domingo

El príncipe no tan feliz


La primera traducción que realizó Borges en su vida, y de cuya precocidad se jactó, apareció en "El país" de Buenos Aires el 25 de junio de 1910


ahora bien: no hay en The Happy Prince un solo juego de palabras a la manera de "earnest/ernest" que represente algún tipo de dificultad para elegir a qué renunciar al pasarlo a lengua española

no hay frases complejas, no hay palabras sin equivalentes, no hay amigüedad ni rima, ni musicalidad ni sintaxis ni inconveniente alguno, todo colegial puede traducir The happy Prince, no convierte a Borges en un Mozart el haber abordado esa empresa

y uno lee el original y la moneda falsa que da Borges y sentiría mucha rabia si no comprendiera que Borges amaba quizá más que a ningún otro escritor a Wilde, de un modo amoroso, incondicional, perdonando-él con su aversión puritana-toda sensualidad desmesurada-él con su ética protestante-todo culto al dandysmo hedónico, yendo a alojarse en Paris al mismo hotel y pidiendo la misma habitación...se podría decir que más allá del culto a Lugones, Borges hubiera querido ser Oscar Wilde por el cuidado a cada palabra, por la irreverencia íntima y herética hacia todas las instituciones, por el refinamiento de la ironía casi imperceptible, por la defensa del arte como belleza y sin propagandas, sin mancharse en el barro de la política, la historia...

En sus impresiones de Norteamérica Wilde hace el chiste de que los vaqueros y la indumentaria de los cowboys es tan popular que está llegando al oeste, Borges lo replica y dice que la gauchesca es tan popular que está llegando al campo

dicho lo cual  copio los dos primeros párrafos de Wilde y cómo los tradujo Borges: 

High above the city, on a tall column, stood the statue of the Happy Prince. 

Arriba, en la ciudad, en una alta columna, se elevaba la estatua del Príncipe Feliz.

He was gilded all over with thin leaveas of fine gold, for eyes he had two bright sapphires, and a large red ruby glowed on his sword-hilt.

Estaba enteramente cubierto de delgadas láminas de oro fino. Por ojos tenía dos brillantes záfiros y un grueso rubí brillaba en el puño de su espada.

He was very much admired endeed. 

Era muy admirado.

"He is as beautiful as a wheatercock" remarked one of the town councillors who wished to gain a reputation for having artistic tastes; "only not quite so useful", he added, fearing lest people should think him unpractical, which he really was not.

"Es tan lindo como una veleta" decía uno de los concejales del pueblo que deseaba tener reputación por sus gustos artísticos, añadiendo "aunque no tan útil", para que  la gente no creyera que era un visionario, lo que no era en realidad.


¿¿¿¿¿¿cómo se llega de unpractical a visionario??????????

-Muchas gracias, Martín. No hay palabra en castellano que recoja el sutil sentido de 'unpractical'. Supongo que en este caso el pequeño Borges  preguntó a su padre cómo resolver la situación, y este le habrá dado alguna respuesta apresurada para sacárselo de encima. Este episodio sin duda le habrá servido para aprender que pasar un texto de una lengua a otra es una pretensión ridícula, pero posible si uno no sigue ni reglas ni diccionarios

Recién me entró una duda, y es : hasta qué punto fue  lícito traducir Die fröhliche Wissenschaft 


como El Gay Saber  ?



En ese libro Nietzsche habla acerca de esa alegre capacidad que tienen los poetas para crear cosas de la nada. 


No sería mejor haber traducido el título como "La Alegre capacidad" ?



Claro que es un título menos poético, pero tal vez más correcto desde lo que quiso transmitir el autor.


Un abrazo


Matías


Lo que decís es exacto, "gaya" o "gay" es una palabra muy rebuscada para indicar alegría, obviamente la palabra "gay" en inglés se basó en una lectura lombrosiana de la homosexualidad, en el sentido de las pestañas y la sonrisa y lo que podía asemejarse a un gesto de alegría, una flojera en la mandíbula, una risa más relajada, en fin...

no había ningún punto de contacto entre homoerotismo y gaya ciencia hasta que lo tradujeron para el culo

pero podemos aclarar esto y la declarada tendencia de Nietzsche a considerar despreciables a las mujeres (algo que heredó de Schopenhauer, salvo que sin vivirlo en carne propia porque se enamoraba de mujeres fálicas como Lou salomé), en persona
                                        la capacidad japi



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...