martes

Has recorrido un largo comino, muchacha

                     
                Papá tiene barba, a mamá no le creció todavía la barba (Helena, 2 años 7 meses)



La cuarta clase de humor coincidió con el día de la mujer y nadie pudo sustraerse al hechizo de repudiar la fama de hechiceras encantadoras con la que el machismo falocéntrico patriarcal relega al mal llamado sexo débil a someterse a un cánon estético para agradar más a sus asesinos cuando las violen.


Como no quise cometer el error de la clase pasada, en la que veinte preciosos minutos de humorismo fueron entregados sin excusas a un análisis sociológico sin comicidad, me apresuré a sugerir que involucremos el erotismo en nuestros dictámenes acerca de qué es la mujer. No porque fuésemos a llegar a algo con alguna de las muy pícaras y deleitables alumnas-o algunos de los muy pícaros y deleitables alumnos que se autoconciben como mujeres. Solo porque atraer siquiera como tema al erotismo nos conecta con una parte de nosotros mismos-me refiero a una parte del cerebro, malpensados-que es más lúdica, explorativa, resbaladiza y libertaria.

Al menos eso dice George Bataille, que a la manera de los católicos más escandalizados, separa las aguas entre vida cotidiana regida por el trabajo y la exuberancia erótica cercana en su inasibilidad a la muerte. En el Concilio de Constantinopla, que siempre recuerdo, por un tatuaje que llevo en una parte de mí (una parte de mi cerebro que dice "Recuerdo de Constantinopla"), se preguntaron si María, la Madre de Dios, lo era ¡materialismo muy poco espiritual! después de que atravesara el canal del parto la cabeza de Jesús: la Inmaculada Concepción era dogma, ¿la Impecabilidad Intacta del Himen también?. La respuesta fue afirmativa y eso apalancaba la nueva pregunta: ¿cómo podía haber dejado de existir en el mundo terrenal el ser que no fue tocado por la sexualidad?. Sexualidad y muerte no son como para el concepto psi dos cosas diferentes, opuestas, el dualismo pulsional. Así que María asciende, de un modo limpio, puro, como River Plate, como acotó Walter.

Hablamos de corrección política y su origen posible: como reductio ad absurdum de grupúsculos izquierdistas: http://www.ram-wan.net/restrepo/hall/some%20politically%20incorrect%20pathways.pdf

Esto nos llevó al núcleo de un problema muy complejo: cómo la solemnidad siempre puede fagocitar cada espacio libre de rígidas certezas, de peso aprisionador en nombre del Bien o el Deber o lo que ahora con el acuerdo del Gobierno con los hold-outs podríamos llamar Deber Bien.

Ya estamos en condiciones de imprimir órganos en tres dimensiones-o penes coreanos en dos, por supuesto, ya podemos reeducar nuestros instintos como para que la noción misma de "ésta" sea habitada pronominalmente por cada contexto fantaseado. Nos preguntamos por las asimetrías de género que perviven y su validez. Enumeramos sinónimos de pechos femeninos: gomas, tetas, senos, globos, glándulas mamarias y cuando surgió la palabra "melones" se estableció una importante enmienda en el que la problemática de lo cuantitativo halló un lugar suficiente. Nos preguntamos si una chica a la que la vida le dio pechos del tamaño de limones y por mejor actitud de connotación positiva que posea no pudo hacer con ella limonada podría decir que tiene melones. Porque el tamaño del pecho femenino no es una metáfora del deseo. Un hombre que dice "agarrame el ganso", "acariciame la nutria", "saludame el muñeco", "frotame la tararira" bien puede ser el mero poseedor de un micropene, pero no podría enunciar el encantamiento de la imantada conminación confesando "manoseame el maní" o "estrujame el chicito"
.

Lo cual nos llevó a nuevas diferenciaciones. Bertrand Russell decía que una mujer busca en un hombre inteligencia y un hombre en una mujer busca belleza lo cual paradójicamente volvía más inteligente a la mujer, que adquiría inteligencia que vale más por mera y vil belleza. Discutimos esto. Discutimos si una mujer como prioridad pone la belleza, no que si encuentra una figura paterna que la contiene, le da seguridad, es millonaria, la deslumbra con su lucidez, presenta proporciones genitales heroicas y la desea locamente no sería mejor que además fuera joven y agraciada, con abdominales esculpidos, elegancia al vestir, movimientos armoniosos, una fiesta para los ojos.

No hubo un verdadero debate fuerte sobre esto porque en realidad lo estoy inventando porque en la clase no se me había llegado a ocurrir lo interesante de esta discusión y los alumnos no llegaron a participar, pero de todas maneras concluímos que hay una presión social para que a todo varón heterosexual le guste Pamela Anderson que no es matemáticamente equivalente a la que puede existir para la mujer heterosexual para que le guste Jude Law. 

Para el psicoanálisis
y conste que mi aproximación a Freud fue muy precoz, aquí con solo 16 años estoy visitando en Viena su casa convertida en museo, 
la mujer desea el deseo del varón, no es que desea desear tetas, sino que desea ser deseada. Así se podrían explicar los casos de la bella y la bestia a los que asistimos a diario, sin dudar de lo desinteresada que es la bella, que solo está con el multimillonario porque el multimillonario la desea muchísimo. Hablamos de Stendhal y la teoría de la cristalización y de la refutación ensayada por José Ortega y Gasset, que del amor sabían mucho porque no se separaron jamás. No hay parejas desparejas, escribe en su "Tratado sobre el amor" en "Revista de Occidente", si ella parece idiota y él genial capaz ella es genial o él es idiota, ponele.

La tesis central del español es que en nada definimos tanto nuestro anhelo de ser que en la elección de nuestro objeto amoroso y que en modo alguno la contingencia de una cosificación pasajera podría determinar esta voluntaria definición de nuestra identidad.

Un compatriota suyo, Unamuno, parece saber incluso menos de erotismo al ignorar olímpicamente en "El sentimiento trágico de la vida" la calentura femenina: "ven pobrecito y no sufras tanto por mi causa" es lo que, según Unamuno, la mujer se dice para consensuar ser penetrada.

Esto nos condujo a otro aspecto problemático: no solo existe la fantasía de violación, que hace que sea irrepetible y "el verdadero interlocutor a llegar" el ojete mismo a través de la subjetividad irrepetible del alma de la persona que porta el culo que queremos hacer (si bien hablamos de las diversas acepciones de "hacer una cola": operar glúteos, respetar la fila, poseer analmente): existe también la fantasía de ser violada, claro que por Ricky Martin en el Caribe con sonrisas Kolynos en un momento Kodak musicalizado por Disney.

Supongamos que el nuevo hombre sin violencia machista es perfectamente educado para solo tener fantasías eróticas de sexo consensuado. 
No habría más fotos de una chica que dejó la escuela y jamás empezó la facultad solo para tener más tiempo para ir al gimnasio, ponerse electrodos y ondas rusas en las nalgas, renunciar al chori con chimi y salir en la tapa de la revista diciendo "soy muy espiritual, no quiero que se fijen en mi mero envase corpóreo" mientras se tapa los pezones con las manos que serán sometidas a photoshop para parecer que sostienen pujantes masas incoercibles.
¿No presupondría un empobrecimiento en la comunicación?
En general la ambigüedad, las señales simultáneamente contradictorias, el doble sentido de la seducción ¿no está estrechamente o íntimamente emparentado a los modos de hacer el humor que estudiamos?
Sé que en el plano erótico o se es íntima o se es estrecha, pero hay que debatir si podemos caer en el relativismo fantaseosional y si es parte de una chispa de experiencia común a todos.
Uno anhela la igualdad, viaja en avión y tiene la posibilidad de llevar como máximo quince kilos igual que la persona que se le sienta uno al lado y que pesa el doble. Entonces hay una serie de preguntas relacionadas con la así llamada "esencia" humana. Durante milenios se dijo que la mujer si no tenía hijos no había vivido las experiencias esenciales que como mujer no le pueden estar vedadas. El matrimonio fue un ideal similar y en cierto sentido el divorcio casi se nos impone hoy por hoy como mandato. Pero volviendo al erotismo, sabiendo cuán ahuyentador de esta magia es el matrimonio (inventado como castración química avant la lettre por San Pablo), uno ve a Scarlett Johansson fingiendo para las cámaras que adora que tal galán la manosee y se pregunta ¿no haber yacido con ella in the flesh presupone una falencia para el común de los mortales?¿Estamos todos menos sus efectivos amantes por debajo de la línea de la pobreza erótica? El hecho de que a la vez todos podamos verla con solo hacer click ¿nos hace a todos eróticamente millonarios?
¿Es la consumación o el deseo lo que define la identidad erótica? Sin duda así formulada la pregunta la respuesta tiene que girar alrededor del deseo, apretar y asir al deseo, abrazar la esperanza de acariciar al deseo: es el diseño de mi deseo lo que me define como lesbiana si soy una mujer que no copula más que en sueños (con íncubos y súcubos, como afirma Octavio Paz en "La llama doble").

Una conclusión sería entonces que el hombre tiene que gustar de una misma mujer definida por el consenso merced a una construcción histórica como el botín o trofeo de la hermosura y la juventud, sin que su individualidad pueda intervenir. Julio César no puede discutir la perfección de la nariz de Cleopatra, es un tema de poder. Habría un marxismo en esto, pero solo para uno de los géneros, dado que Cleopatra sí podría conmoverse ante un bogavante poco agraciado pero que le hace acordar a un cocodrilo que le era muy simpático en un cuento infantil?

Es todo un problema el de la materialidad efectiva e inmanente de la materia verbal para el dispositivo de asociaciones. Si como afirma George Steiner ya está neurofisiológicamente comprobado que ciertas palabras nos erotizan (su pregunta escandalosa es cómo se excitan los sordomudos), cabe preguntarse a su vez si es el mismo tipo de deseo que se monta sobre la palabra pez y sobre la palabra fish, especialmente desde Saussure y el valor del signo. La poesía juega con ese efecto sublime de algunos referentes (nuestro Spinetta convierte en etéreas palabras tan concretas como "jade" o "lucuma"). 

Cada sordomudo, cada ciego, cada paralítico nos repiten como una publicidad que desde que fueron desmembrados valoran mucho más las cosas trascendentes de la vida y viven una calidad de vida mucho más singular.

“Las inmensas acumulaciones de capital fijo que con gran beneficio de la humanidad se constituyeron durante el medio siglo anterior a la guerra, no hubieran podido nunca llegar a formarse en una sociedad en la que la riqueza se hubiera dividido equitativamente. Los ferrocarriles del mundo, que esa construyó como un monumento a la posteridad, fueron, no menos que las pirámides de Egipto, la obra de un trabajo que no tenía libertad para poder consumir en goces inmediatos la remuneración total de sus esfuerzos” John Maynard Keynes, Las consecuencias económicas de la paz


¿Qué es entonces lo que define la integral totalidad de toda experiencia humana en materia física?

Decimos siempre que alimentarse, abrigarse, tener un techo..Si lo dice una suculenta rubia de ojos verdes y le decimos "yo me ofrezco a ser tu techo, me muero por estar todo el día encima tuyo" instalamos inesperadamente un erotismo unilateral que puede ser calificado de deleitable si es correspondido o grotescamente desubicado si no. Queda desmantelada la dicotomía que pesara durante tantos siglos condenando la masturbación para elogiar el acto sexual
: el acto sexual está ahora definido como la autoconciencia-para parecer hegelianos al decir algo tan depravado: la autoconciencia compartible del autoerotismo. Cierto máximum de placer podría ser el "derecho humano" en sí, con lo que no importaría tanto si se accede a él mediante diversos sitios en los que algo nos es introducido o introducimos...

Pero basta de introducciones: la clase contó con un texto de Joaquín en el que protestó a Dios por la Creación sugiriendo con gracia sutil y creciente que es un viejo senil, dado que es ciertamente más antiguo que el mundo. 


Carta al Creador 

Creador del universo. Del universo, y más allá. También creador del más acá, porque es precisamente del más acá que deseo hablarle De mis problemitas en el más acá. El más allá no sé que será, suena a expresión hueca como la palabra universo. Para ser más concreto, el universo es una noción que ni siquiera puedo representarme. O que puedo representarme, pero a través de lugares comunes, imágenes trilladas: bolas brillantes y remolinos sobre un fondo oscuro. Si eso es el universo, puedo aceptar que es un lugar propicio para ir de turismo. Bonito paisaje. Silencio. Pero estimo que esa es una imagen empobrecedora del universo. Tampoco existen posibilidades objetivas de enriquecer esa imagen empobrecida. No soy, ni tengo aspiraciones de ser astrónomo, astrólogo, astronauta, ni nada que tenga que ver con la investigación, la especulación, o la exploración del universo. Los trajes de astronauta me dan claustrofobia solo de verlos. Me parece inverosímil que la posición de los astros, el día en que nací, haya incidido en mi carácter, pongamos por caso, sombrío. Los telescopios me parecen aburridos, a excepción de que sean instrumentados con el fin de espiar a una vecina desnuda. Desde ya, disculpe si soy demasiado detallado en mis explicaciones, y que dilate el momento de ir al punto. Pero estimo, que si usted es el creador del universo y, por ende, es más viejo que el propio universo (porque si es el creador del universo, usted es anterior al universo, y por ende, más viejo que el universo), usted es extremadamente viejo. No es mi intención tratar de senil al mismísimo creador del universo. Justamente, acusar de senil, al creador de todas las cosas, es una osadía que no osaría cometer. Pero supongo que si su edad se mide en años luz, es lógico que se le mezclen un poco los tantos. Disculpe si yo, pobre terrestre finito, sostengo una representación estereotipada del creador del universo. Pero no puedo representármelo, más que antropomórficamente. En una palabra, no puedo representármelo más que como un hombre barbudo, con manos grandes y superpoderes. Que, por lo tanto, envejece. Lo que implica no sólo representármelo como un tipo con manos grandes y superpoderes, sino también sostener una concepción estereotipada del tiempo. Esa arbitrariedad consensuada según la cual el transcurrir es parcelado en, pongamos por caso, siglos, decenios, años, meses, semanas, días, mediodías, tardes, medianoches, horas, medias horas, cuartos de horas, diez minutos, cinco minutos, dos minutos y segundos. Supongamos que usted no es viejo y que, como suelen decir, usted es etéreo e intemporal. Pero convengamos, usted es el creador de todas las cosas, y ser el creador de todas las cosas no es moco de pavos. Se le mezclan los tantos, por más que no le pasen los años. Por poner un ejemplo: en su cabeza (porque a mi parecer usted tiene cabeza) lleva un registro de todas las palabras en todos los idiomas y dialectos en todas sus acepciones. Algún lío se le tiene que armar. Además, mantenerse actualizado. ¿Sabía usted que los ancianos esclerosos de la Real Academia Española, en un brote de heterodoxia tardía, han decidido incluir en su compendio de arbitrariedades el término “almóndigas para aludir a lo que, con buen tino, tradicionalmente hemos denominado “albóndigas”? Bueno, por si no lo sabía, se lo informo. O quizás no se le mezclan los tantos: entre sus hombros se cierne una cabeza grande, privilegiada y versátil, capaz de almacenar sin confusión infinitas toneladas de información en permanente expansiónEn ese caso usted es extremadamente sabio, y por lo tanto es necesario que brinde explicaciones detalladas y que, forzosamente, dilate el momento de llegar al punto. O quizás es tan sabio, que almacena información no sólo del pasado y del presente, sino también del futuro. En pocas palabras, puede prever todos los posibles estados del universo. La cual es otra expresión que me resulta imposible representar. Tal es la estrechez de miras a la que me someten las ataduras de la necesidad inmediata y material, que la expresión “estados del universo” no puedo sino remitirla a los juegos de azar. En pocas palabras, si yo fuera usted me la pasaría en el hipódromo, apostando por el caballo que puedo prever que conseguirá la victoria, porque preveo de antemano todos los posibles estados del universo. Suponiendo que eso, es lo que efectivamente representa la expresión “prever todos los posibles estados del universo”, entonces presumo que ya desde la primera línea sabe cuál es el punto que deseo desarrollar en esta carta. Pero sospecho también que prever todos los posibles estados del universo puede resultarle por momentos aburrido. Ya ni siquiera lo divierten los juegos de azar, porque conocer de antemano el resultado de la jugada le quita el atractivo azaroso a los juegos de azar. Encuentra orden hasta en el caos: los planetas giran sobre sus órbitas, y si alguno se sale de su ejey queda como bola sin manija a la deriva en la inmensidad del universo, no constituye una contingencia que lo saque por un instante del eterno bostezo, ya que puede prever todos los posibles estados del universo. En ese caso, ya que se aburre, me parece una buena idea que dilate el momento de llegar al punto de esta carta. Para entretenerlo un poco. Haga de cuenta que desconoce el contenido de esta carta, y disfrute. Como verá, por más esfuerzo que haga por escapar del cliché, no puedo dejar de representármelo más que mediante imágenes estereotipadas: un hombre barbudo con manos grandes y superpoderes, un anciano sabio que cada tanto tiene un accesos de demencia senil y se aburre. Una suerte de jerarca del universo apoltronado en el sillón de una institución geriátrica. Entonces por eso demoro en llegar al punto de esta carta: para entretenerlo un rato con explicaciones detalladasY de paso, ganarme el favorcito de sus manos grandes y superpoderosas. Porque ese es el punto de esta carta: pedirle un favorcito. O en todo caso, sería mejor decir que recapacite, que reconsidere, si en algún momento de la historia universal no se ha mandado alguna macana. Macana que me trae problemitas en el más acá. Un problemita, una nimiedad que me perturba un poco bastante, que con un poquito de buena voluntad y superpoderes quizás, usted, podría resolver. No ignoro que de todas las especies del universo, el homo sapiens es la especie más regañona. Exagero: de todas las especies del planeta Tierra, el homo sapiens es la especie más regañona. Ya le dije que tengo una representación estereotipada del universo, por eso no puedo afirmar con certeza que el homo sapiens es la especie más regañona del universo. Quizás en algún rinconcito del universo flote un pequeño planeta que porte el alusivo nombre de “Regañón”, en cuyo suelo se asienta una especie cuyo único fin en la vida consista en regañar: la especie Regañona. Pero no puedo afirmarlo con certeza, menos aún teniendo en cuenta que no soy astrónomo, astrólogo, astronauta, ni nada que tenga que ver con la investigación, la especulación, o la exploración del universo. Lo que sí puedo afirmar con alguna certeza, es que de todas las especies del planeta Tierra, el homo sapiens es la especie más regañona. Y que por ese motivo, usted está harto de atender los reclamos de los piojitos regañones que habitan un lejano guijarro en algún lejano rincón del universo. Pero mire, nadie lo obligó a crear una especie con libre albedrío. Si le agitan el avispero, es porque evidentemente se mandó una macana. No es que a mi parecer, el libre albedrío constituya una macana. A veces puede ser un poco angustiante, pero es preferible a tener el instinto de, pongamos por caso, un hámster. Imagine que si llevo a cabo un acto tan extravagante como comerme a mis crías, prefiero que ese acto responda a tortuosas meditaciones en un marco de libre albedrío, y no al impulso arbitrario de los instintos. En pocas palabras, le agradezco el libre albedrío. Pero sé que para usted es una macana, más aún teniendo en cuenta los achaques de la vejez que debe estar padeciendo. Lo puedo imaginar, viejo, apoltronado en el sillón del geriátrico, atusándose la barba y rememorando con una sonrisita satisfecha las hazañas del creador del universo. De pronto, una enfermera se acerca y le entrega un sobre con una carta en su interiorCarta de un piojito macho, habitante de un lejano guijarro en un lejano rincón del universo, instándolo a que le añada unos centímetros de longitud al pene que usted, inmaculado creador del universo, tacañamente ha colocado entre las piernas del piojito macho. Adjunta a la carta, una foto del pene del piojito macho. Lo imagino mascullando: “Imbéciles, resuelvan sus problemas.” Comprendo su irritación. Pero como ya le he dicho, nadie lo obligó a crear una especie con libre albedrío, y por ende, regañona. Hágase cargo de sus problemas, que yo me hago cargo de los míos. Y agradezca que tenga esa delicadeza, porque usted es el creador del universo. Y si tengo algún problemita en el más acá, es por su culpa. Porque si el universo viene con una falla de fábrica, es su responsabilidad resolverla. En todo caso, si no puede resolver las fallas de diseño merezco un reembolso, o una indemnización. Pero intuyo que un reembolso, o una indemnización, por defectos de diseño en el universo, le va a resultar una jodita bastante onerosaSumado al problema de determinar la unidad de medida y el monto del reembolso. Pero soy un piojito, habitante de un lejano guijarro que flota en un lejano rincón del universo, que no es muy exigente. Que en su generosidad inigualable propone como unidad de medida del reembolso, fajos de billetes norteamericanos de curso legal actual de la nominación más alta. Monto: los suficientes para llenar hasta el tope cincuenta mil estadios de fútbol con capacidad para noventa y cinco mil personas. Entiendo que esta reparación se asemeja más a un soborno que a una indemnización, y que mi proceder se asemeje más a una extorsión que a una propuesta justa y formal. Y que inmiscuirse en asuntos de piojitos mediante un grosero soborno, no es un acto que precisamente contribuiría a realzar su imagen entre los habitantes de este lejano guijarro que flota en un lejano rincón del universo. Si en su inconmensurable sabiduría, se le ocurre algún método más sutil para saldar la deuda, encantado de oír propuestas. Además, y esto se lo digo con todo el aprecio que le profeso, no le vendría nada mal una ola de milagros sobre la árida superficie de este lejano guijarro que flota en un lejano rincón del universo. Tómelo como un consejo, es por su bien. Por el bien de su imagen. Porque por aquí hay muchos piojitos que desilusionados de tanta catástrofe, comienzan a forjarse una imagen desfavorable de usted. Por no decir, maligna. En pocas palabras, para algunos piojitos usted vendría a ser algo así como un viejito colérico y desalmado que, por acción u omisión, da lugar a, pongamos por caso, una catástrofe nuclear. Pero eso no es todo. Es mi deber informarle algo más. Entre los habitantes de este lejano guijarro que flota en un lejano rincón del universo, pululan una serie de piojitos que se han erigido en voceros de sus designios. Quizás usted esté al corriente, y esa sea su estrategia para mantener el orden universal. Si es así, me permito comunicarle que debería ser un poquito más cuidadoso a la hora de conceder franquicias en el universo. Porque los piojitos que se autoerigen, o que usted ha erigido, como voceros de sus designios, son peores que una catástrofe nuclear. Son esencialmente pendencieros, y no les agrada la competencia.                   
Sexo y voceros religiosos: ¿por qué mezcló en el mismo lugar el placer y la procreación? A veces mezcla, cuando tiene que separar; o separa cuando debería mezclar: murciélagos.  

Es decir, los defectos de diseño en todas las cosas, en todas sus relaciones de implicancia mutua. 








Marcelo Rapa, a quien erróneamente llamábamos "Rafa" y decíamos ante sus imitadores "ahora vamos a ver un texto como de Rafa" se convirtió en " cómo derrapa". Leyó una genialidad en cuanto a ostranemie, como lo llamaban los formalistas rusos, un extraterrestre visitando el Congreso, interpretando no nuestra fiaca en los feriados puente, sino que somos tan laboriosos que hacemos puentes los días feriados. El alienígena anotaba con naturalidad "Gabriela Michetti se desplaza en su propio vehículo".



Informe nº 4654 
Misión: Reparación del hecho-tiempo 06:06:2016:1845: 34°36′36″S / 58°23′34″O 
Orden: Desmaterialización 
Período 1 
Arribo según lo previsto. Decido mezclarme entre los seres que habitan la zona. Adopto su forma y estructura promedio. Casi inmediatamente me interceptan tres de ellos de aspecto idéntico. El traductor inserto en mi cavidad sensorial tarda en iniciarse debido quizás al campo magnético que acabo de atravesar, por lo que solo alcanzo a entender: 
- ...cés en pelotas? ¡Tirate al piso y no te muevas! 
Hago lo que se me solicita. Me colocan unos aros metálicos plateados en mis extremidades como presente de bienvenida. Me introducen en lo que parece ser un vehículo con destellos azules no sin antes haberme golpeado las piernas con unos cilindros negros macizos. Realmente es muy extraña la hospitalidad y su forma de comunicarse. Soy conducido al lugar de reunión de estos seres azules. Continúa la bienvenida. Cada ser con el que me cruzo me mira, toma su cilindro negro y lo golpea con fuerza sobre mí. Contabilizo un total de 32. Me arrojan a una cabina sucia y oscura. Espero a que los seres hibernen, reagrupo mi tejido y salgo sin ser oído. 
Período 2 
Para evitar nuevos inconvenientes, me instruyo sobre las costumbres de los seres. Se visten (ese es el término que usan) para no mostrar su interior. Sus ropas (es lo que utilizan) es distintivo de la raza a la cual pertenecen, aunque suelen usar comunmente ropas de otras razas. Se subdividen en tribus: mujeres, hombres, niños, niñasgayslesbianas, putos, trabas, sados, pendejas, pendejos, teros, homos, transbi, viejos, viejas, ratiswuachiturrosemosdark, veganos, en fin, una larga lista que aún estoy recopilando. Adquiero la ropa de las tribus más populares: hombre + homo + vegano. Comienzo el estudio de situación. Debo solicitar un nuevo traductor. 
Período 3 
Prosigo con la tarea encomendada. Habito una cabina en altura frente al lugar asignado para mi misión. Es el hecho-tiempo indicado. Me diriijo al lugar. Entre mis ropas escondo un desmaterializador estandar J7. Calibro el flujo para una distancia efectiva de 2 Megaplics. Ingreso a la gran cabina. En ella, otras cabinas se ordenan una a cada costado de la explanada. Enciendo mi traductor y leo: despacho Senador M. Kirchner. Un ser se me acerca. espero no falle mi tradcom. 
- ¿Que hacés, pibe? ¿Trabajás acá? 
- Sí - le contesto. 
- ¿No te avisaron los de ATE que hoy es el paro? Es por los rajes en el Senado. 
Pregunto si todo se normalizaría para el próximo período, a lo que me contesta: 
- ¡ Ja, para el próximo período, Cristina los mete presos a todos! 
Período 4 
Imposible realizar misión. No hay seres en ninguna parte. Parece que todos se han ido porque están construyendo un puente en feriado. Seguramente el nombre de un lugar. Seres trabajadores. 
Período 5 
Sin novedad. Manejo ya el idioma con algunas dificultades. Aprovecho para interiorizarme en los usos y costumbres del lugar. Utilizan un sistema de intercambios mediante "dinero". Introduciendo una tarjeta, lo sacan de unas máquinas bastante básicas que están ubicadas dentro de unas cabinas distribuidas por toda la ciudad. Hoy no vino el ser que me espera a diario en la puerta de la cabina para que le entregue el dinero. 
Período 8 
Ingreso al edificio del Congreso. Me recibe allí el mismo ser que conocí el período 3.  
- ¿Que hacés, pibe?, tás perdido? 
- Busco el despacho de Michetti - le digo 
- ¡OlvidateLa turra rajó hoy para Jujuy a acompañar a MauriIban a inaugurar un puente, o alguna mierda de esas. Hoy es lunes, hasta el miércoles no vuelve. Acá se sesiona únicamente los jueves. Y... dos o tres horitas nomás, eh! Así que si no la agarrás el miércoles tipo 11 de la mañana, no la ves hasta la semana que viene. 
Período 10 
Son las 10:45 según la medición de espacio-tiempo local. Pienso en cambiar el lugar de le ejecución de la misión. Calculo las probabilidades de utilizar la abertura de mi cabina. Calibro el flujo para una distancia efectiva de 32 Megaplics. Espero a que la senadora Michetti arribe al Congreso. Veo la caravana de vehículos que se acerca. Se detienen justo frente a la puerta de acceso. Descienden unos seres de la raza Patovica y rodean al vehículo. No es importante, tengo altura suficiente para la descarga. No veo a la senadora en el tumulto. Ingresan al Congreso. No es posible efectuar la descarga. 
Son las 23:00 horas. Me acaban de confirmar que la senadora se desplaza por el interior del edificio en un vehículo propio. Decido volver al plan original. 
Período 17 
Ingreso al edificio del Congreso por tercera vez. Me recibe como es costumbre el mismo ser que conocí el período 3. Lo denominan El Tano. Me coloco cerca del ingreso. Escucho que un tumulto de Patovicas ingresan al edificio formando un círculo. En un descuido, me adelanto hasta quedar frente a la senadora que era trasladada en su vehículo. Detrás de ella un ser la empujaba. Intento descargar mi flujo sobre ella. Algo falla. La miro a los ojos y en voz baja susurro: no puedo! 
La senadora hace un ademán y el ser detiene la marcha. Pienso que no tardarán en arribar los seres azules y que posiblemente me lleven nuevamente a las cabinas sucias. Ella levanta la cabeza, me mira directo a los ojos y me dice: 
-¡Sí, se puede! 
Período 18 
Calculo las probabilidades de repetir la misión. El resultado es negativo. El  hecho-tiempo 06:06:2016:1845 es irreversible. Donald Trump será presidente. 


Fin del informe. 







Susana leyó obedeciendo a una de las consignas y buscando "dessinestrizar" una noticia a la que distorsionó: dos ancianas fueron asesinadas en Ecuador, no dos jóvenes, porque la nueva trata de blancas va a ser de otra trama etaria, para no avasallar e inhibir al nuevo varón vulnerable. Muy bien condimentado con detalles ideológicos a favor de Correa y con una repetición muy atinada que volvía nada despedidor al final, en una caracterización de una de ellas, de quien se podrán decir muchas cosas, pero no que no sea agradecida. Su obra brillaba con perlas muy bien dosificadas. La palabra "tiroteo" era su único doble sentido y el título nos recordó la aliteración (la repetición de la estructura consonántica) que improvisó Borges y atribuyó a Almafuerte para embromar a un almafuertiver que lo tenía loco: "En el medio de la plaza del pueblo de Pehuajó hay un letrero que dice: la puta que te parió".Atento General M. B.( ¿Martin Balsa quizá????NO, MARTÍN BRAUER)
En respuesta a su reclamo--día !!!domingo!!! 13 de marzo, y pidiendo las disculpas, explicaciones, gambetas, coartadas, excusas,sanatas,y atenunates del caso, paso a copiar mi relato.
Copio y fuera


Título: Triste tragedia trasandina

Después de un debate familiar que con la votación favorable de tres a uno (éramos mi tía abuela Dorita y su vecina Maricarmen , mi marido y yo), se acordó la realización del viaje de éstas últimas en carpa a Ecuador.
Dorita, insuflada de ánimos latinoamericanistas"!!!hay que apoyar al Mercosur, a la Unasur, Vivan Evo, Lula y el Pepe!!!!) ella siempre fue peronista, del ala izquierda, desde que obtuvo el crédito a 30 años para hacerse su casa proveniente del banco hipotecario( se puede decir cualquier cosa de mi tía abuela, excepto que no sea agradecida). Decía no hay que dejarlo solo a Látigo Coggi, lo llamaba así cariñosamente a Rafael Correa. ¡¡¡¡¡¡Ecuador, Ecuador!!!!!! Arengaban las dos a coro: -Hay que estar atentos a que la derecha neoliberal e insaciable no lo asesine, no le inocule un cáncer, no lo saque del mapa político de la Patria Grande. Además, aún considerando la peladita incipiente convengamos que está para darle, es un placer verlo en los afiches, bronceadito y de camisita bordada.
Bien tomaron el colectivo gallinero, aprovechando una excursión especial que sacó el Anses para jubilados"maduritos" (de 80 a 90) pero ideológicamente posicionados, pagadera en 78 cuotas fijas con claúsula de cancelación automática por muerte durante la travesía) , desde Retiro vía Bolivia, con combinación en La Paz y desde allí directo a Ecuador (Ojo!! hasta Quito no para, sólo para hacer "dos" cada tanto).
"Es nuestro último tren", repetían riéndose con picardía.
Ambas dijeron que serían prudentes, nada de bikinis ni de andar convidando mate a extraños, sólo alguna manifestación en apoyo al Rafa para palpitar el sentir popular.
Partieron.
Era conmovedor verlas.
Habían llevado pañuelos blancos para ponerse en la cabeza, no tenían familiares desaparecidos pero creían que a esta altura ya era un signo de argentinidad.
Fanáticas de la energía de la Pachamama querían instalarse no en un camping como los del Aca de acá allá o sea del Ace, sino irse al interior profundo del Ecuador, al de verdad, ahí justo donde nacía el Amazonas, (¡¡¡¡Si lo habrán dibujado en el mapa de sudamérica en la escuela primaria!!!!, antes del Simulcop, mucho antes).
Esa fue la última imagen que tuvimos de ellas en carne viva.
Sonrientes y entusiasmadas.
A lo largo de la travesía y por comunicaciones que hacían via Skype, advertimos que la tía abuela Dorita y su vecina Maricarmen iban haciendo una transformación importante, incursionaron en el consumo de la otra "yerba", y fueron agregando paulatinamente otros "yuyos" más prometedores. Renació en ellas un espíritu erótico, liberador, apasionado, descontrolado, temerario.
Recordábamos la frase más repetida...."es nuestro último tren", y sí....fue premonitorio.
Veinte días después apareció una noticia en el diario que nos dejó helados a mi marido y a mí,

Dos hombres fueron detenidos acusados del crimen de las turistas argentinas Dorita Vevilacua--es realidad es tía de mi marido pero yo la adopté por cariño-- y María de Carmen Szlotogwiazda, cometidos durante un ataque sexual, El supuesto asesino manifiesta que las chicas le contaron a un amigo suyo que no tenían dinero para hospedarse, y este amigo es quien le dice que las albergue en su casa, donde vive solo. Una vez allí, este muchacho reconoce que él y su amigo habían estado tomando alcohol, pero que las chicas no.
En la embajada argentina se sospecha que "claramente hay algo mucho más oscuro y más grande, que involucraría una red de trata", ya que  "estuvieron muy expuestas durante muchos días" y eran chicas que podían "llamar la atención".
Eso seguro era cierto, la transformación de mi tia y su amiga era inenarrable.
Aparentemente habría una red de trata que trabajaría con geriátricos de medio pelo, donde ancianos sin envergadura, disminuidos por la vejez y en favor de no perder sus funciones fisiológicas, se verían favorecidos al ser estimulados, pero no por la juventud temprana que los apabulla y consecuentemente los inhibe, sino que gracias a un estudio hecho en la Universidad de Columbia se comprobó que es más favorable con mujeres de su grupo etario, pero activas, ansiosas de vivir experiencias, dispuestas a todo, pero claro era necesario raptarlas porque el trabajo para ser redituable debía ser full time, y motu proprio nunca hubieran aceptado porque (me parecería estar escuchando la voz de Dorita) ¡¡¡¡no hay cuerpo que aguante!!!!
El presidente Macri, nos llamó y dijo que si era necesario mandaría la metropolitana, pero a manera de consuelo nos dijo -....y bueno fue el último "tiroteo".... 
no sé si lo dijo literal o metafóricamente.
Afuera están los periodistas de todos los medios, veremos cómo lidiamos con eso. Mientras tanto estamos calculando qué hacer con las cuatro casas, los dos departamentos y la isla en el Tigre que dejó Dorita. Lo que es seguro es que en homenaje a la tía una de las propiedades la donaremos para unidad básica de La Cámpora. Se podrá decir cualquier cosa de mi tía pero no que no era agradecida.
Carolina que en el contexto de la clase era Scarlett Johansson, con una intensidad que no hacía necesaria la existencia de Scarlett Johansson, invitándonos a reflexionar acerca del valor adaptable del poderío lascivo, trajo por fin su presentación.
(para alguien sin formación "El Principito" está tan bien escrito como para Harold Bloom un verso de Pessoa)
Confesaba que el hecho que marcaba su vida era que su padre a los cuatro años la había dejado en su provincia natal, La Pampa, no en "pampa y la vía" pero sí en el jardín de infantes sin advertir que ese día el jardín estaba cerrado por reformas: la dejó con unos albañiles.
Rapa de inmediato dijo que el problema era que no estaban matriculados, Susana habló de andamiaje, Carolina dijo que desde entonces está construyendo el vínculo con su padre, yo imaginé un cuento en el que por no llegar a un acuerdo en las paritarias las docentes del Kinder, el Gobierno pone a albañiles a dar clases.
Todo su texto rebosaba de metáforas muy divertidas de intervenir, de confusiones imposibles muy divertidas para aclarar.
Elsa dijo que el pareció muy revelador el texto, que en él Carolina se nos estaba entregando toda y que le hizo acordar a cuando hace muchos años atrás a ella le tocó perder a su hija, la angustia y el dolor que sintió.

Guardamos un respetuoso silencio y aclaró que perdió a su hija nada menos que en la Feria del Libro y que era desesperante transitar esos minutos hasta que por altoparlantes la localizaron.

Recordamos a George Tabori, el discípulo de Brecht que de niño fue por primera vez a un circo, vio a una equilibrista perder pie y caer. Murió en el acto. Un charco de sangre cubrió su cadaver.
Entusiasmado pidió a su padre ir al día siguiente y se desilusionó de que no hubieran sacrificado a otra equilibrista, creía que en eso consistía el acto.


antes que nada: alumna Susana, usted adeuda el envío de su texto de la trata de blancas senior, le informamos que el próximo curso de humor tendrá lugar desde el miércoles 30 de 20 a 22 hs. y el miércoles 6 vendrá a disertar el discepolista- 


Señores humoristas con los que busco algo serio:


vamos a intervenir o no el texto de la Carolina?


dijimos que era un texto muy fresco y auténtico y que en él se mostraba toda ella y también que se le puede entrar desde muchos lugares, o no?

voy a intervenirlo con lo primero que me pase por la cabeza, les pido que hagan sus versiones y que esto termine convirtiendosé en las Variaciones Goldberg de Johannes Sebastian Floresdebach...

las técnicas que voy a aplicar son: alterar los vocablos, agregar palabras o frases, exagerar (el número de albañiles) y fundamentalmente porque nuestra compañera está en edad de merecer, digo lo merece, meter aspectos sexuales donde no los hay (en todo el texto no los hay, les aclaro, para ayudar a la identificación)

hay metátesis en "acá nos amamos" por "hamacamos" y "terrenal"...

un solo elemento absurdo inocente: las papas fritas, que vuelven inocente por absurdo lo que podía ser obsceno

mezcla de lo elevado y lo bajo, la Afip

juegos de palabras con otro idioma: the wall

vean si les causa gracia


versión original primero:

PRESENTACIÓN
Empiezo a escribir, y me pregunto por qué será que me cuesta tanto presentarme. Será que soy especialista en no estar presente? Sí, mas de una vez me he descubierto con la sensación de ser invisible, de estar pero no estar. Modestia? No molestar? Miedo? Vergüenza? No tengo la menor idea, o quizá la borre sin darme cuenta.
A veces mi existencia se me desdibuja como esas hojas que se mojan y las letras pierden su nitidez, hay que acercarse y hacer un esfuerzo para identificar lo que dice, y sino inventarlo. Curiosamente, cuando recuerdo un sueño tengo mucha mas certeza de haber vivido eso que otro hecho de la vida diurna. Vivir en una burbuja puede sentarme.
No saber dónde estoy es otra de mis cualidades. Una especie de desorientación y crisis existencial me siguieron de pequeña, y de hecho me alcanzaron. Aun tengo presente cuando mi papá me dejó en el jardín de infantes y al entrar me atendieron los albañiles diciendo que el jardín estaba cerrado por reformas. Empecé a caminar a la deriva. Aun puedo ver ese instante en el que miré a mi alrededor y empecé a caminar sin rumbo, como hasta hoy.
Quizá si ese día en el jardín, en lugar de albañiles estaba la maestra, mi vida actual sería otra...son tantas las vueltas del efecto mariposa que me marea.  Igual a fin de cuentas qué tan importante es saber quién uno es y dónde esta. Bueno, pensándolo bien sí es importante pero no imprescindible para respirar. 
Los temas espirituales siempre me atrajeron mas que los terrenales. A veces siento que esto de ser humana y adaptarme a reglas de la sociedad opaca mi ser autentico. La libertad la siento como el bien mas preciado, sin embargo no siempre la puedo defender. Que loco no?. Va, en realidad son decisiones que te van llevando, llevando a determinados lugares y un día te despertás y te preguntas que hago acá?

REFLEXIÓN 
En la era de las comunicaciones a menudo se nos escapa un detalle importante, y no es de pollo precisamente, aunque tiene alas. Qué tiempo de nuestro día dedicamos a escucharnos, apagamos la pantalla del celular para encender la de nuestra intuición. Ahh ya se.. las líneas aun están sin señal, se nos perdió el chip o nos quedamos sin crédito.
Mirarnos de cerca, de frente, pareciera ser una acción poco común dentro del zombinismo. En el apuro inercial nos escapamos de nosotros, se resbala la razón por la cual nos estamos moviendo pero mientras haya algo que se mueve...
El propósito de nuestra vida hace aguas mientras nos bañamos en la ducha, nos resbalamos, nos enjabonamos para luego, entre burbujas, sumergirnos en los mismos lugares, con la misma gente, a hacer lo mismo para algún día despedirnos y cerrar los ojos. En ese cerrar los ojos hay un sentido que implica antes haberlos abierto, y para abrirlos en algún momento tuvieron que estar cerrados. En ese vaivén nos hamacamos. Cada personaje cumple una función, cuál es la mía, aún no me llamó.
versión toqueteada
PRESENTACIÓN
Empiezo a escribir, y me pregunto por qué será que me cuesta tanto presentarme. 
Después de todo, sacarse la ropa delante de los compañeros del curso de humor podría parecer más difícil para otras mujeres y bien que no me costó. No tuvieron que insistirme mucho. Y no es porque yo sea más ligera de herraduras que las chiruzas posmodernas. Lo que pasa es que como tengo mis ritmos pampeanos me aconsejaron que me entregue lo más rápido posible que total para los tiempos que se manejan en Buenos Aires voy a parecer seria y recatada. Pero creo que me fui...¿Por qué me fui? Será que soy especialista en no estar presente? Sí, más de una vez me he descubierto con la sensación de ser invisible, de estar pero no estar. ¿Cómo me he descubierto? Bueno, porque me desdoblo y levito desde adentro de mí misma, un ejercicio que hacemos en yoga. Entonces, la sensación de ser invisible paradójicamente era con la ropa puesta. Con transparencias ya todos los baberos pajosos, digo pajeros babosos me miran. ¿Qué puedo hacer para ahuyentar a esta manga de depravados que me distraen de mis elevados y sublimes pensamientos trascendentales? Decidí orinar al aire libre: me he al descubierto. Muchos de ellos me quieren más ahora, malditos degenerados psicópatas perversos que de esta misma manera nos violan y nos matan o nos matan y nos violan, según las preferencias es el orden, pero un desorden psicológico traen, eso es seguro y al final al único que llevan preso es a seguro. No me gusta cómo nos matan, ni me gusta que el feminismo nos obligue a parecer zombies diciendo como si estuviéramos muertas que nos matan, me mata. Pero no voy a decir la razón verdadera por la que me saqué ese corpiño que tanto me apretaba. Molestia? 
Es importante que no me vuelva a molestar, pero no quiero sobreabundar sobre esto... No molestar? 
Y si me tapo con mi dedo? Midedo? se va a ver buen saldo...verbuensa...Vergüenza? No tengo la mayor idea, o quizá la borre con una goma sin darme cuenta.

A veces mi pecho izquierdo  se me desdibuja como esas hojas que se mojan y pierde su nitidez, hay que acercarse y hacer un esfuerzo para identificarlo , e inventariarlo. 


Curiosa mente, cuando recuerdo un dueño tengo mucha más corteza de haber bebido queso que orto lecho de la vida de urna. 
¿Burundanga?
Recién después de un baño con burbujas pude sentarme.
No saber dónde estoy es otra de mis cualidades.  Mía y de uno de mi pechos pero no me lo tomo muy al mismo. Una especie de desorientación y crisis existencial me siguieron de pequeña, y de hecho me alcanzaron, o sea que tan desorientadas no debían de estar, su gps funcionó. Aún tengo presentes de  cuando mi papá me dejó en el jardín de infantes y al entrar me "atendieron"  los albañiles diciendo que el jardín estaba cerrado por reformas. Empecé a caminar sobre  la de Rivas, uno de ellos . Aún puedo ver ese instante en el que miré a mi alrededor y empecé a atajar papas fritas a la provenzal con la boca, como ahora.
Quizá si ese día en el jardín, en lugar de treinta y siete albañiles a los que nunca voy a olvidar, con algunos de ellos después seguimos saliendo o somos amigos en el face, hubiera estado  la maestra, mi vida actual sería otra...son tantas las vueltas del efecto mariposa que me marea, al punto de que cito el efecto mariposa como si el efecto mariposa se aplicara a dos hechos de una misma persona, así de mareada estoy conceptualmente y con efectos mariposas en el estómago antes de ver al maestro mayor de obras, cuando con todas sus admiradoras llenó obras cantando "The Wall" y "The Wall a wall" (de igual a igual), pese a que, como Beethoven, ya estaba sordo como una tapia.  Igual a fin de cuentas qué tan importante es saber quién uno es y dónde está, más que para la Afip . Bueno, pensándolo bien sí es importante pero no imprescindible para respirar hondo porque hoy vienen de vuelta los muchachos a enduirme. 
Los temas espirituales siempre me atrajeron más que los terrenales. Por ejemplo las bebidas espirituosas, me caen mal al hígado pero siempre es mejor que té renal. A veces siento que esto de ser humana y adaptarme a reglas o mentruaciones de la sociedad opaca mi ser auténtico, especialmente desde que en las publicidades de tampones dejaron de usar líquidos de color azul claro. Me la miro ahora que estoy desnuda y al aire libre y a la libertad la siento como el bien más preciado, sin embargo no siempre la puedo defender. Que loco ¿no?. Bah, en realidad son decisiones que te van llevando, llevando a determinados lugares y un día te despertás y te preguntas ¿qué hago acá?¿no fueron capaces de llevarme aunque sea hasta la nunca mejor dicho, parada?

REFLEXIÓN 
En la era de las comunicaciones a menudo se nos escapa un detalle importante,y entonces con el botón desabrochado se ve la toallita femenina, aunque tiene alas. Qué tiempo de nuestro Día discount dedicamos a estrujarnos, pagamos la pantalla solar de las células para encerar la de nuestra institución. Ahh,  ya sé.. las niñas aún están sin puñal, se nos perdió el chip o la papafrita  o nos quedamos sin cérdito.
Mirarnos de cerca, de frente, la bragueta abierta pareciera ser una acción poco común dentro del zombinismo. En el apuro inercial nos escapamos de nosotros, se resbala la razón por la cual nos estamos moviendo pero mientras haya algo que se mueve...les pido disculpas, no me di cuenta...
El propósito de nuestra vida se hace agua la boca mientras nos bañamos en la ducha, nos resbalamos, nos enjabonamos para luego, entre burbujas, sumergirnos en los mismos lugares, con la misma gente con la que nos habíamos bañado y enjabonado, a hacer lo mismo para algún día despedirnos y cerrar los ojos para que no vea en nuestra pupila el efecto de la halitosis al despedirse. En ese cerrar la bragueta hay un sentido que implica antes haberla abierto, y para abrirla en algún momento tuve que estar errada. En ese vaivén nos amamos acá, digo nos hamacamos. Uno de los albañiles que enjaboné era paraguayo, un albañil avezado que ha besado como nadie mi chipá. Cada personaje cumple una función, cuál me lamía la mía, aun no me llamó.

Queridos todos:

A pedido del profe, que ya me cagó a pedos por no subir mi escrito de las turistas, y haciendo honra de la palabra empeñada( en la era Macri ya no se salva ni la palabra del empeño) paso a hacer mi aporte al escrito de nuestra "Carolina... de lejos.."

A veces mi existencia se me desdibuja como esas hojas que se mojan y las letras pierden su nitidez, hay que acercarse y hacer un esfuerzo para identificar lo que dice, y sino inventarlo.


Si Caro tenés razón recuerdo que con vos me pasó que me decía:¿Cómo se llama esta chica, era Vera, era Estefanía, era María Candelaria de los Socorros Mutuos, cómo era carajo, y encima me olvidé los anteojos, pero no, deben estar  en el fondo de esta cartera puta donde nunca encuentro nada y sin anteojos no leo una mierda, ¿cómo se llama, está borroso el nombre, la foto,el identikit, ...la puta madre....", 


Vivir en una burbuja puede sentarme.

A este párrafo puedo aportarte que me enteré que hoy hay !!!!Oferta COTO en jabones en polvo, Detergentes,Lavavajillas!!!!!LLevando dos productos iguales pagás la mitad del segundo, ya con eso te podés hacer un stock interesante, yo te presto mi tarjeta de comunidad (comunidad coto, no comunidad Burbujas Porteñas.gov.ar)  y    !!!chupate esa burbuja!!!!


Será que soy especialista en no estar presente? Sí, mas de una vez me he descubierto con la sensación de ser invisible, de estar pero no estar.


No te preocupes, vivencia típica de las reuniones de consorcio donde hay que reelegir a los integrantes de la comisión que ayuda al administración. Todos sufrimos de pronto el síndrome de Invisibilidad aguda, creeemos que somos invisibles y por lo tanto no nos pueden votar o exigir, o pedir o rogar encarecidamente que aceptemos el cargo.

 Aun tengo presente cuando mi papá me dejó en el jardín de infantes y al entrar me atendieron los albañiles diciendo que el jardín estaba cerrado por reformas. Empecé a caminar a la deriva. Aun puedo ver ese instante en el que miré a mi alrededor y empecé a caminar sin rumbo, como hasta hoy.

A este relato podría agregar, como si fueras vos : "Si, recuerdo que ese día tenía encima mi alcancía  y al verme desorientada la rompí y decidí usar las monedas para viajar: me tomé el 60, después el tren a Don Torcuato, después volví al centro con el 15, me subí al micro que pasea por Buenos Aires Ciudad, tomé los subtes A,B,C,y D haciendo combinación y después me metí en la burbuja hasta que me desperté del sueño y pensé que todo había sido real.

 Va, en realidad son decisiones que te van llevando, llevando a determinados lugares y un día te despertás y te preguntas que hago acá?

Idem al anterior, podria agregar: "Si, una vez había ido al bailar y la verdad, estaba recopeteada, estuve a los chupones con Charli, un chabón que acababa de conocer y ni siquiera me gustaba pero fue el único que se me acercó, estuvimos meta beso y desabroches, pasamos la noche en su depto, y cuando me desperté a la mañana dije!!!!Qué hago acá, Qué hago acá, Qué hago acá!!!!!!
no era que me hubiera arrepentido sino que a esa hora ya debería estar en la oficina, y para colmo a mi me agarra el desoriente--producto de mi trauma infantil--- y puedo llegar a tomar el tren para San Fernando cuando quiero ir a  Bolivar y Defensa

En la era de las comunicaciones a menudo se nos escapa un detalle importante, y no es de pollo precisamente, aunque tiene alas.

Esta frase, no sé si porque estoy medio dormida o es un argentinismo pampeano, no la entiendo. No  sé que mierda tiene que ver el pollo con las comunicaciones. Hasta donde me acuerdo para las comunicaciones se usaban las palomas¡¡¡pero los pollos????A lo mejor en una época en La Pampa se había extinguido las palomas y empezaron a adiestrar pollos para llevar mensajes a distancia. La verdad se me escurre el significado.


El propósito de nuestra vida hace aguas mientras nos bañamos en la ducha.

Nuevamente no te preocupes, a mi el propósito se me va por el agujero de la bañadera cada dos por tres. Me resbalo con el jabón, no veo una mierda, el agua está que pela y !!!!!Zas, otra vez se me escapó el propósito!!!!!


Bueno, este fue mi aporte para ayudar a desiniestrizar (tengo que mostrar credenciales de psicóloga, que se le va a hacer) la tumultuosa y descompaginada vida de nuestra amiga, igual recordá que te ofrecí mi tarjeta y la rechazaste. Pero no soy rencorosa. Elijo quedarme con lo mejor.

Besos para todos Susana  la Vevi "Vevilacua"


Geniosss Gracias por sus aportes!!!
Me encantaron y me ayudan para reescribir el texto desde otra perspectiva. 
Cuando tenga nueva versión se las paso!
Susana, lo de pollo era porque antes dije, "a menudo" :) 
Cariños 
Caro

chic@s

Me agarró la nostalgia del grupo que ya no se va a juntar. Mañana martes termino en el consultorio 21.30,¿ da para que nos juntemos a comer una pizza y charlar del grupo y lo producido?. La verdad me cayeron todos rebien y fuimos superproductivos, no me gustaría perder el contacto. Yo voy a hacer el grupo con Martin de los miércoles pero sé que algunos no pueden ese día, así que pensé si querrían juntarse a comer algo. Confirmen. Yo termino a la vuelta del Alto Palermo, alguno anda cerca????
Abrazo Su

Hola Susana. ¿Puedo tutearte? Entonces:

Hola Tusana.

Agradezco la invitación pero no seré de la partida el martes. Sí, nos veremos el miércoles. Respecto del pollo, se nos escapa "A MENUDO" aunque también tiene alas. Es igual que la condena a "Seguro", pero que nadie sabe dónde lo alojaron. Aunque seguro se escapa a menudo, que tiene alas pero no toma Red Bull que es otro bicho que tiene cuatro patas, dos más que el menudo y que seguro Seguro tiene.
Espero te haya resultado esclarecedor. Por mi parte el haber hecho el curso me dejó más contento que perro con dos colas (que también tiene cuatro patas aunque se enreda con las dos colas). Habría que hacer un raconto de las bestias mitológicas del saber popular, nocierto? Por ejemplo el pollo con cuatro patas, citado en un antiguo papiro encontrado en las ruinas de una peluquería en Balbastro y Av. Castañares. Dicho pollo fue producto de la manipulación degenerética que dió como resultado un ave que atravesó el galpón como un rayo. Jamás se lo volvió a ver. Se dice que alguna vez marcó 175 kilómetros por hora en una noche de  llovizna, allá por la Lugones y que habría sido tentado por Mac Laren como piloto de pruebas para el nuevo prototipo: el  Mac Chicken F1, cuyo sponsor oficial, Burger King, habrìa puesto los huevos en el cielo, digo, el grito por el piso, amenazando que retirar del mercado el "King de pollo Patagónico", aunque el King Patagónico todavía está acá, en CABA pero de eso no voy a hablar porque me termino metiendo en CABA quilombo.
Como te venía diciendo Tusana, nos vemos el miércoles en lo de Martín, ¡Ese es mi pollo!
Saludos. Marcelo


PD. a Carolina. Me olvidé de mi aporte, pero algo se me ocurrirá. O sé que me ocurrirá algo...

Marcelo Rapa



Martín, consulta, la traductora en inglés me consultó si Stuffed animal era un peluche o un animal embalsamado. Es un peluche.
En alemán quedó traducido einbalsamiertes Tier. ¿Peluche se dice así o sería animal embalsamado?
Saludos!



Hola, Alejandra:

Sí, yo también había interpretado que era eso (en inglés uso más bien cuddly toy, fluffy toy o plush toy o directamente Teddy como los osos de la campaña proselitista de Teddy Roosvelt antes de los Winnie the Pooh de Di Tella para seducir kelpers y lo traduje como "animal embalsamado", más bien como Evita ¡qué horror! no hablemos de política!), así que te pido disculpas: la rectificación quedaría así: "Plüschtier"
prometo en lo sucesivo estar atento a palabras polisémicas y ambiguas y consultarlas siempre, en este caso ni advertí que lo era, así que si recibís consultas así viene bien que me las hagas extensivas, especialmente si son oriundas del inglés, dado el vocabulario similar que existe con el alemán para algunas raíces etimológicas
en fin, mis hijos (ver foto) juegan con peluches y ven animales embalsamados en el museo, sería bastante desagradable que fuera al revés, espero que no sea tan grave!
beso
Ja, ja, del Teddy bear a Evita, cuántas emociones en un solo mail Emoticón wink
Gracias por la aclaración, Martín, ya lo corregí en la planilla.
Estoy viendo con el programador una forma de hacerles llegar a ustedes traductores el grupo de imágenes de los hidden objects, así pueden despejar las dudas de las palabras conflictivas.
Tus hijos, preciosos. Evitáles ver a Evita embalsamada o a Perón sin manos. Emoticón tongue
video
Coronó la clase un ex alumno que se animó a exponer qué es el stand-up: Walter.
Explicó que el remate es mucho más frecuente e imperioso y que hay diversas clases de remate: por ejemplo al que se llega por exageración-en lugar de decir que la ola me arrastró y no encuentro mi sombrilla, hay que decir me metí en Pinamar y terminé en Cariló.
Habló de una breve enumeración en la que el tercer elemento es discordante: ¿quién no soñó con ser estrella de rock como David Bowie, Mick Jagger o Pablo Lescano?
Incluyó un recurso que no supo muy bien cómo ejemplificar. El de tirar un tema y volver mucho más tarde a él. Sugerí el uso de la palabra "metáfora" en el sketch "Himnovaciones" de Les Luthiers, tomado de "El cartero" cuando el poema de Neruda "desnuda eres como una mariposa" lleva a que no le cause la menor gracia a la madre de María Gracia Cucinotta suponer que "ya te vio en pelotas".


                                        ¿te duele la crucifixión? ¡solo cuando me río!




Una clasificación de lo femenino y lo masculino de Chesterton: "la mujer que va a buscar al hombre a la taberna no se siente solo exasperada por el montón de dinero que se desperdicia en cerveza; está exasperada también por la cantidad de tiempo que se desperdicia hablando. No es simplemente lo que entra por la boca, sino lo que sale de la boca, lo que, en su opinión, deshonra a un hombre (...) Una duquesa pueda arruinar a un duque por un collar de diamantes; pero el collar existe. Un vendedor ambulante puede arruinar a su mujer por una jarra de cerveza y ¿dónde está la cerveza?" (el romanticismo del ahorro)




una caracterización que le da la razón a Tiresias (por Mark Twain en su crítica al Creador y sus estúpidas leyes, "Cartas desde la Tierra"):

 Tomemos dos extremos de temperamento: la cabra y la tortuga. Ninguna de esas dos criaturas hace su propio temperamento, sino que nace con él, como el hombre, y como el hombre, no puede cambiarlo.
El temperamento es la Ley de Dios escrita en el corazón de cada ser por la propia mano de Dios y DEBE ser obedecido y lo será a pesar de todos los estatutos que lo restrinjan o prohiban emanen de donde emanaren. Muy bien, la lascivia es el rasgo dominante de la cabra, la Ley de Dios para su corazón, y debe obedecerla y la OBEDECE todo el día durante la época de celo, sin detenerse para comer o beber. Si la Biblia ordenara a la cabra: "No fornicarás, no cometerás adulterio", hasta el hombre, ese estúpido hombre, reconocería la tontería de la prohibición, y reconocería que la cabra no debe ser castigada por obedecer la Ley de su Hacedor. Sin embargo cree que es apropiado y justo que el hombre sea colocado bajo la prohibición. Todos los hombres. Todos de igual modo. A juzgar por las apariencias esto es estúpido, porque, por temperamento, que es la VERDADERA Ley de Dios, muchos hombres son cabras y no pueden evitar cometer adulterio cuando tienen oportunidad; mientras que hay gran número de hombres que, por temperamento, pueden mantener su pureza y dejan pasar la oportunidad si la mujer no tiene atractivos. Pero la Biblia no permite el adulterio en absoluto, pueda o no evitarlo la persona. No acepta distinción entre la cabra y la tortuga, la excitable cabra, la cabra emocional, que debe cometer adulterio todos los días o languidecer y morir; y la tortuga, esa puritana tranquila que se da el gusto sólo una vez cada dos años y que se queda dormida mientras lo hace y no se despierta en sesenta días. Ninguna señora cabra está libre de violencia ni siquiera en el día sagrado, si hay un señor macho cabrío en tres millas a la redonda y el único obstáculo es una cerca de cinco metros de alto, mientras que ni el señor ni la señora tortuga tienen nunca el apetito suficiente de los solemnes placeres de fornicar para estar dispuestos a romper el descanso de la fiesta por ellos. Ahora, según el curioso razonamiento del hombre, la cabra gana su castigo y la tortuga encomio.
"No cometerás adulterio" es un mandamiento que no establece distingos entre las siguientes personas. A todos se les ordena obedecerlo:
Los niños recién nacidos
Los niños de pecho
Los escolares
Los jóvenes y doncellas
Los jóvenes y adultos
Los mayores
Los hombres y mujeres de 40 años
De 50
De 60
De 70
De 80
De 90
De 100
El mandamiento no distribuye su carga de forma pareja, ni puede hacerlo.
No es difícil para los tres grupos de niños. Es difícil-más difícil- más difícil para los tres grupos siguientes-difícil hasta la crueldad. Felizmente se suaviza para los tres últimos. Ya ha hecho todo el daño que podía hacer, y podría suprimírselo. Pero con una imbecilidad cómica se prolonga aún y pone bajo su aplastante prohibición a las cuatro edades siguientes. Pobres viejos arruinados, aunque trataran no podrían desobedecerlo. ¡Y piensen ustedes-reciben loas porque se abstienen santamente de adulterarse!
Lo cual es absurdo; porque la Biblia sabe lo suficiente para saber que si el más viejo de esos veteranos pudiera recuperar la plenitud perdida por una hora dejaría que el viento se llevara el mandato y arruinaría a la primera mujer con quien se cruzara, aunque fuera una perfecta desconocida.(...)
Durante veintitrés días de cada mes (no habiendo embarazo) desde el momento en que la mujer tiene siete años hasta que muere de vieja, está lista para la acción, y es COMPETENTE. Tan competente como el candelero para recibir la vela. Competente todos los días, competente todas las noches. Además QUIERE la vela, la desea, la ansía, suspira por ella, como lo ordena la Ley de Dios en su corazón.Pero la competencia del hombre es breve; y mientras dura es sólo en la medida moderada aplicable a la palabra en el caso de su sexo. Es competente desde la edad de dieciséis o diecisiete años en adelante por treinta y cinco más. Después de los cincuenta su acción es de baja calidad, los intervalos son amplios y la satisfacción no tiene gran valor para ninguna de las partes; mientras que su bisabuela está como nueva.  Nada le pasa a ella. El candelero está tan firme como siempre, mientras que la vela se va ablandando y debilitando por las tormentas de la edad, a medida que pasan los años, hasta que por fin no puede pararse y debe pasar a reposo con la esperanza de una feliz resurrección que no ha de llegar jamás.

Por constitución, la mujer debe dejar descansar su fábrica tres días por mes y durante una parte del embarazo. Son épocas de incomodidad, a veces de sufrimiento. Como justa compensación tiene el alto privilegio del adulterio ilimitado todos los otros días de su vida.Esa es la Ley de Dios, revelada en su naturaleza ¿y qué se hace de este valioso privilegio?¿vive disfrutándolo libremente?. No. En ningún lugar del mundo. En todas partes se lo arrebatan. ¿Y quién lo hace?. El hombre. Los estatutos del hombre-si es que la Biblia ES la palabra de Dios.Ahí ven ustedes el poder de razonamiento del hombre. Observa ciertos hechos. Por ejemplo, que en toda su vida no hay un día en que pueda satisfacer a una mujer; asimismo, que en la vida de la mujer no hay un día en que no pueda trabajar más y vencer y poner fuera de combate a diez hombres que se le puedan ofrecer en la cama.(...)
Salomón tenía un gabinete de copulación compuesto de setecientas esposas y trescientas concubinas. Ni para salvar su vida hubiera podido satisfacer siquiera a dos de esas jóvenes criaturas, aun cuando tenía quince expertos que lo ayudaban. Lógicamente las mil pasaban años y años con su apetito insatisfecho. Imagínese un hombre suficientemente cruel para contemplar ese sufrimiento todos los días y no hacer nada por mitigarlo. Maliciosamente hasta agregaba agudeza a este patético sufrimiento; pues mantenía a la vista de esas mujeres, siempre, fuertes guardias cuyas espléndidas formas masculinas hacían que se les hiciera agua la boca a esas pobres muchachitas que no tenían nada con qué sosegarse, pues estos caballeros eran eunucos (un eunuco es una persona cuya vela ha sido apagada mediante un artificio).







Hablamos de cómo se vive como falta de respeto usar al humor como antídoto, de cómo se cree que hasta pensar mejor se puede desde el fachismo del "estado de ánimo obligatorio en estos casos".

¡qué bien que se ríen los norteamericanos de sí mismos! ¿se están riendo de sí mismo los votantes de Trump o burlando de ellos sus oponentes?

Marcelo Rapa dijo que cuando se casó hizo para la invitación una foto en la que él y su esposa aparecían como presidiarios y que su madre no dijo otro epíteto más que "qué original". Susana ilustró esto mismo con una anécdota de "El arte de ser desdichado" de Watzlawick. Esa palabra así cargada de esa significación puede ser una daga si al final de la clase me dicen que fui "original".


Si me van a presentar a Madame Curie diciendo que es muy inteligente antes de decir que es linda tiendo a pensar que es un bagayo.


Mencionamos lo diferente que es la manteca en la frase "el arquero tiene manos de manteca" y "esta riñonada de cuadril es una manteca, lo diferente que es encargar la organización, la comida y la seguridad a alemanes, italianos e ingleses (el Cielo es comida italiana, policía inglesa, organización alemana; el infierno es policía alemana, comida inglesa, organización italiana): el deber ser de la mujer: una princesa en sociedad, una avara en los gastos, una puta en la cama no como la mayoría que es princesa en los gastos, puta en sociedad y avara en la cama...
(recordamos ya no llamar "puta" a una mujer "ni por puta" pero recordamos también que era a la vez una injuria y una apetencia)

Hablamos después del meticuloso debate acerca de las malas palabras y cómo hay quien te pide que no digas "me cago de frío" porque se imagina la defecación aunque no se imagina el deceso ante el "me muero de frío" de que hace algunos años era impensable el título de la nueva producción de Adrián Suar: "Me casé con un boludo".

Insistimos en que el acto de hacer un chiste siguiendo el lema de George Moore "better a bad joke than no joke" y el de André Gide "todo ya fue dicho, pero como nadie escucha..." es un placer liberador para el productor, más allá del consumidor. Antes del remate se da el disfrute, el hecho de poder desacartonar distendidamente el rato para preparar un chiste es muy comparable al erotismo. Diferenciamos el humor sanador del cinismo y lo agresivo no sin mostrar lo complejo de las definiciones. El mismo chiste que haga Capusotto, que tiene sensibilidad social, no suena igual en boca de Alcira Pignata: la burla catártica hacia la discriminación que refinadamente se pone en la piel del racista es indiscernible de la descarga elegante y simbólica y por la vía del chiste de auténtica xenofobia. En "Totem y tabú" hay un comerse al padre de la horda que es simbólico y funda la civilización y hay en el mismo acto una ingesta antropofágica bien concreta, de la cual mucho no preferimos acordarnos.

¿Es sabio combatir una incorrección política?
Decir "con esa cara de chupapijas" sin duda es un estereotipo lombrosiano ¿se evita el pensarlo al etiquetar con rótulos progresistas "rasgo en situación permanente de gesto"?

el mismísimo padre de la horda antecitado es alguien que contra el ulterior determinismo amoroso más específico de Freud se queda de hecho con todas las mujeres y solo la unión de los hijos minipene contra el pijudo que se pasa de rosca erige una suerte de ley en absoluto basada en la materialidad del deseo que lleva a una mujer a querer ponerse siliconas

Ovidio en Ars Amandi define los doce años de la mujer como "amabilis". Hoy lo consideramos el más aberrante de los delitos. Al mismo tiempo imponemos la moda solo para la minoridad de pantalones cortos con la mitad del orto ad oculus.

Parangonamos el elemento prohibido, lo que no podés decir en determinado contexto, con la desnudez.

La desnudez ¿es cultural?

En Alemania la sanitaria costumbre de purificarse metiéndose en un cubículo de vapor y agua caliente es compartida por toda la familia, todos en bolas, sin que haya vestigio alguno de erotismo. 
La mujer árabe con seis kilos de ropa encima ¿indicaría que hay zonas vedadas que erotizarían en virtud de que excepcionalmente se descorre el velo?

Maquiavelo recomienda no ser generoso. El gil solo se acuerda de lo que le dejás de dar. Ser avariento y excepcionalmente otorgar algo "garpa" más que garpar bien. ¿Se aplica eso a momentos que instituimos como hot en el mismísimo lugar físico en el que nos aburríamos como ostras con nuestros mismísimos cuerpos cuya salud nos preocupa?

Se agrega a esto el problema (para la diferencia de género) de la frecuencia divergente del deseo. Partimos de la base  de y sobre todo terminamos concluyendo que es más fácil acabar alcanzando el orgasmo simultáneo que empezar despertando el deseo simultáneo.

El chiste como juguetización que desmonta una lógica tiene que trascender el espíritu policíaco al que el mal freudismo tiende: no expresa necesariamente una emoción que buscaba salida porque no encontraba otro salvoconducto desde lo racional. El absurdo al que articulamos con el esteticismo en tanto fin en sí mismo tiene que tocar con su nada avarita varita todo otro chiste y mostrar ese ámbito de tenue y risueña convergencia de opuestos. La mala inteligencia es ex profeso, es la incongruencia lo paradójicamente congruente en el reino encantado del humor, no la devolvamos a la rastra al mundo del sentido.

Si hago que el parlamento del romance en "La flauta mágica" de Mozart entre Papageno y Papagena por la casualidad morfémica o fonética sea un alegato en contra de la "caca ajena", de que el olor de alguien que no es de nuestro clan nos molesta más, no estoy diciendo algo que en el fondo digo muy en serio: Walter nos recordó el efecto mucho más intenso que produce la actuación o el cantar en lugar de la descripción abstracta que es un holograma y una entelequia inadvertible. 
  



Ilustramos con ejemplos algunos juegos de palabras: yo vi que mi hijo se había comprado una Cepita y que se estaba quedando dormido, así que se la saqué pero se despabiló y me pidió que le contara otra vez la historia de las tres chanchitas empoderadas frente al lobo es el lobo del hombre. Le dije que me daba paja pero me dijo que le cuente la historia de la chanchita pajera solamente. Así que tuve que contársela. O sea: casi no cuento el cuento, por un lado, pero por otro lado ¡pude sacarle todo el jugo!


Vivimos en un mundo muy enojadizo, los gadgets tecnológicos nos vuelven impacientes. Lo primero que harían Aristóteles y Platón si conocieran el celular e internet serían maravillarse, lo segundo indignarse de lo lento que es el servidor de Explorer, estamos educados para la dispersión, no podemos seguir una historia lineal y esto nos vuelve irritables y la iracundia es necesariamente seria, la relación hacia la propia respetabilidad es solemne, tomamos como insulto o agresión todo lo que se nos resiste. 

Cuando alguien nos dice que encontró maravillosa tal película sin haber visto la película disfrutamos de tener a ese alguien que sabe disfrutar. Para eso sirve el humor, para desempolvar la celebración y ser festejantes subidos a caballito, por papafrita que suene, por papafritas a caballo que parezca de las rigideces que coaccionan la euforia. Exagerar: dos más dos es cinco mil, desviar levemente: dos más dos es cuatro coma uno, hacerle cosquillas al vocablo: dos más dos es una cú muy fea, una cú atroz, q atro'...lo que sea que sirva para ampliar el campo de lo pensable, para salir del discurso único, de la rigidez patibularia...pero no el cinismo que es subordinar todos los discursos incluídos a uno sombrío y sabelotodo, cerrado. 
 Todos y todas me saludaron muy afectuosamente, en el sentido de a kiss to build a dream on y Ven, dulce Helena, hazme inmortal con un beso. Si considerásemos una enfermedad el ser enamoradizo, ejercitaríamos terepéuticamente a los pacientes a que en cada novedoso esplendor de un vínculo naciente entrevean la crepitante decrepitud, el paso del "no te jode si sueño con vos mientras duermo?" del noviazgo al "no te jode si duermo con vos mientras sueño"? del matrimonio.



Pregunté si había preguntas y me dijeron que no porque les encanta que narre la clase a posteriori, que eso evita tener que escribir o tomar notas. Eso me sorprendió porque mis narraciones de clases son como las mujeres, al decir de César Tiempo: las más hermosas no son las más fieles...(¡fíjense con qué elegancia rogaba que fueran putas, hay ambivalencia en el insulto en el que la mujer es imputada de voluble, se le pide que lo sea, que ceda al deseo imponente que le impone un petiso gordo enano con halitosis lleno de zalemas!).

Dije que yo pensaba inventar una historia acerca de lo ingratos que somos, de que nos salva un bombero de un incendio y salimos de allí y nos rescata un policía de ser asesinados, entonces aprovechamos para hablarle pestes del bombero...deseamos en realidad que el bombero tenga esos defectos, en la calumnia no hay una visión torcida y mezquina de la realidad, hay una necesidad de que todos estén por debajo en materia de mediocridad y frustración que yo.

No me tengo que molestar, me aclaró la bella y joven y casadera Carolina: -solo te queremos como reproductor...




Conté también por qué la doble nacionalidad fue complicada en mi caso al regir en Alemania, mi país natal el ius sanguinis y en Argentina, donde debí haber nacido para facilitar estos trámites, el ius soli. Susana quiso decir que mi problema fue nacer en Alemania, dado que para los alemanes el hecho de nacer en su país no es significativo. Pero acortó la frase con un grado de escepticismo que la convirtió por un segundo en Beckett:
 -El problema tuyo fue haber nacido.

1 comentario:

  1. Gracias Martín por el escribir el raconto, facilitar mi reencuentro y que te recontra (me dejaste sin palabras).

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...