miércoles

Hegel y los Mignions en busca de un amo...

    la filosofía es buscar un gato negro en una habitación oscura, definió Karl Popper y la religión es parecida: es buscar un gato negro en una habitación oscura, solo que sin el gato...si te divirtió esta diferenciación o considerás a Scarlett Johansson atractiva,
    el nuevo "Taller de Filosofía para Ignorantes" es para vos, podés tomar el curso completo de 8 clases centígrados o probar con una, dado que son módulos independientes, como las mónadas de Leibnitz, if you don't know what I mean, consultame más detalles por mail, sonarnos la nariz, escribir poemas a la Amada o elaborar un íntimo sistema filosófico para consolarnos de la muerte propia, de la muerte de los seres queridos y de que ya no vengan de tu talle en ese modelo es una tarea indelegable: 

    En la foto, mi hijo el día en que me obligó a cruzar la calle para sacarse la foto con quien él creía era nada menos que el payaso Plim-Plim.
    ¿Cómo pudo percibir a un gendarme como payaso Plim-Plim? si te interesa reflexionar sobre ello, vienen unas clases de filosofía para brutos buenísimas, de las que salís con nociones rudimentarias de Platón, Aristóteles, Kant, Descartes no el auténtico (que parece que se llamaba Edmund Husserl) y ganas de pensar más, leer y celebrar la existencia
    la filosofía te pavimenta el camino, te lo encera (de ahí que Heidegger hable de "encera-la-mano" en su ensayo "Bona sera")
    desde el martes estás invitado o invitada o simultáneamente invitadoa si es que te autoconcebís a contrapelo de tus genitales innatos, claro...

¿te interesaría juguetizar a los más encumbrados pensadores en una reunión de una hora y media compartiendo algunas delicias?
avísame, a ver si podés incorporarte al próximo encuentro

a continuación el resumen del primero, para acercar la filosofía a la soda y tomar todo con alguna ligereza

Fue organizado por mi socia, en su hogar de Villa Ortuzar y asistió una inmensa minoría de curiosos curiosos: una abogada, una médica, un librero, una asistente social, una psicóloga, un especialista en sistemas y una profesora y traductora de inglés (en una).
Mi socia y yo al terminar del encuentro sentimos un gran asombro: alguien se había ido sin pagar
la filosofía nace del asombro pero todo conspira para que naturalicemos todo
cuando yo nací hubiera saltado de alegría si me prometían que cuando fuera grande tendría dispositivos con los que hablar con cualquiera en cualquier parte y accesos a información vertiginosos y la posibilidad de ver una película en la bañadera...
ahora que lo tengo me impaciento con la lentitud del servidor, todo mi maravillamiento se convirtió en impaciente rutina y eso que ni empecé a hablar del matrimonio
el asombro debería ser entonces recordado, el hecho sobrenatural de que estamos vivos, o si es natural, la filosofía que con su amor de madre fue la madre de todas las ciencias que nos permiten explicar de dónde venimos
las paradojas, los cuentos sufíes de un misticismo ilógico y brusco, los chistes, las películas (citamos la de Herzog "El enigma de Kasper Hauser" que en alemán se llama "Cada uno para sí y Dios contra todos", problematizando a los niños salvajes y el mito de la lengua natural y diciendo: -le preguntaría si es un sapo-al filósofo)todo ayuda a recordarnos como dice John Donne que nadie viaja dormido en la carreta que lo conduce desde la cárcel al patíbulo, pero que vivimos dormidos un viaje similar con una vida como diría Sócrates, no examinada.
Es demasiado antimacrista sugerir que Gustavo Cerati ya estaba clínicamente muerto cuando compuso "Amor amarillo", pero ya volveremos a ¿qué es clínicamente muerto?
desde la bioética.
No seamos tampoco demasiado poco antimacristas y refutemos de antemano el solipcismo: ¿por qué no podría ser todo un sueño mío? ¡la filosofía de creer que estoy solo yo (solus ipse) es la verdadera! ¿cómo no la creen otras personas?
variante: -yo creo que es la posta, el solipsismo, pero esto es solamente la opinión de un solo hombre, no me tomen demasiado en cuenta...
el epistemólogo Karl Popper cita a un genial concertista que al oír su concierto llora y dice que no lo pudo haber escrito él...una rara forma de refutar el solipcismo, la sensación de que algo ajeno y superior nos tiene que habitar o guiar...ese ambiguo ejemplo (tan inusualmente ambiguo como el billar para negar la causalidad en Hume, que se entiende ahora pero por carambola) se articula con la justificación racional de un Ser Supremo mediante el argumento de San Anselmo, llamado "argumento ontológico" del cual Borges en su "argumento ornitológico" se burla con un juego de palabras de los que decía abominar: vi una cantidad de pájaros en el cielo que no eran ni uno ni dos, eran un número que solo Dios conoce, por lo tanto Dios existe.
Si tengo una idea tan pura y grandiosa como la de Dios siendo finito es imposible que yo haya llegado a ella: es porque Dios me la puso (risas por mi grosera formulación que indicaba relaciones sexuales entre seres mortales y el Supremo, alusiones a "la tenés adentro")
Hume retruca: el centauro es imaginable y no por ello existente.
De juegos de Borges con Dios recordamos el del jugador de ajedrez que mueve la pieza y Dios al jugador de ajedrez (lo que nos llevó a una definición del determinismo de Schopenhauer, citada por Einstein: "un hombre puede hacer lo que quiera, pero no puede querer lo que quiera": puedo comer todas las papas fritas que quiera, pero no quise que me gusten las papas fritas, por así decirlo...también recordamos a Spinoza: si una piedra cayendo tuviera conciencia diría "caigo porque yo elijo caer" un tema vinculado a Luis Miguel y el "te vas porque yo quiero que te vayas", tomado del Fort-da y del rey del Principito que "ordenaba" cada mañana al sol salir por el este). Otro saludo a Borges, para celebrar su irreverencia lúdica y mostrar lo poco grave y solemne que es lo que así lo parece fue el del poema en el que Shakespeare llega al cielo y le dice a Dios que si bien fue Romeo y le dio voz a Macbeth y pudo sentirse Ricardo III en realidad no es en esencia nadie y querría saber quién es y Dios le contesta "choque esos cinco, colega, bienvenido al club, yo tampoco sé quién soy")
Andrea, la abogada que se declaró soldada de Stolbizer (es la misma letra que "para la revolución" pero con "deshojamiento") dijo que quedó impactada por cómo los médicos en una conferencia que oyó en el Hospital Español trataban a los cuerpos fenecidos pero artificialmente mantenidos con vida para los transplantes como si fueran personas. Una divertidísima inversión de la indignación usual de que nos examinaron como a una cosa, sacaron un bebé de la panza de nuestra señora como quien saca una bolsa de papas...tejidos y fluidos funcionando obligaban a preguntarse por el límite de lo que consideramos viviente.
Cité "Ted 2", el film del osito que no desea ser considerado una propiedad, lo cual derivó a algo no tan elevado referido a que "Teddy" Roosvelt repartió osos en una campaña electoral haciendo que ahora los osos se llamen "Teddy", con más éxito que Evita que no logró imponer ni siquiera a la par de "Pamela" su nombre al pan dulce.
Se habló de Robespierre y del bolcheviquismo y citamos el comienzo de "La insoportable levedad del ser" donde el eterno retorno daría peso de estupidez garrafal a errores históricos olvidados. Esa levedad condujo misteriosamente a la concurrencia a referir un aparato que te mantiene a la exacta temperatura de tu cuerpo a oscuras sobre líquido salado como anulando toda la sensorialidad. Y esto llevó a que hablaran de su experiencia en el "Teatro para ciegos" (no nos estamos refiriendo al balotaje).


el problema filosófico que a todos involucró es ¿cómo definimos qué es un sujeto humano?

hablamos del aborto, del chiste de "Titanic", la revista alemana que fotografió al diputado antiabortista bostezando y preguntándose ¿es vida humana este diputado antiabortista bostezando?
un breve debate bioético tuvo lugar cuando discutimos si es un acto de amor la eutanasia cuando hay padecimiento o una injerencia homicida ante quien no se puede defender, como el argumento antiabortista diría del feto, si es que no tomamos la noción judía que considera feto al hombre hasta que se recibe de médico.
ya no recuerdo muy bien cómo, discutiendo sobre una tribu del Amazonas que mata ritualmente al primogénito y que intervenir allí puede ser de un iluminismo esencialista normativo etnocéntrico imperdonable para la relatividad cultural, terminamos comentando los derechos de propiedad de una selfie que se sacó un mono.

Mencionamos las diferencias de conceptualización de la verdad objetiva como certeza y la actualidad, Platón viendo en la palabra la cosa, de lo que se hace eco Borges y eco a Borges Eco en "El nombre de la rosa": Aristóteles y su "soy amigo de Platón pero más de la verdad" y "la diferencia entre un perro y la palabra perro es que la palabra perro no ladra". ¡Qué diferencia con la conciencia política postmarxista de los efectos del habla y de los efectos de realidad! ¡Qué diferencia con "es mejor equivocarse con Sartre que tener razón con Aron"! La idea de encubrimiento maquiavélico en nombre de un fin noble que ya vemos en chicanas con "mirá que va a venir a aplastarte la Rueda Indetenible de la Historia si te oponés" y otras amenazas tan infantiles que nos hacen acordar al Pollito Utopío.
Ramiro no quería lola, explicó que el votante de Macri nunca va a estar desilusionado porque el votante de Macri no espera de Macri un énfasis en la salud y en la educación. A su vez, el votante de Scioli, dijo y le citamos un excelente artículo de Daniel Molina, que sugiere lo opuesto: el actual chivo expiatorio para todo es el Gobierno, el sistema de representación entró a fallar:
https://medium.com/@rayovirtual/en-busca-del-chivo-expiatorio-64b271ff2d63



¿qué es un ser humano?

este problema que las militancias de las minorías pisoteadas plantearían desde su deprivación de derechos, nos interesó entonces desde el punto de vista (¿de la defensoría de los zombies?) de cuándo consideramos viviente al humano...un aspecto que Andrea y Sonia, desde aspectos legales y médicos abordaron también ejemplificando con Gustavo Cerati y el costo para el Estado de mantener no digamos ya a "seres inferiores" como decía Hitler (de quien se consoló Ramiro desde el budismo postulando que la humanidad permitió que existiera así para evitar un mal mayor, una idea que Hannah Arendt en "Eichmann en Jerusalem" denuncia como involuntaria ironía por parte de los rabinos que colaboraron con los nazis... Quizás sugería que la mejor forma de prohibir algo no es impedirlo, sino dejar que suceda desastrosamente).
Citamos de Tobar García "El niño mogólico" donde explicaba que era difícil detectar el síndrome de down en mujeres, porque se puede ser una perfecta esposa que acompaña a su marido al hipódromo sin volver visible la afección.
Ramiro explicó cómo el budismo puede brindarnos una conceptualización ajena a la noción de culpa y pecado original (en su apasionamiento por explicarlo dijo "pescado original" pero por muy original que sea el pescado, el chiste ya lo hizo Les Luthiers: )...lo dijimos en relación a si ser optimistas o pesimistas respecto de que vamos a morir irremediablemente. Concebir como pasaje lo que nos parece desde nuestra educación un cese...
Comentó con sarcasmo también que no somos el estadio superior de la vida y hasta elogió el lugar en la cadena que ocupa el gato.
"Más veces he visto pensar a un gato que reír o llorar, acaso llore por dentro, pero para eso acaso por dentro también el cangrejo haga operaciones de segundo grado" escribe Unamuno en "El sentimiento trágico de la vida", exigiendo a Dios no solo que exista, sino que garantice la inmortalidad del alma. Hablamos en contraposición a esto, de cómo todo lo feliz es efímero y de cómo todas nuestras representaciones del Paraíso son poco atrayentes. Postulamos que la "impermanencia" sería un modo de negar exageradamente la muerte no menos negadoramente que la tradicional, diluyéndola en cada uno de nuestros parpadeos.
Al camino de la solución budista lo vinculamos bastante a Freud: ya sea con la metáfora de que no podemos rasgar el velo del Maya o salir de la Matrix, la realidad psíquica en la que estamos insertos con palabras funcionando como un órgano y libidinización de los picaportes de las puertas para poder abrirlas nos impide ver lo que Kant llamaba "noúmeno" o "cosa en sí".
¿Es un gato un ser vivo? surgió como provocación. Recordamos (antes de que "gato" se usa ahora como vocativo en "altas llantas, gato" o sinónimo de mujer en situación de complacer a cambio de vil metal a los hombres) leyes ridículas contra los animales aparecidas en "Historia de la estupidez humana" del húngaro Paul Tabori. De este libro recuerdo este otro ejemplo: (...)Una de las obras maestras del doctor Klüver estudia el caso de un niño nacido en una diligencia.
El título completo del nebuloso trabajo es "Kurzes Bedencken über die Juristische Frage: Ob eine schwangere Frau, wenn sie während der Reise auf dem Wagen eines Kindes genesen, für selbiges Fuhr-Lohn zu geben gehatten sie (Jenna, 1709)-Breve reflexión en torno a la cuestión jurídica de si una mujer que da a luz a un niño mientras viaja en una diligencia, está obligada o no a pagar el billete del recién nacido-.

Antes de que el niño nazca en la diligencia, el autor se pregunta si una mujer debe viajar sola. Cita al profesor Beier, de la Universidad de Jena, que se declaraba terminantemente contra tan impropias andanzas "quia suspectum reddunt pudicitiam". El doctor Klüver admite también que la modestia y la virtud de una mujer sola pueden resultar sospechosas. Pero descubre una importante circunstancia atenuante: es muy posible, dice, que la dama se vea requerida por asuntos de gravedad, y no pueda evitar el viaje. Y si alguno de los compañeros de viaje diera pruebas de extrema bajeza y le hiciera proposiciones indecorosas, el buen doctor aconseja a la dama utilizar una frase que dejará aplastado al importuno: "Si realmente me amais, no trateis de robarme aquello que precisamente me hace digna del amor". Para que el efecto sea mayor, la brillante frase aparece citada en francés, palabra por palabra, como si el autor la hubiera leído en algún libro francés de anécdotas (Si vous m'aimez, vous ne songerez pas á me ravir ce qui me rend aimable).
Después de esta introducción, llegamos al acontecimiento que es la materia de toda la disertación: la dama, que viaja sola en la diligencia, inesperadamente da a luz. El autor no demuestra el menor interés por comadronas o médicos. Sólo le preocupa el problema legal: ¿es necesario pagar el billete del niño recién nacido?.
Hay dos posibilidades:

1) Que la dama haya alquilado todo el vehículo...en cuyo caso tiene derecho a llevar tantos pasajeros como desee, y el conductor no puede exigir pago adicional. El niño puede ser considerado un "pasajero invitado".
2) Que ella haya comprado un solo billete, en cuyo caso el problema es de naturaleza totalmente distinta. Esta posibilidad fue analizada por varios jurisconsultos, y la opinión fue que el niño no necesitaba pagar billete "quia portus est portio muleris, vel viscerum"
El doctor Klüver adhirió a esta opinión, aunque por razones completamente distintas, y según parece escribió su estudio con el fin de exponer sus originales y sorprendentes conclusiones en lugar de los puntos de vista "anticuados" de sus colegas. Sostuvo que la afirmación según la cual el niño formaba parte del cuerpo de la madre (como cualquiera de los órganos internos) carecía de validez. O, mejor dicho, era válida, pero sólo mientras el niño no hubiera nacido. Tan pronto se desprendía del vientre de la madre debía ser considerado una personalidad independiente.
¿Cuáles eran los nuevos y decisivos argumentos?
a) El niño no ocupaba asiento, de modo que el conductor no sufría ninguna pérdida. En caso de que la madre no tuviera en su regazo al recién nacido, no era necesario asignarle un asiento, pues bastaba depositarlo sobre la paja que cubría el piso de la diligencia
b) El conductor había advertido seguramente que la pasajera estaba embarazada, y por lo tanto debía hallarse preparado para un "aumento" del número de pasajeros.
El asunto era autoevidente, pero ¿cambiaba la situación si la futura madre se mostraba previsora y llevaba consigo una cuna?. Sí, porque la cuna ocupaba espacio en la diligencia.
En tal caso era preciso pagar...no por el niño, sino por la cuna. Sin embargo, el pago sólo correspondía si el conductor podía demostrar que el lugar ocupado hubiera podido ser utilizado por otra persona.

Se presentaba una nueva complicación si la dama se negaba a pagar el transporte de la cuna. ¿Cuáles eran los derechos del conductor?. Podía tomar posesión de la cuna. Pero, ¿con qué limitaciones?¿Como garantía o como propietario?. Estas dos condiciones no eran idénticas, pues si sólo tenía derecho de retención, todo acreedor que presentara documentos o pagarés gozaría de precedencia cuando llegara el momento de saldar deudas. Después de citar innumerables autoridades, el erudito doctor se inclina por la segunda posibilidad. Y remata el caso diciendo que, si alguien duda de la validez de su afirmación, debe consultar el libro Recht der Fuhrleute (Derecho de los carreteros), del doctor Harprecht, donde hallará dilucidado el punto en el capítulo I, sección 4, párrafo 1, página 63
(Tabori, Paul; Historia de la estupidez humana, Ediciones Siglo Veinte, Buenos Aires, 1964)
Alain Finkelkraut y Pascal Bruckner en "La ingratitud" empiezan hablando de cómo un gato en seguida reconoce como de su misma especie a otro gato mientras que al humano reconocer como humano a un semejante en algunos casos le ha llevado milenios (esto lo digo mientras respondo un censo que realiza la Facultad de Psicología cada año volviéndome a preguntar si este año me considero indígena o negro o si mis padres ya no se recibieron...¿no es el colmo del igualitarismo que yo pueda autoconcebrime etíope con la piel blanca leche, o decir que nací chino atrapado en un cuerpo caucasiano?)
Hablamos de ritos funerarios en India y en China, de la celebración de la muerte en México y hablamos de Heidegger y el ser-para-la-muerte" y de Feuerbach ("quien teme la finitud teme la vida")
La aristocrática sentencia de Nietzsche "el cristianismo es platonismo para el vulgo" encontró un correlato en nuestra crítica al personalismo de la dirigencia argentina, a diferencia de por ejemplo la ausencia de merkelismo alemán: sin un ídolo de carne (Jesús/Perón) no entendemos una doctrina (amar a tus enemigos/por cada uno de nosotros cinco de ellos).
Gustavo, después de revelar la existencia del libro "Araca, Lacan", tras un chiste sobre analistas para perros canianos ya que no lacanianos, se preguntó por la prohibición de escupir (no porque deseara hacerlo en la bella morada de Viviana) y recibió la explicación desde la tuberculosis, el peligro de contagio, de quienes escupían porque tenían tuberculosis. Entonces surgió una idea muy cómica para disuadir a la oligarquía de desmerecer a las clases oprimidas: no importa si no tienen sensibilidad social alguna, deberían considerar desde su individualismo liberal el peligro de la libertad bacteriológica, viralicen la sensibilidad sanitaria. Marx así reformulado sonaría un poco como "el country en el que te refugiás fue contruído gracias a que al lado hay una villa pero la prepaga OSDE con la que pretendés inmunidad no te salva del caldo de cultivo que generaste: no porque sean seres humanos con derechos tenés que pensar en ellos, sino porque te pueden contagiar".
Comenté a Gilles Lipovespky y su teoría insólita de que gracias a las pasarelas se garantiza una cultura de lo efímero y la renovación que impide a dictadores perpetuarse en el cargo. La clase que viene vamos a ver, además del sentido del perdón (también desde el más individualista new-age y cómo conviene justamente perdonar injustamente para evitar enfermedades coronarias) algunas formas de razonamiento inválido: las falacias.
< Pensemos ejemplos similarmente tontos: gracias a que hoy gran parte de la juventud es "drogona" se desarrolla una sensibilidad no social pero sí la emergencia también desde la salud, el tener la casa preparada para alojar al amigo dado vuelta, que podría devenir en tener la casa para albergar al prójimo caído en desgracia-más allá de que tengamos que perdonarle que no se drogó.
Presentamos la clasificación por objeto de estudio: el cosmos para la filosofía antigua, el sujeto para la moderna y el lenguaje para la posmoderna. Bertrand Russell y sus comentarios deliciosos: "La de Descartes no fue otra cosa que una contrarrevolución ptolomeica, no un giro copernicano", "Descartes piensa y por lo tanto existe: erige todo un sistema para demostrar, ególatra, su existencia" "Aristóteles dedujo que la mujer tiene menos piezas dentarias que el varón: no le pido un empirismo con un acelerador de partículas pero para refutar esa inexactitud podría haberle mirado la boca a su esposa".
entre Descartes, Hume y Kant inventamos un modo de explicar la dialéctica hegeliana tomando racionalismo, empirismo e idealismo trascendental como "síntesis superadora"
tesis: Borges nace un 24 de agosto
antítesis: Olmedo nace un 24 de agosto
síntesis: Olmedo remeda un personaje llamado "Borges"
hablamos del concepto de verdad en William James como lo útil, recordamos la dicotomía "bello" versus "útil" de Oscar Wilde

discutimos si la sordomuda y ciega Hellen Keller, homenajeada por Shakira, no contó una historia hollywoodense de autosuperación contraria a lo que predica Vigotsky...
la primera de las discusiones trascendentales que sostuvimos fue acerca de quién tiene un apellido más impronunciable, si Zizek o el de...bueno, el de Darío, que ya ganó: 
avísame si te interesa participar y combinamos, dale te espero!
yapa: mi telepronter con los apuntes para dar la clase...
Qué es, para qué, qué relación con el saber, con la vida.
Heráclito (y ahí Borges, por ej.)
Platón: la caverna.
Saltás a Descartes, y no bromeás con el cogito.
La dialéctica amo-esclavo de Hegel. Dialéctica idealista y dialéctica materialista.
Algún inglés. .
Saltás a Sartre. O Foucault. O Derrida.
Si podés, planteás problemas, paradojas de Elea al catálago de todos los catálagos.
Suerte.
Duran Barba

3 comentarios:

  1. Anónimo9:07 a.m.

    Martín







    la pasé muy bien ayer, en el sentido académico del término







    disfrute de la clase







    disfruté







    estaba leyendo







    o mejor dicho ojeando el racconto







    mientras estoy laburando







    a la noche lo leeré con más detenimiento







    nos vemos, y te llevo el libro Araca Lacan





    Gustavo Domb







    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:13 a.m.

    oh
    ah

    mira como salte yo!

    mira como se reconstruye un hecho y se siembra la sospecha acerca de la veracidad de un acto!

    muy ingenioso...pero CON LA GUITA NO SE JODE!!!!

    ABRAZOOO




    sonia

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:05 p.m.

    avisen si arman algo en Rosario

    Mari García

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...