lunes

Alpiste

Cuscús buscó indagar a fondo este asunto y se entrevistó con el director de la revista ornitológica "Bird TUD", que se traduce como "Ave's Truth", el etnólogo y especialista en corrientes francmasónicas entre papagayos, Dr. Bral Pist:

Cuscús: -Paloma Picasso solía decir que las palomas tienen un pico corto, un chiste que vuela bajísimo, casi arrastrando no sin romanticismo las alas de la metáfora del cortejo

Bral Pist: -Páaa...jarito

Cuscús: -Queríamos saber para los lectores y las lectoras del país del ex-churrasco ahora milanga de soja, qué significan los fondos buitres, qué anida detrás de sus garras, si un país como el nuestro quedará desplumado aunque le había costado un huevo, para decirlo a vuelo de pájaro, darse un piquito con la prosperidad todavía pichona

Bral Pist:- Creo que los argentinos repiten como loros ahora la pregunta ¿qué es un fondo buitre, qué es un fondo buitre? y no se lo pueden sacar de la cabeza, como le decían a un amigo mío las chicas que se le enamoraban, en parte porque era muy carismático y en parte porque tenía una malformación en el miembro llamada "pico de loro", que hacía precisamente que el "desenganche" tras practicarle el sexo oral requiriera a veces la ayuda de terceros. Pero no me quiero ir por las ramas. No creo que le interese mi capacidad para hablar de otras cosas que de la rapacidad de los falconiformes tanto del orden cathartidea como accipitridae...

Cuscús: -En realidad nos interesa saber por qué se llama "fondos " a estos buitres, digo, al revés, dado que en el fondo no hay ética entre conductas estereotipadas, determinadas por instinto y además ¿por qué sería más cruel, avariento y condenable un animal que elimina cadáveres en descomposición engulléndoselos? Siempre me pareció injusto considerar primorosamente delicada a la mariposa y grosero al tapir: cada uno está perfectamente adaptado a su medio y ha de medirse su éxito en la vida en cuánto pudieron alimentarse, ser líderes de su manada y reproducirse. La fábula de la hormiga y la cigarra es negar la biodiversidad, dotar de antropomorfizado animismo a especies con otros parámetros y ponderar desde categorías morales improcedentes, desde mi humilde opinión. Creo, si me está permitido el aseverarlo, aunque, claro ¿quién soy yo para meter cuchara en esto?, que los responsables de esta taxonomía de animales buenos y animales malos son inoperantes y deberían ser ahorcados en sus propios intestinos, si no fuera porque su ineficacia no nos garantiza su deceso y entonces tal vez haya que recurrir a una buena soga. Es solo mi modesto punto de vista y se puede estar de acuerdo o no, pero no quería dejar pasar la oportunidad de traerla a colación.
Bral Pist: -Dado que abre usted esta perspectiva, permitame citarle un ingenioso artículo escrito por Umberto Eco, a raíz del fallecimiento de unos niños jugando en el estanque del oso en el zoo de NY: " No se dice que tienen derecho a la supervivencia, aunque, según sus costumbres, sean salvajes y carnívoros sino que se les hace respetables, haciéndolos sensibles, graciosos, bonachones, benévolos, sabios y prudentes.No hay nadie más imprudente que un lemming, ni irás perezoso que un gato, ni más baboso que un perro en agosto, ni más maloliente que un cerdo, ni más histérico que un caballo, ni más cretino que una mariposa nocturna, ni más viscoso que un caracol, ni más venenoso que una víbora, ni menos fantasioso que una hormiga, ni menos musicalmente creativo que un ruiseñor. Simplemente hay que amar -y si no, podemos, por lo menos respetar- a estos y otros animales por lo que son. Las fábulas de un tiempo exageraban con el lobo feroz. Las fábulas de hoy exageran con el buen lobo. No hay que salvar a las ballenas porque sean buenas, hay que salvarlas porque forman parte del ajuar natural y porque contribuyen al equilibrio ecológico. En cambio, a nuestros hijos se les educa a base de ballenas parlantes, lobos que toman el hábito de la Orden Terciaria franciscana y, sobre todo, al Oso Teddy hasta en la sopa.
La publicidad, los dibujos animados y los libros ilustrados están llenos de osos más buenos que el pan, respetuosos de las leyes, cariñosones y protectores. Para un oso es insultante oír que tiene derecho a vivir porque -como se dice en mi tierra- es grande y gordo (ciula e balosso). Por tanto, sospecho que los pobres niños del Central Park murieron no por defecto, sino por exceso de educación. Son víctimas de nuestra conciencia infeliz. Para hacerles olvidar lo malos que son los hombres, les han explicado demasiadas veces que los osos son buenos..."
Cus-cus: -Lamentablemente se nos acaba el tiempo, le agradecemos por sus conceptos tan claros-más claro echále agua: no es que sea un buen chiste, pero es un énfasis decir "más claro echále agua", eso explicaría su supervivencia frente a la competencia de chistes mucho más graciosos como el de "con la plata en el bolsillo se canta de otra manera" o "mi hermana toca el piano y mi tío la viola"
Bral Pist: -Pensé que me iba a dejar picotear más este tema, al final me siento en deuda con ustedes, se molestaron hasta aquí esperando que los tome bajo mi ala y los guíe y pasó volando el reportaje
Cus-cus:-Igual nadie lo lee, no sea pajarón...

1 comentario:

  1. Anónimo3:44 p.m.

    este me ha gustado mucho. Pero lamentablemente, he dejado de disfrutar el humor, y procedo a analizarlo en un descuartizamiento racionalista que me impide el disfrute. Tal vez me ponga a calcular las ecuaciones de las parábolas del balón shoteado por Messi en vez de gritar el gol
    Reflexiono:

    1) Un usual y buen recurso humorístico. Tomar un tema (“pájaro”) exprimirlo con todas las alusiones referidas al tema. Lo que tiene de bueno, es que cualquier chiste malo (por ej: “quedamos desplumados picoteando aquí y allí, asi que alpiste me parece que perdiste….” o cosas por el estilo ), quedaría justificado con “viene al tema tratado”
    2) Parecido al recurso con juegos de palabras. Si hablan de Esther, uno podría bobear a piaccere con “tiene estherero” “es estheril” “es esthereotipada” etc. etc. Tengo derecho a decirlo, porque no hablamos de Lucia ni Mariana, sino de Esther
    3) El discurso oficial ha impuesto la palabra “buitre” peyorativando a unos ignotos señores que compraron ciertas acciones con solo el afán , no de afánar sino de ganar mas dinero en forma legal. Lo que hubiera hecho cualquiera de nosotros si nos sobraran unos pesos y nos propusieran comprar bonos de la deuda de Grecia porque ahora esta en la lona, pero cuando reviva Aristoteles se van a cotizar bien. O sea, ya desde la calificación semántica de “buitre”, uno los toma como culpables de no sabemos que. Prejuzgamos a Malefica o Cruela de Vil tan solo por el nombre
    4) No solo mala prensa tienen dichos fondos, sino el noble animal. Seria bueno saber porque es tan descalificador “hiena” o “buitre” cuando justamente son los animales mas nobles que no tienen el egoísmo de masacrar a sus colegas zoológicos para saciar el hambre, como los simpaticos Leon y Aguila, que encima son vanagloriados en Banderas y Escudos de ciertos países. Digamos que son bestias cirujas, que viven con las sobras que los opulentos descartan. Y nosotros los rebajamos al último escalón de la moral animal. Un misterio pragmático…

    Ya me vendrá alguna otra reflexión o desvario

    Saludos

    OScar

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...