miércoles

Dónde depositar su hijo mientras realiza la compra





De Chesterton:
 
El alma de un hombre está tan llena de voces como una selva; hay allí diez mil lenguas como todas las ramas de los árboles: caprichos, locuras, memorias, demencias, temores misteriosos y más misteriosas esperanzas. El sano gobierno de la vida consiste en llegar a la conclusión de que algunas de esas voces tienen autoridad y otras no. Podés tener un impulso para luchar contra tu enemigo o un impulso para huir de él; una razón para servir a tu país o una razón pa
ra traicionarlo; una buena idea para confeccionar dulces o una idea mejor para envenenarlos. La única prueba que conozco para juzgar sobre un argumento o una inspiración en contra de otra es a fin de cuentas ésta: que todas las necesidades nobles del ser humano hablan el lenguaje de la eternidad. Cuando el ser humano está haciendo las tres o cuatro cosas por las que fue enviado a la tierra, habla entonces como uno que vivirá para siempre. Un hombre muriendo por su país no habla como si las preferencias locales pudieran cambiar. Leónidas no dice: "Tal como me siento ahora mismo, me parece que prefiero Esparta a Persia".




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...