miércoles

Prat Gay, acerca de la ausencia de inversiones: -Pecamos de hijos de mil putas ingenuos...

La mujer varía, la mujer vira, la donna e mobile...
                                                             Hasta Simone de Beauvoir lo reconoce


Comentarios

Va Nesa Pará... rotamos pero sobre un eje!
Ya no me gustaResponder22 h
Ivonne Sinigaglia La torsión, que inevitable todo...
                                                                               


                               no lo dudes más: aprendé alemán, que tiene mandanga...



Comentarios

Irene Beatriz Glezer Lo que ocurre es que el mandanga hace que el nivel 9 del estudio del alemán corresponda a -45 del francés y/o inglés. Por eso: a no desesperar: te faltan algo así como 90 niveles. Es por el mandanga.
Ya no me gustaResponder18 h
Irene Beatriz Glezer Pero si estudiás con Martín Brauer te los hace alcanzar (los niveles) en forma meteórica!
Ya no me gustaResponder38 h
Miguel Gaya está científicamente comprobado que el idioma alemán no existe. es el modo en que los alemanes se comunican entre sí para evitar ser comprendidos por cualquier otro que no sea alemán. el idioma alemán verdadero es el mandanga.
Ya no me gustaResponder38 h
Leonardo Sabaté Tengo un sobrino que no sólo estudió alemán, si no que después, aburrido....estudió japonés!..para mi ya estaba loco de entrada.
Ya no me gustaResponder38 h
Cal Laurent Igualmente, dudo del 10 que se pone en ingles, y sobre todo, del 9 en francés
Ya no me gustaResponder28 h
Elena Anníbali todo lo que se decline, me cansa... nací cansada
Ya no me gustaResponder16 h
Rosario Salinas El alemán... cosa e mandinga!
Ya no me gustaResponder15 hEditado

                            algunos lapsus del enamorado son para hacer participar en su universo como quiera que sea a su objeto de amor, ella lo hace real


cuando estuve en Brasil, fui a la Casa de Jesús en el Departamento de San Pablo: es lógico que el jefe tenga una mejor vivienda...





mi autosuficiente niñita viajando en transporte público, repitiendo orgullosa la importancia de valerse por sí misma: "Lo que yo rescato de Nisman es que se hizo balear por sí mismo"
Prat Gay, acerca de la ausencia de inversiones: -Pecamos de hijos de mil putas ingenuos...


Comentarios

Andre Peirano Jajajajajajjaaajjajajaa!!!!
Ya no me gustaResponder17 h
Majo Miranda Carcajada en la sala de espera al dentista, ahora me miran raro
Ya no me gustaResponder16 h

                                                              ¿fue Audrey peronista?

de tal palo tal astilla: también se va por las ramas
3Nicolás Stoppani, Carolina Ramognino y Mariana Chav
¿cuán disléxico tenés que estar para leer no "esposa" y "monja", sino "esponja"?


Comentarios

Lü Mess Charlalo con Sigmund! Es tut mir leid: Sprich bitte mit Sigmund!
Ya no me gustaResponder18 h
Rosario Salinas Dislexico y virola al menos
Ya no me gustaResponder14 h
Del Potro histórico: la última medalla de plata olímpica que se ratoneaba con Susana Giménez fue Gabriela Sabatini
¿cuán hecho percha tenés que estar para leer "hierbas almidonadas"?
En los años 60 Ephraim Kishon escribió un cuento en el que se presentaba ante su editor con una idea genial para un libro para niños, con las aventuras de un conejit...
-Ya fue hecho-lo interrumpía el editor: "Bumbi, el conejito valiente": se enoja con sus padres, inicia un viaje lleno de peligros, pero termina regresando...
Poco a poco Kishon le ofrecía ir cambiando de animalito y el editor le repetía que ese animal ya fue usado, casualmente "Bubi, el ornitorrinco valiente" que versa de un ornitorrinco que tras un altercado, decide dejar a sus padres, inicia un viaje lleno de peligros, pero termina regresando...
El cuento terminaba no sin mucha mordacidad, con el hallazgo de que la esponja de mar todavía no había sido empleada para los cuentos infantiles.
Desde entonces a ahora emergió de la espuma cual Afrodita, Bob Esponja.
me pregunto si quienes bautizaron a este producto, del cual esperan sacar jugosos dividendos y pingües ganancias, usarlo como una "teta", eran conscientes del significado de agregar una "o"
Comentarios

Debora Kopec ¡Qué casualida! El viernes pasado leí ese cuento de Kishon
Ya no me gustaResponder17 h
Debora Kopec Quise decir " casualidad "
Ya no me gustaResponder12 h




¿cuán limado tenés que estar para ver este inocente cartel y ponerte in mente a entonar la marcha peronista con la perífrasis: "Los muchachos radiadoores..."?



Comentarios

Miguel Gaya a mí me pasó lo mismo y fue mirando la foto. en el horno.
Ya no me gustaResponder18 h
Mariano Durán Creo que es algo perfectamente normal.
Ya no me gustaResponder17 h
Leonardo Sabaté ...todos unidos enfriaremos---
Ya no me gustaResponder27 h

"La construcción del túnel de Samos" es un corto que comienza narrando cómo empezaron a perforar desde ambos lados de la isla...
El film termina antes de que finalicen el túnel, o sea que es un film con un final abierto (o, en el peor de los casos, con dos finales abiertos)
Mi hija, mi orgullo, brindando una ponencia en el Coloquio de Idea, donde explica muy didácticamente la burbuja inmobiliaria...
Comentarios

Miguel Gaya más clara qeu muchos economistas
Ya no me gustaResponder18 h
Leonardo Sabaté Es en balde. Nadie entiende a una burbuja.
Ya no me gustaResponder1


Muchas veces,  frente a tus textos (la traducción del poema de Celan por ejemplo) siento como que fueron escritos por un extraterrestre que intenta escribir como los humanos, ignorando las mínimas convenciones acerca de cómo transmitir de forma coherente una idea a otras personas. Pero de pronto veo surgir un texto que brilla con una pureza diáfana e impecable. Perfecto como el diamante. Y me deja sorprendido, sin saber cómo, de dónde pudo surgir.  Los dos últimos que publicaste son increíbles
Matias Puzio
                           



fue con una emoción inconmensurable que hoy esparcimos en "parque Cementerio", como le gustaba decirle, las cenizas de Alberto, mi amigo y maestro, Alberto Carmela.
Yo insistía en que no fumara, le decía medio en broma que Luca vino acá para curarse de su adicción a la heroína y que logró curarse de ella pero no de su adicción al tabaco, llamado también "la venganza del indio".
Creo que podríamos 
ganar mucho recordando algunas de sus teorías, especialmente las que le eran rechazadas por quienes le pedían artículos.
Una teoría que a mí me gustaba mucho era la de que no tiene sentido ante una tragedia o una masacre decir "todos somos la paralítica embarazada que dirigía un comedor infantil y murió en las twin towers": en primer lugar porque si podemos consustanciarnos con todas las aristas de la humanidad toda, eso significaría que también todos somos los terroristas que la mataron. Y en segundo lugar porque cuando se sufre pasivamente algo, se constituye una identidad que no se elige.
A mí sus ideas siempre me estimulaban, incluso sus críticas al feminismo, que lo llevaron a redactar su "Teoría general de las emociones", también inédito, porque Alberto está esperando a su Kodama.
Para decirlo mal y pronto: una chotada
Claro que cabría tomarse un espacio mayor de tiempo como para que las diamantinas facetas de sus sutiles iluminaciones puedan alcanzar con mayor adherencia a otros espíritus.
Contra el feminismo decía que defendía a la mujer como víctima, como presa de la ira masculina o del deseo masculino o de sus propios cambios y desbordes emocionales.
No era lo único que criticaba, pero me parece lo más rescatable.
Como sus sucesivos amores al dejarlo solían decirle que tenía que madurar se preguntaba con qué derecho una mujer que viene soñando con casarse y tener hijos desde los tres años considera que mantener un sueño infantil y exigírselo a otros es el pasaje a la vida adulta.
La complicada elaboración que realizó sobre el universo emocional no puede ser reproducida en Facebook, especialmente si queremos que alguna gloria lo alcance. Que el valor de las lágrimas de una persona que llora menos seguido sea más alto a mí me parecía tonto. Le decía que hay mucha emoción contenida, sensibilidades inteligentes que tal vez no se expresan. Me contestaba que las emociones son basura. Cuando yo le preguntaba si la emoción que inspiró escribir a Dante era basura, me decía que el estatuto de la emoción es el mismo que el de la basura: está ahí a disposición del primero que se la lleve, como dictaminó la ley para con los cartoneros. Que las manipulaciones a los sentimientos y la falta de control eran igualmente lamentables. En un mundo en el que los pocos líricos románticamente nos quejábamos de la frialdad empresarial de la mentalidad pragmática, Alberto desde un mayor romanticismo abogaba por regulaciones colectivas a las emociones mediante la instauración de estados meteorológicos artificiales: le llovieron las críticas.
su autoeditado libro de historietas "Dos gallegos se encuentran en Auschwitz" buscaba expandir los límites del humor y "liberar los contextos": es cierto que nunca banalizó la Shoá y que el blanco de sus chistes era la estupidez de los españoles, pero no menos cierto es que había cierta vacuidad frívola en su jugueteo inconducente, algo que no quiso o no supo o no salpimentó escuchar
No siempre era fácil escucharlo a él tampoco...todos creíamos que era hipocondría su reacción a un chequeo médico que le dio perfecto: era una crítica hacia la hipocresía porteña, temía que el médico a él le hubiera asegurado que estaba todo perfecto, para reírse a sus espaldas con sus colegas de un secreto cáncer fulminante
Su idea de que las etimologías lo iban a ayudar a descubrir el misterio de los "falsos amigos" me pareció tan errada que lo confronté y por algún tiempo llegó a considerarme un "falso amigo", ante lo cual yo me consolaba diciendo que al menos no me consideraba una etimología
Una de sus ideas fijas era que en todo subyacía una idea de moral y que el esteticismo es un error porque hasta en la más superficial de las apariencias maquilladas se leería un código ético, una preceptiva
yo solía encontrarme con él en Humahuaca y Bulnes, en un bar llamado "Naranjo y flor",por cierta mala inteligencia de un famoso tango...lo encontraba leyendo el diario "Tiempo argentino" y desayunando su infaltable yogurcito "Ser" de frutilla. Siempre hacía el mismo chiste: "es mi máximo acercamiento a SER Y TIEMPO".
Tosía ya horrores en ese entonces porque le llegaba el humo de los fumadores de otras mesas
La decisión de juntar todas las cenizas que produjo en tres años entre habanos y cigarrillos y que fuésemos a esparcírselas por la cabeza a todos los que podamos en Parque Centenario cobró más y más fuerza

Finalmente, hoy nos decidimos...
                                Vero Verito, Mari Garcia y 6 personas más
Comentarios
María Aída Marita tan buena es tu crónica que me hubiese gustado tomarme unos vinos con Carmela o al menos recibir cenizas en mi cabeza

dijo Matías Puzio: Un extraterrestre que, queriendo imitar a los humanos, se pone a enviar whatsapp sin la mínima idea de las reglas de comunicación. Un mono que se sienta frente a la computadora y se divierte con el ruido de las teclas. Un troglodita manco que se ve obligado a escribir con los dedos de los pies. Todo esto me pareció siempre Martin Brauer en su búsqueda infructuosa de la fama como escritor.
Martín siempre sale armado con sus dos herramientas: su blog, y la persistencia. Una vez me confesó que para él, escribir era una función tan regular y vital como la excreción.
De tanto en tanto, sin embargo los planetas se alinean. Cada cientos de millones de años un mono es capaz de teclear las obras completas de William Shakespeare. Cada tanto el aire se aclara y en Cancerolazo se ve surgir un texto que tiene la luz prístina de los diamantes. Redondo, perfecto. Uno queda azorado y mira a Martín saltar, reír, hacer monadas angustiado.
Tampoco él sabe explicar cómo lo hizo.
Este notable opúsculo dedicado a Alberto, a quien tuve el agrado de conocer, y a quien tantas veces injustamente se le negó el Premio Konex,
está entre los mejores textos de humor que he leído en mucho tiempo.
"amo demasiado a mi país" la polémica carta con la que "Chacho" Álvarez,  siguiendo el ejemplo de Messi, intentó retomar la vicepresidencia:


de todos los personajes mediáticos en danza, quizá merezca recordarse el frenético repudio que despertaron los multitudinarios cursos de Anaximandro Pereyra en el Luna Park...
La originalidad de este popular maestro residía en la especialización-según los especialistas "truchas"-en la detección de "piratas, chantas y chambones" que se presentaban a la sociedad como divulgadores ágiles de una disciplina...Su primer libro, "Facundo Manes, Juan Pablo Feinmann, Marcelo Arce y Felipe Pigna" permitía entender de un modo accesible a cualquier lego que los citados pensadores no honraban sus saberes con el purismo del rigor científico y la complejidad reservada a lo elevado. Muchas señoras gordas lo catapultaron a la fama desde entonces. Sus micros radiales gozaron de una popularidad inmensa. El público aullaba de gratitud: "yo te juro que leía a Pigna y creía que así habían transcurrido los hechos históricos, no tenía cómo diferenciarlo de Hobswawn, más que por cómo se pronuncian sus apellidos...ahora gracias a Pereyra veo por fin lo que es descontextualizar...pensar que antes de Pereyra, ni siquiera sabía que existía el verbo "descontextualizar", ni que lo podría usar incluso alguien como yo, que solo soy operario en la fábrica de bulones de Lomas de Lo Más-
Un grupo comando de escritores anónimos, presumiblemente los mismos que se negaron a firmar el Lazarillo de Tormes, las mil y una noches, la epopeya de Gilgamesh, la Edda mayor y los nibelungos, lo secuestra en la hoy tristemente célebre "noche de las notebooks sin señal" y su familia, cómodamente instalada en Puerto Madero y viviendo de los derechos de su popular "Etimologías de Mariano Grondona" se niega a pagar rescate alguno.
Anaximandro es liberado en una suite del hotel más sofisticado del país y ya en su declaración al periodismo parece otro. Ante preguntas tan sencillas como si ahora se sentía feliz de volver a ver el celeste cielo responde con evasivas, circunloquios y "son temas que no se pueden explicar en cinco minutos".
Desde entonces se encierra en su ya célebre barril de Puán y se rehusa a hablar, como Pirrón de Elea y Hebe de Bonafini, sobre quien había proyectado escribir su inconcluso "Eva, Evo, Hebe".
Desdeñado por la elite intelectual (que veía deformaciones y simplificaciones improcedentes en las críticas formuladas en "Va como Pigna"), detestado por los pensadores populares, Anaximandro Pereyra no tarda en ser eclipsado por el escándalo de Wolfgang A. M., un temprano compositor que, en el marco de un taller de periodismo lanza aberrantes declaraciones acerca de los derechos universales del hombre y no se retracta de su posición a favor del Iluminismo expresada en "La flauta mágica". Taragüi le retira el patrocinio y la Scala de Milán le suspende el contrato, el mismo contrato por cuya prima había pagado un platal (si bien las fotos que nos llegan a nuestros días de la prima, nos hablan de ciertas justificaciones estéticas por cierto inefables).
Incluso el día de hoy, en el que quienes lo estimamos deseamos recordar su memoria (porque el guacho te juro que se acordaba de todo), se ve eclipsado por el aniversario nueve millonésimo trescientos catorcemilavo qunientos décimo cuarto del deceso del creador de la antorcha encendida.
Anaximandro, cuya figura endiciéndola se agiganta como mi paradójico órgano que se agranda encogiendo, ¡te quiero!
Y a vos, derecho a la vida, por honrar siempre lo importante que es no matar, te respeto...

-papi: el contrato que me hizo firmar mi hermano por el préstamo de sus juguetes es realmente leonino...
-no escuches a esa rayada
8Alfredo Travesaro, Ivan Berensen y 6 personas más



antes de que emergiera out of the sacre bleu este muchacho Murray, el tenis escocés era conocido como el peor del planeta, como lo atestigua el excelente sketch de Monthy Python de los extraterrestres que convierten a todos en escoceses para que una vez en la historia un escocés gané Wimbledon (contra un flan)...recuerdo la primera vez que toda Argentina emocionada ansiaba la patriótica victoria de Del Potro y justo hablé con mi adorable Lucre Leguizamon Superbia que para mi sorpresa me habló como las habitantes del Virreynato cuando vieron a los rubios y fornidos "invasores" ingleses: ¿cómo voy a hinchar por ese espástico deforme?¿vos sos ciego? espero que desde entonces haya recapacitado y mañana todos encontremos sos ciego...


yo creo que Perón los echó por su ortografía...

Comentarios


¿y qué si mi hijo usa un buzo que dice "gai"?¡puedo contar con los dedos de una mano las uñas que me quedaron por cortarle!

Mari Garcia

durante muchos años hice terapia tradicional, no diván, con analistas que me aplicaban la teoría de Freud sin ver lo específico y singular que es sentirse un Brauer usado...por suerte en "Brauer usados" encontré una respuesta a mis inquietudes existenciales más desgarradoras y pagando un honorario realmente reducido ¡vení vos también a "Brauer usados" que si asocio a otro paciente me hacen un descuento importante en la medicación!
¿sos pingüino?  el mensaje del gobierno es claro ¡ocultálo!

ayer tuve un alumno nuevo que se sorprendió de que la Goethe Schule de San Isidro fuera renuente a admitir judíos...su asombroso asombro dijo esto: ¡qué desfasados!¡un alemán actual discrimina musulmanes!
para prepararlo mejor para su conferencia leímos a Tucholsky

"Ratschläge für einen schlechten Redner" 
Fang nie mit dem Anfang an, sondern immer drei Meilen vor dem Anfang! Etwa so: "Meine Damen und meine Herren! Bevor ich zum Thema des heutigen Abends komme, lassen Sie mich kurz... ." Hier hast du schon alles, was eine schönen Anfang ausmacht: eine steife Anrede; der Anfang vor dem Anfang; die Ankündigung, daß und was du zu sprechen beabsichtigst, und das Wörtchen kurz. So gewinnst du im Nu die Herzen und die Ohren der Zuhörer. Denn das hat der Zuhörer gern: daß er deine Rede wie ein schweres Schulpensum aufbekommt; daß du mit dem drohst, was du sagen wirst, sagst und schon gesagt hast. Immer schön umständlich! Sprich nicht frei, das macht einen so unruhigen Eindruck. Am besten ist es: du liest deine Rede ab. Das ist sicher, zuverlässig, auch freut es jedermann, wenn der lesende Redner nach dem vierten Satz mißtrauisch hochblickt, ob auch noch alle da sind. Wenn du gar nicht hören kannst, was man dir so freundlich rät, und du willst durchaus und durchum frei sprechen... du Laie! Du lächerlicher Cicero! Nimm dir doch ein Beispiel an unseren professionellen Rednern, an den Reichstagsabgeordneten - hast du die schon mal frei sprechen hören? Die schreiben sich sicherlich zu Hause auf, wann sie "Hört! Hört!" rufen... ja, also wenn du denn freisprechen mußt: Sprich, wie du schreibst. Und ich weiß wie du schreibst. Sprich mit langen, langen Sätzen - solchen, bei denen du, der du dich zu Hause, wo du ja die Ruhe, deren du so sehr benötigst, deiner Kinder ungeachtet, hast, vorbereitest, genau weißt, wie das Ende ist, die Nebensätze schön ineinandergeschachtelt, so daß der Hörer ungeduldig auf seinem Sitz hin und her träumend, sich in einem Kolleg wähnend, in dem er früher so gern geschlummert hat, auf das Ende solcher Periode wartet. Nun ich habe dir eben ein Beispiel gegeben. So mußt du sprechen. Fang immer bei den alten Römern an und gib stets, wovon du auch sprichst, die geschichtlichen Hintergründe der Sache. Das ist nicht nur deutsch, das tun alle Brillenmenschen. Ich habe einmal in der Sorbonne einen chinesischen Studenten sprechen hören, der sprach glatt und französisch, aber er begann zu aller Freude so: "Lassen sie mich Ihnen in aller Kürze die Entwicklungsgeschichte meiner chinesischen Heimat seit dem Jahre 2000 vor Christi Geburt...." Er blickte ganz erstaunt auf, weil die Leute so lachten. So mußt du das auch machen. Du hast ganz recht: man versteht es ja sonst nicht, wer kann denn das alles verstehen, ohne die geschichtlichen Hintergründe... sehr richtig! Die Leute sind doch nicht in deinen Vortrag gekommen, um lebendiges Reden zu hören, sondern das, was sie auch in den Büchern nachschlagen können... sehr richtig! Immer gib ihm Historie, immer gib ihm. Kümmere dich nicht darum, ob die Wellen, die von dir ins Publikum laufen, auch zurückkommen - das sind Kinkerlitzchen. Sprich unbekümmert um die Wirkung, um die Leute, um die Luft im Saale; immer sprich mein Guter. Gott wird es dir lohnen. Du mußt alles in die Nebensätze legen. Sag nie: "Die Steuern sind zu hoch." Das ist zu einfach. Sag: "Ich möchte zu dem, was ich soeben gesagt habe, noch kurz bemerken, daß mir die Steuern bei weitem..." so heißt das ! Trink den Leuten ab und zu ein Glas Wasser vor - man sieht das gerne. Wenn du einen Witz machst, lach vorher, damit man weiß, wo die Pointe ist. Eine Rede ist, wie könnte es anders sein, ein Monolog. Weil doch nur einer spricht. Du brauchst auch nach vierzehn Jahren öffentlicher Rednerei noch nicht zu wissen, daß eine Rede nicht nur ein Dialog, sondern ein Orchesterstück ist: eine Stumme Masse spricht nämlich ununterbrochen mit. Und das mußt du hören. Nein, das brauchst du nicht hören. Sprich nur, lies nur, donnere nur, geschichtle nur. Zu dem was ich eben über die Technik der Rede gesagt habe, möchte ich noch kurz bemerken, daß viel Statistik eine Rede immer sehr hebt. Das beruhigt ungemein, und da jeder imstande ist, zehn verschiedene Zahlen mühelos zu behalten, so macht das viel Spaß. Kündige den Schluß deiner Rede lange vorher an, damit die Hörer vor Freude nicht einen Schlaganfall bekommen. (Paul Lindau hat einmal einen dieser gefürchteten Hochzeitstoaste so angefangen: "Ich komme zum Schluß"). Kündige den Schluß an, und dann beginne deine Rede von vorne und rede noch eine halbe Stunde. Dies kann man mehrere Male wiederholen. Du mußt dir nicht nur eine Disposition machen, du mußt sie den Leuten auch vortragen - das würzt die Rede. Sprich nie unter anderthalb Stunden, sonst lohnt es gar nicht erst anzufangen. Wenn einer spricht, müssen die Anderen zuhören - das ist deine Gelegenheit. Mißbrauche sie.

"Consejos para un mal orador"

Nunca empieces por el principio, sino unas trescientas hectáreas o millas marinas ANTES del principio, más o menos así:"Damas y caballeros: antes de abordar el tema propiamente dicho en cuestión que nos reúne, permítaseme brevemente..."
Con esto tenés lo que hace falta: el comienzo antes del comienzo, la promisoria palabra "breve", la advertencia de que ya vas a llegar al principio, con lo cual te vas a ganar de antemano el corazón y los oídos de los que asistan. Porque esto es lo que los oyentes agradecen más: recibir la conferencia como una solemne carga adusta, con adornos metalinguísticos, que amenaces permanente y admonitoriamente con decir lo que vas a decir, lo que dijiste y lo que decís.
No vayas a hablar espontáneamente, eso queda fulero: causa la impresión de que improvisás. Lo mejor es que leas de cabo a rabo tu conferencia a pie juntillas, de manera segura, confiable y haciendo que los oyentes se alegren cuando cada cuatro páginas levantes la mirada para ver si siguen todos allí. Pero si sos tan cabezadura que no podés tomar este consejo y pretendés hablar sin la apoyatura del papel, ¡obcecado lego que se cree Cicerón!,servite del ejemplo de nuestros parlamentarios.
Ya que vas a hablar y no leer lo escrito, hablá como si escribieras (...y yo sé cómo escribís).

Utilizá oraciones largas, laaargas, redactadas in mente en la acogedora tranquilidad del apacible hogar en momentos en que no haya que per se cuidar a los niños,et caetedra de modo tal que así preparada la oración compuesta a priori-cuyas parentéticas dominás a fondo porque conocés cómo será,mutatis mutandi su fin-, añadidas subordinadas que tengan en vilo al oyente y lo obliguen a prestar ese plus extra de atención requerido para no perder rastro y estarle a la saga a salto de mata o a vuelo de pájaro al discurso abigarrado de fluctuantes barroquismos ex profeso sazonados con latinismos que no se sabe a dónde va-bueno, te acabo de confeccionar un ejemplo, así tenés que hablar vos.

Empezá siempre por los romanos, o los griegos y no omitas nunca los antecedentes históricos de tu referente.
Eso no sólo es alemán-lo hacen todos los anteojudos.
Una vuelta en la Sorbona tuve ocasión de oír a un estudiante chino que hablaba bien el francés pero para delectación de su audiencia comenzó así:-"Déjenme consignarles una sucinta y somera revisión histórica del desarrollo de mi patria desde el año dos mil antes de Nuestro Señor Jesucristo". Y miró muy sorprendido al oír que algunos se reían.
También así tenés que hacer vos: si no, no se entiende la génesis originadora, la raigambre ancestral. La gente no fue a escuchar vivientes alegatos, sino algo que también podrían encontrar en los libros pero les da fiaca abrirlos. No seas aprensivo ni morbosamente susceptible: sé renuente a la reacción del público, hablá despreocupado de todo efecto, no te importen las personas, ni si hay o no oxígeno en el aula, continuá imperturbable y sin apartarte de tu camino que Dios te lo va a saber recompensar. Dejá siempre el punto crucial en las oraciones subordinadas. Un amateur diría: "Los impuestos son demasiado elevados". Eso es vulgar. Vos utilizá el estilo: "Querría por añadidura, en articulación con lo que acabo de expresar, señalar respecto de este fenómeno antedicho, que de alguna u otra manera, aunque afirmarlo pueda mover a error o serlo en sí mismo ya que nadie está exento de cometer por exceso u omisión imprecisiones conceptuales, como dijera el poeta "Oh, mero Homero, qué puedes tú contra el verdulero"(estoy citando de memoria, lo aclaro por si hay algún helenista en la sala) y dado que el sentido común es el menos común de los sentidos,que la esfera en torno a la cual se circunscribe el régimen tributario imperante, sobremanera...". Ahí sí.
De cuando en cuando tomales un vaso de agua en sus narices mientras te miran, eso queda siempre elegante y distinguido.
Si das en hacer un chascarrillo, tené el buen tino de reírte antes, para indicar a los oyentes el advenimiento del remate.

Una conferencia, cómo podría ser de otra manera, es un soliloquio, un monólogo. Dado que habla uno, literalmente. Incluso después de catorce años de oratoria no tenés por qué saber ni manera de adivinar que se trata no ya de un diálogo, sino de una delicada orfebrería, de un concierto orquestal. Si una masa sorda habla ininterrumpidamente es su problema, ¿tenés que condescender a atenderlos,asistirlos, evacuar sus antojadizas dudas?. De ninguna manera, vos atenete y acogete a tu objetivo, focalizá tu speech, leé, historizá, impartí y no te dejes arredrar contra viento y marea. Nunca olvides que la estadística jerarquiza una conferencia y fortalece una línea aregumental, nunca digas "la mitad", decí "cerca del cincuenta por ciento", no digas "la mayoría", decí "entre un 75 y un 80 por ciento".
Da lustre, brillo y reconforta, y dado que cualquiera puede retener diez cifras con frescura, resulta divertido. Anunciá el final de tu conferencia con prudencial antelación (para que los oyentes no sufran un ataque cardíaco).

Explicá que vas a disponerte a arribar ahora a la parte final y empezá todo de cero con pelos y señales de nuevo, para remachar por las dudas.
Podés repetir este truco unas cuantas veces.


Nunca hables menos de una hora y media, si es menos ni vale la pena empezar ¿qué sentido tiene?.
Cuando uno habla los demás tienen que escuchar: esta es tu oportunidad ¡desaprovechala!


4Juan Martín Bello, Andrusa Medusinæ y 2 personas más

para mañana: Ángel Mahler y Horacio Rodríguez Larreta lo hicieron posible: cómo fue la primera visita de los animales liberados del zoológico al Teatro Colón a escuchar a Barenboim, en exclusiva...
Comentarios
Delfina Giardelli Exigimos que mahler haga uso de su verdadero apellido en su "funcion" publica!
Claudia Orlievsky Adhiero!! Porque si no cualquiera...total.....😡

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...