martes

el amor es bondad apasionada, violenta...

Ponerse linda, arreglarse el pelo, sobresalir en la conversación, hacer una y todas las cosas que ensalzan el carácter y sus atributos y los hacen imponentes ante los ojos de los otros, no es solamente magnificarse, sino también ofrecer al mismo tiempo el homenaje más delicado. La esencia del amor es la bondad, y por cierto que su mejor definición es la bondad apasionada; bondad, por así decirlo, enloquecida, desbordada, violenta. La vanidad en un sentido meramente personal deja de existir. El amor siente un peligroso placer en exhibir privadamente sus puntos débiles y en que, uno tras otro, se los acepten y condonen. Desea estar seguro de que no lo aman por esta o aquella buena cualidad, sino por sí mismo o algo tan parecido a como se lo permita su ingenio (Robert Louis Stevenson, Del enamorarse)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...