martes

advierten facultativos internacionales que estaríamos a tiempo de abortar a Macri: todavía se está tiempo-explican-mientras no empiece a trabajar su corazón

María Eugenia Vidal: "Cambiamos dólar pasado por dólar futuro"


Macri: "Con los organismos crediticios jugaremos al financiamiento: ellos me financian y yo miento"


mi padre me aficionó desde muy temprano a las pelucas



cuando un juez le pregunta a la mujer que sufrió la violación cómo iba vestida, lo que condenamos es que lo haga desde su lugar de juez que tiene que dar con la causa que desencadenó el delito. Pero como humano capaz no lo haga desde el machismo. Capaz no crea que las mujeres deberían taparse más para no despertar una pasión en cualquier hombre mentalmente sano que lo obligue inocentemente a violarla.
Podría tratarse de un fenómeno muy diferente el sentido de dicha pregunta. Podría ser: dado que sabemos que el violador viola, el trabalenguas traba lenguas y el asesino te asesina, ocupémonos de lo que podemos hacer para evitarlo quienes no somos el asesino o el violador.
O sea: naturalizar al criminal desde el punto de vista moral, pero buscar cambiar uno, como lo busca el psicoanálisis, que parte de la siguiente presunción de culpabilidad: las cosas no te pasan sin que hagas nada para que te pasen porque en el fondo de todo, todo lo que percibís es una construcción subjetiva tuya de la cual sos enteramente responsable y podemos remodelar algunas claves interpretativas de tu percepción.
En ese sentido tiene cierta validez reprocharle a Cristina que se dedicó a sobornarnos en lugar de a persuadirnos, que para lo que en definitiva sirvió para constituir una mayoría las cosas no podrían derribarse tan fácilmente si no hubieran sido construidas para ser un poco cerdos en la terminología, desde una terrible paja.
Porque lo lógico en cambio sería decir que la culpa de que alguien tire abajo algo la tiene el que tira abajo algo, no el que lo construyó.
Este 13 de abril marcó el relanzamiento multiestelar de la increíble oradora que solo se hace fuerte cuando es víctima de la persecución de poderosos enemigos. Con la 125 Massa y Alberto Fernández se fueron y todos creíamos que Cobos iba a ser nuestro Macri antes. Cristina se hizo fuerte en la adversidad en varios frentes. Esta oradora que supera en oratoria a todos cuantos la ansían defender como a una víctima que no sabe defenderse.
Y con ella regresa, muy favorecido por el contraste, la prodigiosa capacidad de resemantización K.
Por eso no me sorprendieron las declaraciones de Lázaro llenas de euforia y ganas de vivir, disfrutando de cuales sean las circunstancias que te toquen con loable actitud:
"¡¡nunca me sentí más contenido que ahora en la cárcel!! ¡¡¡¡les juro que la cárcel es re-atrapante!!!!




es cierto que este gobierno nos obliga a ajustarnos el cinturón y a veces nos hace ver todo negro o no querer ver más a todo lo negro que afean lo negocio...

pero para quienes no pueden acceder al costo de una entrada para el Teatro Negro de Praga, la tarifa social para la cultura republicana sí le brindará acceso al Teatro Negro de Senegal, una experiencia inefable...

"Senegaleses". el show que brindan este año, no tiene desperdicio prácticamente. Es una obra riquísima en cuanto a salero y a la pimienta que le ponen pese a lo crudo de la puesta estos muchachos antropófagos después del éxito mundial de "Desayunéirlandeses" y "Almorcéingleses"

Y mal que mal nos permite volver a entregarnos a una historia ficticia en lugar de desgarrarnos desenmascarando realidades permanentemente como sucedía con el enfrentamiento a las corporaciones mediáticas con la que nos sorprendió nuestra ex mandataria cuando se la querían comer cruda...
Uno ve un truco bien hecho de David Coperfield y queda deslumbrado ¿cómo lo hizo? ¿cómo desapareció la estatua de la libertad? ¿cómo se levantó a Claudia Schiffer y se la serruchó?
Pero el pequeño enano kirchnerista que siempre tenemos adentro nos susurra: "no fue magia"






¿ustedes dicen que me hago mala sangre de gusto por el viejo?¿que a mucha gente le gusta leer una novela mientras se traslada de un punto de la ciudad a otro y que hasta ahora nadie murió de leer una novela? puede ser...lo que pasa es que está tan patinoso y ya es un cacho vieja su bicicleta

yo seré muy papafrita pero cada vez que veo a mi mamá discutir con mi papá-y no tiene que ser sobre la ex, porque veo que todo el país por amor u odio sigue enganchado con la ex, noto que las mujeres tenemos una MEMORIA para cosas que capaz pasaron hace cuarenta años atrás, mientras que los chabones se olvidan de hasta lo que hicieron hace diez minutos...la VERDAD hay que hacerle JUSTICIA a nuestro primer mandatario: olvidate que todos los varones prefieren pasar a otro tema

¿qué te hace pensar que quienes asesinaron al abogado de Lázaro serían macristas?
-lo sospecho por la nota de amenaza que le encontraron que decía "si no cooperás con nosotros, te hacemos boleta electrónica"



¿por qué decís. Ezequiel, que lo que hizo Cristina con la citación judicial, te pareció medio circo?
-ya sabés, pá, que mi apoyo a Macri no es del todo desinteresado. Antonia tiene mi edad. No sé, me parece bien que Cristina salga aliviada de ver a ese juez y que salude a sus seres queridos, pero eso de cantar "Libre soy, libre soy..."

discuto sobre política

digo lo que todos sabemos: lo fungible y volátil de las políticas, Lula no cambió nada de lo hecho por Cardoso en materia de política internacional, se cultiva la continuidad en todo país serio y acá diez años para un lado, diez para otro, la tartamudez como la llama Pinti, el loop como lo llama Eduardo Levy Yeyati...

me dicen que con Macri definitivamente se van a instaurar unas bases firmes e inconmovibles (lo de "inconmovible" me parece verosímil, sí)

me pregunto si está llamado a ser un Gobierno que inaugure la definitiva continuidad aquel que eligió como nombre "Cambiemos"

una divertida consigna que dimos en el curso de humor fue escribir empezando con "cuando yo era grande..." 
por ejemplo, cuando yo era grande me admiraba que tal magnate que me invitaba a su casa entre todos los esplendores y lujos hubiera conseguido tal libro coleccionable de los fascículos del diario del autor que me gustaba...es decir, conservaba un criterio de lo que es valioso muy apartado del contexto adulto...

me incluyeron en el grupo de whatsapp de madres y se quejaron de que ahora el rótulo que tenían se salió de madre: por un solo padre, ya hay que llamarlo "grupo de padres". Sexismo falocéntrico patriarcal ! Me explicaron que padres contiene a madres pero madres no contiene a padres...las consolé diciendo que para tener hijos sí al menos en algún momento, algunos minutos alguna futura madre tiene que contener a futuro un padre



del caño tenía razón: son lo mismo

3 comentarios
Comentarios
Jorge Daniel Leguizamón Seguro que es amiga de Elsa Bor Del´Encuentro.
Me gustaResponder19 hEditado
Esteban Dipaola Lucha de clases




estudiar psicología me encanta pero viendo que las expertas en fijación terminan diversificando su oferta, no sé si voy a tener la salida laboral esperada...




cuando se entera de que su amado ostenta el apellido enemigo, Julieta, empecinada en mantener, aunque sea en secreto, su alegría, hace caso omiso de las condiciones y retóricamente le pregunta a Romeo, algo fisicalista 


"¿en qué parte de tu cuerpo está tu nombre?"

un eco no tan poético lo hallamos en la clásica pregunta de los que nos postulamos a empleos públicos en este gobierno de la concordia y la libertad de expresión, al someternos al examen iniciático: 

¿en qué parte de mi Face está Cristina?


¿y sigue haciendo oídos sordos ese niño?






a veces, por más que nos duela, urge recomendar a algún colega: en este caso, el gran Oscar Samoilovich adopta el rol de enhebrar el hilo, que en inglés se dice justamente in a roll, cuando uno dice me eché tres in a roll

desborda de empatía!

Te comparto una inspirada pavadita que elucubré hoy a raíz de una contingencia doméstica de esta mañana. Tal vez haya alguna inspiración en "Instrucciones 
para ponerse un pulover" que mencionamos el otro dia.

Saludos

OScar

                                                                     todo el microcentro totalmente parado por la huelga de taxi-boys para protestar por el advenimiento de los Uber-boys

COSER Y CANTAR

Coser y Cantar es la expresión que se usa para aludir a una tarea fácil de realizar. Que digamos podría hacer cualquier bobo o inepto. O sea, yo.
Eso pensé cuando se me desprendió el botón de la manga de mi camisa. Mi primera duda fue adivinar porque se me había salido. Que acción hará uno con esa remota parte del cuerpo como para que el botón emprenda la dificultad de desatarse de su entramado de hilo que lo sujeta al puño de la camisa. Que vaya a saberse porque se llama puño, si no requiere de ninguna mano cerrada para usarse. Mi siguiente barruntación fue intuir para que pueda servir dicho botón. Dirán para que al desabotonarlo, y uno pueda arremangarse la camisa. Pero en tal caso, ¿no es preferible usar directamente manga corta? O mejor aún, ¿porque entonces los pulóveres, poleras, sacos o remeras de manga larga no disponen de la opción para acortar o enrollar las mangas? ¿Solo la camisa da calor o incomodidad que requieran una modificación de su esta do de longitud original?
Tras estas divagaciones, decidí emprender la tarea asignada a todo varón soltero o divorciado. La primera, no sencilla, encontrar aguja e hilo. Le pedí permiso a mi vaca para hurgar en su comestible pajar pero obviamente la tarea fue infructuosa. Tanto como encontrar dichos implementos en un cajón o estante o cualquier lugar de la casa. Entonces surgió la opción de ir y comprar en uno de esos negocios de extraño nombre Mercería y tratar de no avergonzarme ante tanta exposición de soutiens y fotos sugerentes de su vidriera. Pero tuve cierto pudor de entrar a un negocio por tan poca cosa como pedir un clavo en la Ferretería. Sospechaba que el vendedor se molestaría por los 3 minutos malgastados en una transacción comercial de tan exiguo valor. Por lo que opté por conseguir los adminículos minúsculos en una casa amiga.
Listo. Ya tenía aguja e hilo, e inclusive logré encontrar el botón rebelde, del cual logré acordarme donde lo había guardado tras 3 semanas. Una vez enhebrada la aguja, me sería fácil repetir el cosido que recordaba vagamente haber visto hacer a mi abuela hace tantos años. Tan fácil lo escribí, pero no es lo mismo hacerlo. ¿Enhebrar o enervar? La primera dificultad fue poder dilucidar en que extremo de la aguja estaba su diminuto ojo, que debería estar durmiendo porque aparentaba estar cerrado. Lo determiné fácilmente sintiendo de qué extremo me pinchaba la aguja. Una vez encontrado, procedí a chupar el extremo del hilo para darle cierta rigidez, y no se porqué pensé en la palabra Fellatio. Con el hilo rígido y erecto, intenté consumar insertándolo en el diminuto orificio de la aguja, Tras varios intentos de introducir el hilo, recordé la técnica inversa. Llevar la aguja hacia el hilo. En este punto, hacer rato me había trasladado a mi cama, para accionar sobre la bombilla de mi velador de la mesa de luz, dado que hacia falta una extrema luminosidad. Previamente había procedido a cortar el hilo con una tijera, para proporcionarle una terminación limpia de hilachas. Inclusive hice el corte en forma transversal, no perpendicular, intuyendo así un hilo terminado en punta más incisiva.
La mayoría de los intentos no acertaban al blanco. Pero el problema es que cuando lograba apoyar la punta del hilo en el ojo de la aguja, no lograba que lo traspase. Dado que el diámetro del hilo parecía exceder el del orificio. Y al empujar el hilo, su precaria rigidez mutaba a arrugado acordeón.
Pensé alguna estrategia ingeniosa para superar el escollo. Fui al baño, y tras pocos intentos logré ensartar la aguja en una cerda del cepillo de dientes. Tenemos un avance. ¿Cómo traslado este logro parcial al hilo? Pensé, arranco una cerda del cepillo, le ato el hilo, repito el procedimiento de enhebrar la porcina cerda y luego tiro de la misma hasta traspasar la aguja y así el hilo pasará junto con la cerda a la que está atado. La teoría prometía, pero las dificultades prácticas eran variadas. Una cerda apiñada con sus compañeras en el cepillo es visible y tangible. Pero aislada del resto es minúscula e invisible. Y aunque lograra la destreza para anudarle el hilo. ¿El grosor del nudo le permitiría atravesar el ojo de la ajuga? Además, lo previsible es que el nudo se desplazara por la patinosa cerda negándose a pasar al mas allá. La figura me parecía divertida. Sería como coser una aguja con una cerda.
Bueno, decidí volver al método tradicional y tras varios intentos, inexplicablemente logré cruzar el Rubicón. Exclamé para mi “Tarea Cumplida” ignorando que los escollos no habían concluido.
Enhestada mi enhebrada aguja con satisfacción, ahora podía proceder a la costura. Primero tuve que decidir en que punto debía cortar el hilo del carretel, debiendo calcular que cantidad iba a necesitar con una nula experiencia previa que me permitiera dicha estimación. Intenté el corte en el punto exacto de “ni mucho, ni poco”. Listo. Solo falta hacer un nudo en los extremos del hilo de cada lado de la aguja. No parece muy difícil, pero el problema es que el grosor de un solo nudo no supera el diámetro de los orificios del botón, por lo que se requiere más de uno. El primero no resulta difícil (ni fácil) de realizar. Pero el segundo y subsiguientes deben realizarse en el mismo punto del inicial para que realmente se produzca un engrose notorio en el hilo. Entonces antes de ajustar cada nudo sucesivo, uno debe con cuidado, excelente vista y destreza digital; acercarse a los nudos previos y ajustar exactamente cuando se está sobre ellos.
Cumplida esta nueva tarea de Sísifo, ya todo estaba dispuesto para la tarea central. Coser el botón.
Se apoya el botón sobre el sector de la camisa que permanece indicado por resto de hilachas de la costura anterior , se traspasa la camisa con la aguja (y su correspondiente hilo) desde el lado opuesto al botón, se atraviesa un orificio del botón con la aguja (se agujerea el agujero) . Luego se elige otro orificio del botón, y se procede en forma inversa. Atravieso el botón y luego la camisa. Pero al realizar el tercer atravesamiento, surge la dificultad de acertar a uno de los orificios del botón que quedo en el lado opuesto de la camisa. No es muy difícil, pero no deja de ser un nuevo obstáculo.
Después de repetir estas acciones un numero indeterminado de veces, quedando la aguja del lado opuesto del botón, se procede a pasar la aguja entre las costuras previas (redundantemente cosemos las costuras) y luego se corta el hilo sobrante. Para mayor seguridad de que el hilo no se escabulla y pretenda volver a su punto de partida, opcionalmente se puede anudar el hilo sobrante o bien cortarlo para que no ande bailoteando sobre la camisa.

Finalizada la hérculea tarea, procedí a planchar la camisa ajada por tanta manipulación. Luego me la calcé victorioso cual petral de cruzado. Ya en mi trabajo, cuando una compañera me preguntó si yo era diestro en las tareas domésticas, alcé mi brazo hasta apoyarlo en mi pecho mostrando mi orgullosa costura y le contesté: “Para muestra, basta un Botón”.





recuerdo mi juventud y tengo que reprimir el grito de "regalamos el primer tiempo"



Repudiemos a todos los heteropatriarcales cerdos machistas falocéntricos que salen con chistes como "si el aborto es un crimen, masturbarme es un genocidio ¿soy un asesino de masas?"

parecen no advertir que el espermatozoide es solo la mitad de la carga genética y el óvulo no se limita a alojar y empollar...incluso a veces llega a ser más de la mitad: mis hijos, que son de madres distintas porque después de lo mal que salió la aventura nacionalsocialista los alemanes queremos asegurar la mayor mezcla y variedad genética posibles, solo tomaron de mi ácido desoxirribonucleico mis manos y mis pestañas (¡después se llenan la boca hablando de la "lotería genética" cuando yo solo saco terminación! desafío a cualquier niña ganosa de multiplicar la progenie con solo empezar dándome un beso de lengua y si tiene mala lengua se llama como el sinónimo de extender un rumor malicioso, "reproducir la especie" a que tenga hijos míos sin mis manos y mis pestañas, o sea atándome y yo cierro los ojos y dejo que haga todo...pero no dejemos que nos distraigan con temas como qué lindo día de abril, lindo sí pero climáticamente, y nosotros abogamos por un socialismo a lo Suecia, el mejor régimen político del planeta aunque por el clima se suiciden...No dejemos que nos hablen de T. S Eliot y The waste land y Abril es el mes más cruel, nunca traducido a cuando nosotros tenemos la primavera, en setiembre, porque ahora se puede decir de las dos maneras, septiembre y setiembre y pronto va a ser otubre también, ya tráfico se puede decir, qué duro es el tráfico de la niñez a la adultez...porque es infantil afirmar lo que se dice de la masturbación que ahora tan bien vista está y no me refiero a que te miren cuando lo estás haciendo: condenemos dichos tan dichos a la ligera...
pero claaaaaaro, no podemos atacarlos porque son "del palo", o sea: están a favor del aborto en la modalidad contemporánea que consiste en presentarlo como un respeto al derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo

La grieta precisamente consiste en nunca atacar la validez de los argumentos mientras la conclusión sea a favor de quien preferimos, ya sea Macri o Cristina...La corrupción buena y la corrupción mala...si alguien dice que Cristina es lo peor porque se finge de izquierdas el anti K lo aplaude tanto como al que dice que cómo puede tener mucho patrimonio un comunista tanto como el que dice que es una terrorista culpable de muchos asesinatos, tanto como el que cuando le decimos que reconozca los aciertos de su gobierno nos responde "a Nisman le acertó en la sien".

Yo creo que más allá de las ideologías como respetuosos de los derechos de la mujer no deberíamos validar esto de que se contravenga la memoria con argumentos misóginos.

Me llegó de buena fuente que Macri dijo "las mujeres siempre se acuerdan de algo que hiciste por ahí hace cuarenta años atrás, yo entiendo que durante su mandato se acordara y se acordara e insistiera con el temita de la memoria y la memoria, pero los tipos somos más descontracturados y risueños, nos olvidamos al toque, men".

No me gusta Cristina, como sé que a nadie le puede gustar y mucho menos ayer que se comparó con Jesucristo y con creo que hasta con Yrigoyen. Como cualquier persona decente creo que debería ser sodomizada como mínimo por el culo. Eso que declaró de "pueden cortarme un brazo pero lo que no pueden hacer es impedirme que piensen que está mal que me corten un brazo" es biologicismo improcedente, casi la "defensa" de Shylock sobre la naturaleza (y no la cultura) del pueblo judío (si nos pinchan ¿no nos duele?)...Pienso como cualquier persona de bien, que la yegua debería ser ahorcada en sus propios intestinos y que Macri está defraudando no solo al fisco, sino a sus votantes, muchos de ellos cornudos y acostumbrados a decir "nadie se salva de los cuernos y de los impuestos".
Pero deberíamos saber que en los diarios de todo el mundo médicos europeos apuestan a cuándo la ciudadanía (es decir los habitantes de la ciudad, que son quienes más lo votaron) va a interrumpir esta gestión o gestación o como se diga.
En Europa consideran que Macri todavía puede ser abortado, no solo porque no pasaron todavía tres meses.
El criterio que rige para permitir sacarlo según toda la comunidad científica, es que todavía no empezó a trabajar su corazón...












A expensas de las expensas que han constituído la más furcia estafa de febrero y de las despensas que me han robaron remarcando tanto los productos a la velocidad de lo que dura un pedo en la canasta familiar, acabo pues de recibir mi resumen de cuenta donde el Banco Galicia ha vuelto a debitarse el mínimo y no el total de las cuotas y las apariencias no engañan (a la veracidad de la luz): en febrero quienes me han robaron mogollón fueron los gilipollas de la administración de este edificio, en marzo los pequeños comerciantes y en abril sin duda fue el banco...
¡joder! ¿y a tí, hombre?
¿quién te ha robado el mes de abril?






1 comentario:

  1. Anónimo8:36 p.m.

    Excelente, maravilloso, divino. No usted Martín, sino el texto. Me divertí a morir. Gracias, gracias, gracias totales.

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...