martes

Para mí, sietemesino se nace







Monet y Renoir instalan su caballete frente al Sena y pintan el mismo paisaje: el restaurante flotante (no confundir con el casino flotante, obra de Cristóbal López)
. La idea es tomar una impresión veloz que sirva de bosquejo para que forme parte de un cuadro importante. Pero ven el resultado y descubren que el nuevo movimiento de la pintura pasa por ahí: que el borrador es la obra en sí. El sapiens sapiens conserva el tamaño desproporcionado de la cabeza como si fuera un cachorro en relación a otros primates: detenerse en el paso incompleto permite el crecimiento fenomenal de la masa encefálica, sin que por eso nuestras infantiles y eternamente animales emociones sean más humanitarias, o sea que es doblemente al pedo (bipedismo). No disminuye tampoco nuestra gula y por eso Lorenz habla de comer de gusto (pedomorfismo). Yo hablé pestes del teatro no aristotélico de Brecht pero solo para hacer catarsis. En realidad, todo lo que nos enoja tiene que quedar suspendido en el artístico evolucionismo de que ya ese paso fue el definitivo. Que nunca nos guíe la iracundia ni la impresión de triunfalismo, invertámosla y hagamos el triunfo del impresionismo. Como dice mi hijo Ezequiel, esa causa merece que vayamos TODOS A LA PLAZA!!!


 Papá, yo quiero formar parte del nuevo servicio de inteligencia, soy muuy inteligente, mirá a mamá: http://telefenoticias.com.ar/es/news/curiosidades/20150127/las-mujeres-que-tienen-cola-mas-grande-dan-luz-hijos-mas-inteligentes/33451.shtml 

 ayer, 2 de febrero, fue el "Día de la Marmota", una celebración tradicional en un pueblito perdido de EEUU, según la cual según si una marmota litúrgica frunce o no el hocico va a ser un buen o mal invierno: pero la fecha es mundialmente conocida por la genial película con Bill Murray y Andie MacDowell, en la que un conductor de noticieros es reducido a despertar todos los días el dos de febrero y dar esa (mínima) noticia. El film además de muy divertido tiene mucho de filosófico. Nos mueve a reflexiones similares a las de "La invención de Morel" respecto de los impenetrables hábitos de los otros, especialmente de quienes nos enamoran. El misterio del tiempo. En su ingenuidad yanqui el infierno en ese argumento está representado por una misma subjetividad debiendo soportar las específicas mismas condiciones histórico-sociales recurrentemente, como un dejavu, como un eterno retorno. Como si la pesadilla verdadera no fuera despertar un día 2 de febrero, al siguiente 3 pero siempre siendo iguales en nuestros vicios, defectos, tendencias y manías. Para que el rico mundo interior saque provecho de la plasticidad neuronal y de todas las vidas que podemos vivir cambiado el entramado de nuestro mecanismo de percepción, nada mejor que subrayar la libertad mental que nos regala nuestro soporte corpóreo. Mi hijita hoy, esperando la vacuna de los dieciocho meses y ni llorando, demuestra que somos animales simbólicos.
Dolía más su vacuna, que el mosquito que la hizo enojar: pero significan el bien y el mal. En el Curso de Humor de Verano "No me hagás reír", que empieza este 24 de febrero, vas a aprender a resemantizar adversidades, tengo el pesado deber de promocio...digo, el distinguido agrado de invitarte a que te inscribas: http://www.rojas.uba.ar/cursos/cultura/letras.php

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...