viernes

la raiz incisiva del cubismo



El día empezó mal, deseando un excelente ano a personas que no entienden mi carino, mi corazon de nino, algo anejo, pero con un problema en el teclado que me hace venir tecleando...ya encargué para mi hijo para Reyes algo que este inconveniente llevó a mal puerto: me traen la barba rubia y la remera que dice "Facundo", cuando lo que pedí fue claramente el disfraz del hombre arana...por suerte vino Vero, el gran amor de mi vida, a quien mi vida le pertenece por completo al menos hasta que nos separemos y con su chispeante don para el juego de palabras me devolvió la sonrisa...Llevamos a la dulce Helena a la plaza y oímos "llená todo el balde" y ella me deseó "llená todo el balde" como burlón eco divertido a "Shaná Tová"...le dije que estoy preparando ocho clases espectaculares para el curso de humor y que al juego de palabras lo categorizo aparte, porque no es un tratamiento elaborado como la ironía, la exageración, la transposición contrastante, sino un destrato, un descuido...y además se desdibujan vaporosamente los límites entre productor y consumidor...como Helena había tenido conjuntivitis, al prepararme el café leo "Grasas ensobadas" la caja de "Gasas ensobradas" y permanentemente por distracciones genero sin proponérmelo sentidos...una paloma se acerca y me pregunto si se podrá comer: me cuenta que su hermano una vez en Guernica consiguió una, la interrumpo: -¿te diste cuenta de que dijiste "paloma" y "Guernica", los dos cuadros más famosos de Picasso?

Y Picasso era famoso como pintor pero lo pudo haber sido como aforista porque una vuelta le preguntaron si había plagiado el cubismo de Braque y contestó admirablemente "si hay algo que robar, yo robo", con lo cual estaba fulminando por un lado la imputación moralista trascendiendo esas categorías y por otro declarando que no había nada valioso que sustraer en Braque, ¿te das cuenta?
-Sí, ahora entiendo por qué pintaba a las mujeres así de torcidas, yo no sabía pero ahora entiendo ¡si usaba brackets!

1 comentario:

la peor opinión es el silencio, salvo...