Esa solución nos remite a la del rabino que es sorprendido por una redada policial jugando al poker por dinero junto a un pastor y un cura...el comisario no quiere problemas y le pide para poder hacer la vista gorda a cada líder religioso que jure que no estaba jugando al poker por dinero: juran el pastor y el cura y el rabino se rehusa...insisten...se niega, por último con una risita pregunta ¿ constituye un delito estar jugando al poker por dinero yo solito?

Martín Redrado acaba de ganar un juicio que no demuestra que no se la coma doblada (tampoco los duelos a muerte servían de demarcación científica), pero sí, que no tenemos derecho a andar difundiendo la especie

A raíz del juicio que mi tocayo y ex "voy al Golden", digo "golden Boy" Redrado le ganó a la novia de otro insigne economista porque fue tachado de gay (con esa literal palabra), recordé otro juicio en el que el insulto era "boliviano", dicho por Luis Sperdutti para degradar en su invectiva imprecatoria, en su ignominiosa afrenta, a unos hinchas de fútbol jujeños: http://www.arengadeportiva.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=20882
Me resulta interesante desde mi punto de vista de amor al humor involuntario, el hecho de que llamar "gay" o "boliviano" a una persona con intención de humillarla, presupone dos simultáneos delitos.
En primer lugar es una injuria a la persona a la que se descalifica y en segundo lugar es un atentado a la integración de minorías tradicionalmente oprimidas, perseguidas y vilipendiadas. 
Lo que me parece irónico es que cada uno de los delitos invalida al otro. Quiero decir, desde el momento en que accedemos a la idea políticamente correcta de que ser gay o ser boliviano es algo igual de bueno o igual de malo que ser heterosexual o ser argentino, se desmantela como categoría peyorativa la palabra en cuestión. Redrado solo puede sentirse tocado en su pundonor masculino si para él fuera vergaonzante pertenecer al gremio de preferencias sexuales alternativas. Y si para él lo fuera, él mismo estaría incurriendo en uno de los dos delitos simultáneos y contradictorios. 
Al momento de denunciar como lesivo el calificativo, está discriminando. 
Se me dirá que es la intención de lastimar lo que se juzga y que si alguien con saña ponzoñosa hubiera dudado de sus dotes de bailarín de ballet, sería lo mismo. Pero no hay gente rechazada, desvalorizada y agraviada en nuestra sociedad por no saber bailar lo suficientemente bien el ballet.
Más allá de que "antisemita" es un rótulo que incurre en el mismo racismo que pretende desterrar (dado que el pueblo judío carece de rasgos étnicos diferenciales después de la diáspora) y más allá de que "homofóbico" es un rótulo que incurre en la misma medicalización que pretende desterrar (ser gay significaba ser un perverso, clínicamente diagnosticado, como esta otra alienación mental, la fobia).
Y más allá de que "pedófilo", a mi juicio, es demasiado poco peyorativo, "el que ama a los niños".
Tal vez se vería el error que señalo si extendiéramos su lógica: a homofóbico le podríamos agregar "homoparanoico". de hecho conozco a varias homoparanoicas que creen, precisamente, que si no te das vuelta para mirarles el ojete, sos puto.
¿Se dirán entre gays, "no heterosexualées y compratelo que te queda divino"? Sospecho que no, que ni "blanco de mierda", ni "católico del orto" son insultos, dado que representan la mayoría deseable para la prejuiciosa doxa. En las villas se descalifican con un "no seas villero" al tiempo que detestan a los chetos, porque, en una síntesis marxista, todo lo que poseen lo tienen a costa del pobre. 
En ese sentido al menos ser despreciado por la religión o la raza o una enfermedad parece más reconfortante: el Dios monoteista no se obtuvo robándole a la Santísima Trinidad, la piel oscura no se entenebreció gracias a melanina hurtada a los paliduchos y patear para el otro lado...bueno, eso quizás sí. 
aunque seas homofóbico podés recordar a este diseñador con cariñosa envidia: en el minuto 1: 00  Jorge Ibañez le toca las tetas a Karina Jeniek: 

Michael Moore siempre ágil y descontracturado, instaba a celebrar la homosexualidad con un "más chicas para los que no lo somos".
Si creyéramos a (en) Freud, tendríamos que reconocer que ser argentino no es reprimir la interior bolivianidad, mientras que ser bien machote o al menos ceñirse al esteretipo de la época, sí.
Yo concluiría, para ver si podemos acabar, dado que mis textos siempre son demasiado largos y parecen ser una compensación de..., que la ironía explícita expresa la felicidad de la inteligencia y la elaboración y que el insulto directo nunca sirve para nada.
No hay mayor agresión dicha, que la dicha con condescendencia, así como yo no conozco mayor dicha, que la dicha con descendencia

1 comentario:

  1. Anónimo2:55 a.m.

    Algo parecido trasunta el “enano fascista” donde se pretende hiperbolizar el agravio “fascista” con el supuesto insulto “enano”. Sin contar que algunos se enorgullecerian del “fascista” tanto como si les endilgaran un “machista” u “obsesivo sexual”
    También los eufemismos “no vidente” “lisiado” “discapacitado mental” procuran sobreentender que “ciego”,”paralitico” y “mogólico” son agravios.
    Sin embargo, cuando todos saben que “la Boca está de luto, son todos negros, son todos putos” no es discriminacion, sino licencia poetica. Mas literariamente aberrante seria un “tienen escorbuto” o “les gusta Pluto” (aunque no desentonaria “son todos bruto”). También incurren en adulteración de la consonántica” quienes pronuncian “putoS”.
    Si Redrado no puede argumentar que “gay” es un insulto, podria argüir que es una difamación porque es mentira que le gusten los hombres, Pero la Justicia deberia demostrar y fundamentar tal falsedad. Y la única forma seria someterlo a los rigores de un marinero zulú, y con un detector de placeres detectar el grado de disfrute del enRedrado. Sus gustos por las mujeres, no demuesrtan su falta de homosexualidad, por que sus heterosexualidades son relativaS al azar. Luego, fiscal o defensores podrian solicitar repetición de la prueba de aversión al morochongo.

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...