sábado

Borges y Tinelli, un solo corazón



-Cuando yo uso una palabra-dijo Humpty Dumpty en tono despectivo-esa palabra significa exactamente lo que yo decidí que signifique (Lewis Carroll, A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, cap. 6)




Daniel Rabinovich: Los críticos recien comenzaron a apreciar las obras de Mastropiero cuando ya era grandecito... cuando ya eran grandes hitos en la historia de la música. Por ejemplo, un conocido crítico se resfrió... se refirió... se refirió a Mastropiero. Punto. Con esto termino... con éstos términos... le falta el... con estos términos... no le han puesto... ¿cómo es?... arriba de la "t"... ahí... a veces se borra... ¿cómo es?... la diéresis, no tiene... Mastropiero se ha creado fama de artista espiritual pero come todo... pero con métodos... con métodos pocos, claro... con métodos poco claros. Podríamos llegar a admirarlo siempre. ¿Y cuándo tomaremos? ... siempre y cuando tomáramos... tomáramos en cuenta su tenaza... su tenaz ambición. Tenaz, en el medio no hay nada, ambición. En los más prestigiri, prestígir, prestígiriososos EN LOS MÁS FAMOSOS foros internacionales en que estuve excitado... en que estuve he citado muchas veces ¿eh? ... muchas veces he citado el fracaso de su operación... el fracaso de su ópera "Sión y el judío era antes"... "Sion y el Judío errante", que se basaba en una vieja leyendo ebria... en una vieja leyenda hebrea. ¡Me di cuenta enseguida! ¡No podía ser! ¡Ebria va con "h"! Siempre dije que dicha ópera fracasó porque no muestra los sexos, dos... los dos sexos... no muestra los éxodos de dicho pueblo, y por eso Mastropiero soportó ¡ha batido un huevo!... soportó abatido un nuevo fracaso. Por esos días Mastropiero enfrentó grandes problemas: chocó con la bici... con las vicisitudes más adversas. Por entonces conoció a los Condes de Freistadt, y cuando ya no podía más sacudió a la condesa... acudió a la condesa. Ella lo conectó a Mastropiero con el agregado cultural de la embajada de la República de Banania. Aquí termina la anécdota, pero él te mató. ¡Da vía, da!. ¡Pará!. Más. Pero el tema todavía da para más. Esto es, todo esto... todo esto es ... todo es... Esto es, todo... todo, esto, ese, todo eso es. Éste todo, ¡Oh!, ¿qué es esto?, éste se, éste se, todo eso se, eso se tostó, se... ese seto es dos, dos tes, dos, eso es sed, esto es tos, tose tose toto, o se destetó teté o est ... ¡Ahh..! ¡Esto es todo!


Borges lee el famoso poema de Quevedo
"Retirado en la paz de estos desiertos, 
con pocos, pero doctos libros juntos, 
vivo en conversación con los difuntos, 
y escucho con mis ojos a los muertos."
Y le comenta a Bioy Casares que alguien podría no decodificar como metafórica esa conversación con los difuntos ("Hecatón y Apolonio Tirio, en el libro I De Zenón, dicen que habiendo consultado el oráculo acerca de lo que debía practicar para conseguir una vida feliz, le respondió la deidad se asemejase a los muertos en el color; lo cual entendido, se entregó al estudio de los libros antiguos.") Bioy anota es su monumental diario que le parece muy inteligente Borges al concebir una mente incapaz de una decodificación alegórica.



Esto podría remitirnos por ejemplo a ejemplos de expresiones que fueron concretas en su momento y hoy son metáforas: el damnificado por un adulterio tenía derecho a tirar la primera piedra literalmente, el opio cuando Marx dijo su famosa frase era en concreto la droga del momento, como hoy sería el paco, la "biblia junto al calefón" en "Cambalache" parece una de las típicas entreveraciones contrastantes de Discépolo con un elemento pedestre y otro espiritual (ni fe, ni yerba de ayer/el verdadero amor se ahogó en la sopa) de no ser porque el calefón antes de muchos muertos por ello residía en el baño y el papel higiénico en la "década infame" era casi tan raro como los pañales descartables en los '70 y la gente se higienizaba con rectitud con el papel que envolvía las manzanas o literalmente con papel fino de biblias que se regalaban.
Muchas veces no hacemos ningún esfuerzo de imaginación para advertir lúcidamente una decodificación equivocada: los niños nos las imponen, ya sea con sus hipercorecciones ("sabo"), que ignoran los verbos irregulares, ya sea con la atribución de significado a los nombres propios: mi empleada doméstica llama a la ciudad colombiana "Medallín". Hace poco el precandidato a gobernador de Salta por el PRO, Juan Collado, no discriminó bien el término "colectivo LGBT", siglas de "lesbiano-gay-bisexual-travesti" y respondió a la pregunta por éste explicando que no solo para los estudiantes se han mejorado los medios de transporte:http://www.elancasti.com.ar/nacionales/2014/11/21/increible-furcio-candidato-macri-salta-241889.html .

Uno puede inventar muchos chistes (que lo confundió con un "trolebus", o que por sus raíces griegas el subte que pasa a través de la tierra debería llamarse "día-Rea"). Cuando Amalia Granata queriendo lucirse dice que Piazolla compuso el melancólico tango "Danonino" (por "Adios, Nonino") su confusión nos sale al paso, como si se tratara del mismísimo "Cristo Reventor", al decir de Xipolitakis.
Piaget diagramando test de inteligencia descubrió la misma lógica del error en determinadas edades de los niños y empezó su genial concepción de la mente que entiende diferente, como empecé diciendo que imaginó Borges. Otro ejemplo de Borges fue cuando escribió para "Atlas" el bellísimo poema que repite la frase "Mientras dure esta música griega

" y se interrumpió para decir que si Herminio Iglesias lo leía iba a decir "qué limitado este Borges, cómo repite" (pero cada vez que se nos ocurre una imbecilidad alguien ya la había defendido en serio:http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-259310-2014-11-07.html). En psicología la denominada "teoría de la mente" es la tardía adquisición de descubrir que todo lo que yo sé no porque yo lo sepa lo tiene que saber el otro. Los luteranos que viven como si fueran una exterioridad y dejan sus ventanas abiertas, no han llegado a esa adquisición y nosotros si decimos "murió mi hijo" en chiste, sentimos el remordimiento de haber podido influir adversamente sobre el universo con nuestro pensamiento.

Ahora bien, el otro día Lourdes Sánchez, la que baila con Diego Reinhold, subió a twitter una foto de sus posaderas expuestas a los rayos ultravioletas y el animador destacado de la cultura le pregunto si el "Chato" Prada, su novio se había enojado. Una pregunta razonable. Mi Amada ni a mí me muestra muy seguido partes tan protuberantes de su anatomía. Lourdes respondió que no se enojó por eso, que eso le encanta, lo erotiza, se siente un campeón por ser la pareja de un ser humano poseedor de un trasero tan deseable, pero sí se enojó porque dejó la colchoneta tirada

y le dijo "yo no soy tu sirvienta". Agregó para decir que es maniático de la limpieza "
ese es su TOC" (por el "Trastorno Obsesivo Compulsivo" según la nomenclatura del DSM IV , la "ex"neurosis compulsiva, "Zwangsneurose" en Freud). Yo si alguien emplea una palabra correcta, así sean siglas, no imagino que ignore el significado de las siglas. En una operación mental idéntica a la de Borges imaginando la estupidez,Tinelli le preguntó a qué vocablos obedecían las siglas. Lourdes que no puede ocultar nada, parece, no pudo con su semblante sino reflejar que no tenía pero ni las más reputísima idea. Reinhold le sopló "trastorno" y Tinelli le dijo "tiene que ver con la psicología". Entonces Lourdes acuño el neologismo "Trastorno Ocupado Complejo".

En el curso de humor, en el que también hablamos de cómo Oscar Wilde usaba su cinismo delicioso para conseguir amor y la paradoja de que ese aparente desprecio terminara generando el rechazo que lo enfermó, del valor permanente y omnipresente de la confusión para generar risa. Yo sé que si aplicásemos categorías morales podríamos imputar a Tinelli esa forma de humor que es la burla, que se regodea perversamente en sentirse superior y que puede ser enteramente arbitraria.

Y contestar que si alguien dice "me gustaría ahora que hace calor visitar la famosa quinta de Beethoven de la que todos hablan"
está pecando de snobismo y que es de su soberbia estupidez de lo que nos reímos. Ya Sarmiento y Karl Popper situaron el ejercicio sano de las violencias en las ideas y no en las personas.
Un carril en el que entendemos con otra lógica  (como aquí:http://hematocritico.tumblr.com/) puede ser un refugio (hace poco intenté promocionar mis clases de alemán diciendo que un segundo o tercer idioma puede ser no solo cognitivamente enriquecedor: puede ayudar al alma a refugiarse en otra lengua, nuestros Apocalipsis


 "La vida es bella", "La camarera del Titanic" y "Goodbye,Lenin" comparten una característica: por "vengativo" amor los protagonistas remiendan la realidad y escriben con su tierna subjetividad cómo debió haber sido. El engaño es creativo, inventivo, lúdico y protector: no es la mecánica mentira para agradar, sino la revelación de una verdad emocional denegada. Hay algo muy enternecedor y entrañable en la credulidad y el candor infantiles. Cuando una chica sexy compone un personaje cándido, lo hace sabiendo que hay cierta cortedad mental que es atrayente porque invita sin posibles injerencias propias a ser orientada hacia fines sublimes. Cabría diferenciar de la condena universal a la estupidez el bálsamo acariciador de esta seducción. Y también se tendría que distinguir el no saber algo por no haber tenido acceso al privilegio de una formación sobresaliente, de la acción de "deducir" el significado de una palabra que desconocemos. Es etimológicamente poético inferir que hay dos vocablos: "factura" referido a tickets, cuentas y pagos de luz, agua, electricidad y "fatura", la que se vende en la panadería. He conocido casos no de homofobia, sino de homofonofobia en la que irrumpía dicha tesis. En "El hombre en busca de sentido" Viktor Frankl, a la manera de la apuesta de Pascal, se anticipa a la psicología de la felicidad y predica la creatividad como sanación y salvación. Cuando Karina Jelinek mezcla "color de rosa" con "flor de piel" y dice que al principio todo era "flor de rosa", nos libera del rígido corset tiránico y autoritario de una única versión autorizada de las expresiones. Leibnitz convierte en bien supremo la diversidad para justificar el mal, Ratto, Ramiro Agulla, Carlos Souto y Luis Stuhlman convierten la cortedad de De la Rúa en una virtud de índole ética. 
(viene de la página anterior) bien pueden ser destructores pero seguramente no serán políglotas). Brecht resignificó el Tao-Te-King http://de.wikipedia.org/wiki/Legende_von_der_Entstehung_des_Buches_Taoteking_auf_dem_Weg_des_Laotse_in_die_Emigration explicando que Lao Tsé en su camino al exilio se vio constreñido a redactarlo porque el aduanero le pidió que lo hiciera. Es un poema muy hermoso, en clave comunista, que lo último que diría es que la meta es el camino, dados los maquiavelismos que defiende "para no hacerle el juego a la derecha".
El aduanero se asombra de que Lao-Tsé sea tan pobre y su ayudante aclara todo: fue docente. ¿Sacó algo en limpio? pregunta el aduanero. No, nada, ya sabés, lo de que con el tiempo el agua blanda derrota a la piedra más fuerte. Entonces el aduanero no se ríe graciosamente, como el que escuchó a Oscar Wilde decir "solo mi talento", ante la pregunta "¿algo para declarar?. Le dice que escriba lo que sepa, que él es un pobre ignorante pero saber quién le gana a quién también a él le interesa. En esa construcción resemantizadora Brecht nos conmina a alabar no solo al sabio cuyo nombre aparece en el libro, sino también al hombre de pie, en el llano, el que podemos ser todos, que extrajo como Jacobo la bendición al Ángel, la sabiduría al maestro.
Tinelli ¿no podría ser admirado, ahora que le dieron el premio primero, como a Obama el de la Paz, como decía Lamborghini, "publique primero y escriba después" por ser el estúpido que lúcidamente advierte una impensada ausencia de conocimiento?





Díganme si en esencia la operación mental de Borges y la de Tinelli difieren tanto...

1 comentario:

  1. Anónimo10:47 p.m.

    Martín querido. Eso de que un "segundo o tercer idioma puede ser no solo cognitivamente enriquecedor: puede ayudar al alma a refugiarse en otra lengua" es decididamente sublime! (me pregunto al mismo tiempo si eso mismo puede generar -con su capacidad de nombrar- nuevos pesares que permanecían mudos, ágrafos, analfabetos de sí mismos). Muchas gracias, Martín! Un cariño para la pequeña Helena, en eterna gratitud por su sonrisa y sus pequeños y atávicos pasos presurosos hacia su madre. Un delicioso gesto que refunda el mundo // Laviudadediscepolín.

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...