lunes

mi rostro afeitado ríe, mi bigote ríe, no me dejo barba porque sería la barbarie

    Aunque me tengan que dar una inyección o una nena más grande me pateé la nariz sin darse cuenta que me estoy subiendo al tobogán atrás de ella, yo voy a ser estoica y valiente...
    Creo que más adelante voy a tomar el ejemplo de San Martín o uno de esos, pero si ahora no lloro, es algo que aprendí de una vendedora de la feria americana de Parque Centenario, alguien que me marcó mucho a lo largo de mi vida...Fuimos con mi viejo que preguntó si había mochilas como para mí, camperitas como para mí, calzas y shorts...Creo que fue anteayer, pero sus palabras me quedaron vívidamente grabadas en la memoria como si fuera ayer...le mostró al viejo mochilas, calzas, camperas asintiendo con la cabeza y después de rebuscar en un baúl y no encontrar ningún short, levantó su cabeza, me miró a los ojos y sentenció:
    -No shores

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...