domingo

Todavia no es legal la eutanasia, los que la querían aprobar se quieren morir




Este jueves 20 a las 18 hs. comenzó por fin el curso de humor que estaba anunciado para el 6, pero el paro lo pasó para el 13, pero era Semana Santa...

                                            contaminación semántica

podía ser una regresión infinita como la paradoja de Zenón de Elea, menéalo, pero la cruz detiene el laberinto circular de los estoicos,  afirmó alguien cuyo nombre si no me lo preguntan lo sé, con el más católico de los espíritus.
Así que en lo que parecía un paso de comedia preparado, fueron cayendo en horarios diversos y discupándose por haber entendido que era en otra sede o por haberse anotado en el último minuto, los siete samurais como los siete mares, como los siete enanos de Blancanieves, como los  siete...ah, no...ya son ocho, como...caramba, pero si tenemos aquí nueve...
¡Pensar que tuve la suerte de que me consulten si lo daba aunque no tenía masa crítica! A veces te cancelan el curso y te perdés todo ese tiempo de paralelamente a todas tus otras cosas ir subterráneamente deleitándote con los misterios del humorismo y sus indescifradas rendijas. Cuando el rector del Rojas me preguntó si no lo podía dar aunque no había mucho alumnado, me sentí honrado. La calidez de lo sagrado del discipulazgo me tocó en lo más íntimo y me sentí llamado, como en la etimología de "vocación" a volver a ser pupilo de la materia que según Umberto Eco, y me hago homónimo, ni los más grandes sabios capturaron palpablemente. Nunca se aprende más que inmediatamente antes de enseñar. El maestro es el alumno más exigido, en cierto sentido. 
Así que si bien yo ya tenía un contrato con Netflix para escribir los primeros ciento veinte episodios de "Jugo de cocodrilos: el documental", cancelé todo y me fui con mis petates y mis petiteras fantasías peteras a enseñar la aliteración, la hipálage, la sinédoque y no quedarme en la anécdoque.

En seguida nos pusimos a hablar de los límites del humor, pero como provocación. 
Por ejemplo a quienes nos decían que la reciente violada no podría ser objeto de bromas le preguntábamos si la violada de hace diez años, sí.
Lo cual daba lugar a pensar si alguien puede sostener su solidaridad total con Charlie Hebdó cuando ulteriormente le fue requerida por los galgos que no deben correr carreras y los becarios del Conicet y la tala del Amazonas y Ni una menos y el hincha asesinado por la violencia en el fútbol y la escuela itinerante y hay que estar siempre actualizado, porque es un quemo llevar el crespón por un incendio ya perimido.

Reconoció una alumna que María Soledad Morales sigue siendo igual de poco irrisoria que Romina Cisterna, o bueno, el caso de la joven asesinada así apellidada puede mostrar que un chiste a veces toma un costado formal de la realidad periférica.

Siendo el humor la suspensión voluntaria de la empatía, la anestesia a la emoción, puede servir tanto a la víctima como al victimario. Para el prisionero de un campo de concentración poder reírse de un campo de concentración es un alivio y una catarsis que casualmente coinciden con las del gendarme encargado de torturarlo.

De manera que recordamos una carta de Oscar Wilde en la que recomienda la risa en plena tragedia como una especie de dosis de arsénico que tonifica después las lágrimas, un anticlímax que hace descansar de una emoción con su contraria. Recordamos que Nietzsche celebraba una risa que puede caminar sobre cadáveres y abarcar en su carcajada las mismísimas cosas que todas las formas de destrucción engullen. 
¿Cómo se podría negar que el humor vuelve a todas las cosas livianas y en tal sentido todo lo banaliza?. Lo que tratamos de afirmar, haciéndonos los bananas o los banalinanas es que esa banalización puede ser el instrumento indispensable para ahondar una concientización más trascendente, descansando del llanto que aturde y despabilando la inteligencia por la que vale la pena cada lágrima que derramamos.

"Después de tomar el curso de Martín debo decir que es excelente, si bien me faltó que me diera algo más de vocabulario. Pero en general, lo recomiendo un montón, posta, no tengo palabras"
Esa es una de las notificaciones que recibo mientras me toca el timbre el cartero y me entrega una carta en la que dice "Me propongo destruirte, quiero cortarte la garganta y después de arrancarte el corazón, voy a cortar en pedacitos tu infecto pellejo y dárselos de comer a las ratas"...como la primera notificación bien dice, tengo a veces problemas con el vocabulario y quería preguntar...¿es a eso, a lo que yo recibí, a lo que se denomina "carta de intención"'?

consulto por acá porque me suscribí a un programa que te responde estas dudas, pero tenés que pagarle, te ofrece que le des propina y encima falla...por ejemplo le pedí que me dijera el origen de dos palabras y me manda uno solo "tirá para arriba" ¿es para "pullover" o para "tiramisú"?

igual trato de inferir cosas, ponele ya sé que si a un boxeador le dieron como para que tenga y guarde (¡¡¡es mejor dar que recibir!!) y está más cerca del arpa que de la guitarra, se abrevia la expresión y se dice que está "entre las cuerdas"



Por Pascua ahora cualquiera se hace el que come pescado, acabo de escuchar que ahora Angelici corta el bacalao...


ojo en el día del beso que no se les despierte el indio...ya hubo una reivindicación por parte del Ministro de Educación de La Campaña del Desierto, ya hubo una campaña contra el "Indio" Solari y ahora otra contra el INCAA...

Uno de los alumnos, cuyo permiso formal para nombrarlo todavía no tengo, de manera que lo voy a llamar "Rudercindo" para no comerme un juicio por mala práxis, dijo que le parece bien hacer chistes con la religión y con la política pero no con lo perverso...En seguida le dijimos que la religión y la política precisamente son quienes suelen encargarse de definir qué es perverso, de manera que si estaba dispuesto a ser irreverente con ellas ¿por qué no incluir su subproducto?

Hace unos años se mostraba un cartel borroso y se decía "la masturbación produce problemas de visión". Hoy en día el chiste sigue existiendo, pero lo que no existe más es que sea una deshonra el onanismo, al contrario, es motivo de jactancia, es un acto de libertad muy celebrado por casi cada comediante de stand-up que empieza declarando que se estaba masturbando esta mañana cuando se le ocurrió que...
Así que ahora el chiste se cuenta con "la falta de sexo produce problemas de visión" y si bien era la falta de sexo la condena que pesaba hace algunos años sobre la práctica del (como lo llama el centenario diario de Mitre) "sexo autogestionado", ahora se entiende que el encuentro sexual mejora gracias a los entrenamientos individuales. Ya no están en las antípodas la maturbación y el sexo con, digamos, otra persona-si son ustedes lacanianos, sabemos que no es otra persona, sino su fantasma imposible y todas esas cosas, o al menos creemos saber que Lacán dijo eso, pero seguramente no accedemos sino a su espejismo, etc.

¿soy el único que lee "penetrándote"?
(es por falta de anteojos, no de sexo)

Comentarios
Barbara Peisajovich sí, sos el único. Y yo tampoco tengo anteojos
María Aída Marita ¿qué? ¿no pone penetrándote?
Cal Laurent Yo leo Peteándote... pero es mi educación Franco-Argentina la que lee...
Marce D'Onofrio Es claro que dice odontólogo, pero.sin acento.
Celeste Corral Yo también lo leí jajaja
Noelia Tissone Yo leí peterodonte.... 😂😂
Mauro Quesada Pete a geronte
Rafael Carlucci once you see it you can't unsee it


O sea que la definición de perversión no es sencilla...Foucault trató al historizarla de mostrar cómo dispositivos condenatorios sirven para enajenar y convertir en monstruos a degenerados hijos de mil puta que tal vez en el futuro pertenezcan a las más exquisitas minorías históricamente perseguidas y aporten sustancialmente sus prótesis culturales a la humanidad amplificada. Umberto Eco toma palmaria dimensión de su grandeza, al analizar el descomunal pene de Foucault en su famosa metáfora al verlo caminar desplazándose de costado en costado.
Un chiste a veces se basa en una ambigüedad del lenguaje. Conté el de cuando Barak Obama fue a inscribirse a la carrera de abogacía: -voy a ser el primer presidente afroamericano porque tengo la frente bien en alto y no voy a permitir que nos socaven con estereotipos racistas, vengo a anotarme en Derecho...
-Muy bien, señor, aquí lo anoto en Derecho, dígame por favor en qué rama...
-Nada de ramas, quiero un pupitre como los que les dan a los blancos, se piensan todavía que somos monos...
Ese chiste a su vez presenta la ambigüedad de entender cuál es su blanco, porque cuál es su afroamericano queda claro (o debidamente oscuro). No diríamos que es un chiste racista, que proclama que los negros son inferiores. Más bien parece la reacción a la reacción contra el racismo. La caricaturización de la paranoia afroamericana que les hace ver racismo en cada acción.
Hace poco yo jugaba con mis hijos en la plaza y una mujer discutió con un hombre porque no quería llevarse a su perrito del arenero.
Antes de seguir contando esta anécdota voy a introducir como categoría, como tipificación, la de la "técnica de la aclaración innecesaria que echa luz sobre una otra interpretación posible completamente fuera de lugar". En "La bella y graciosa moza marchóse a lavar la ropa..." Les Luthiers produce una, muy didáctica. La moza compra una oveja, un esbelto jinete que pasaba se enamora de ella. Aclaración innecesaria que echa luz sobre otra interpretación posible completamente fuera de lugar": de la niña.
La mujer, me apresuro a aclarar, no quería llevarse a su propio perrito del arenero. No es que no quería llevarse al perrito del señor y el tipo le rogaba que lo libere de su pichicho molesto. Les Luthiers ya usó la ambigüedad del pronombre posesivo de tercera persona y de segunda formal. "Hablé con el cuidador de esta plaza y me autorizó" dijo la mujer. El hombre fue a buscar al cuidador de la plaza que vino y le dijo que tenía que retirar al perrito del arenero. Entonces el hombre preguntó: -¿por qué me dijiste esa mentira, de que habías hablado con el cuidador de la plaza?
Y aparece una señora, solidarizada con la mujer que le grita: -¡¡¡Estás hablando con una mujer, más respeto!!!
Ahora bien: no es porque era mujer, sino por su infracción que se la apostrofaba. La lucha contra la discriminación termina usándose como arma de agresión y no de defensa. Como el chiste del tartamudo judío que explica que lo rechazaron del puesto de locutor: -an, an-an...son unos an-, an-, an...¡antisemitas!
Si nos burlamos de la atribución de antisemitismo, machismo o racismo a cualquier cosa somos lúcidos y equilibrados espíritus críticos que así como advierten que está mal segregar a nadie por el color de su piel, por el color de su pene después de la circuncisión, o por el tamaño de sus pechos después de la pubertad, no deja de ser a su vez otro error, la generalización acrítica y monocausal. 
Ahora bien: con esa sutil vuelta de tuerca y el marcado compromiso hondo por una sensibilidad social, un progresismo a toda prueba y un equilibrio racional no hemos dejado de producir chistes que sirven tanto para reírnos de los excesos de las militancias en pos de la tolerancia como para reírnos de los judíos y los negros. El racista se ríe catárticamente de lo pelotudo que estuvo Obama al responder así de atropelladamente.
Una de mis alumnas decidió referir ese chiste a otro que llegó tarde. Pero al contarlo preguntó "¿en qué rama del Derecho?" arruinando el remate. 
Eso nos condujo a hablar de la palabra justa, como lo quería Flaubert, que resulta no menos importante en el chiste que en la poesía.


Rememoramos lo narrado por Daniel Rabinovich: en España no se reían con "me mordió la oruga" hasta que reformularon "me ha mordido la oruga".

Esto se aplica más que nada al humorismo fino. por así llamarlo. A la ironía a veces indetectable de Borges. A los juegos de palabras que requieren de una palabra ambigua. No diría que se aplique la distinción entre "humor engagé" y "humor por el humor". En el humor absurdo a veces hay elementos irreemplazables por su contraste perfecto. Aquel humor en el que el puro placer de registrar la incongruencia no encierra una queja puede hacerse con trazos gruesos también.
Todos los humores pueden apelar a nuestro modo Teatro Colón o curda pasado en camiseta en un piringundín de Baradero, eso no depende de qué técnica del chiste se emplee.

Por ejemplo podemos hacer una sutil aclaración innecesaria: -creo que no deberíamos seguir hablando a esta hora en este grupo de whatsapp porque los demás van a creer que en una noche como esta no pudimos tener sexo...no entre nosotros, me refiero a que cada uno de nosotros, no consiguió...

O podemos hacer una aclaración innecesaria empotrada más a la fuerza: -Con por favor "póngale dos cucharaditas de leche en polvo half and half" por supuesto que no me refería que te estamparía contra la pared por cómo me calentás cada vez que pasás...

Podemos decir: -cuando dije que el placer es todo mío no me refiero a mi condición de eyaculador precoz...

Realmente hay que hilar muy fino para establecer las fronteras entre el chiste con mensaje y el sin. No se debe al tema. Yo creo que la siguiente frase carece de subtexto indirectamente expresado, es un puro absurdo, pero parece de lo más comprometido:
Yo como judío soy muy amplio pero me acaban de gritar "negro de mierda" y me parece innecesariamente homofobico


El puro placer de mezclar puede darnos "aprendé alemán, que ahora ya no es un idioma invasivo" y esto puede entenderse como el absurdo de decir que un idioma es invasivo o la alusión a dos guerras mundiales

Un alumno recordó entonces un chiste, el del indio garronero, que una amiga suya no contaba bien. El indio mostraba una flecha y decía "con esta flecha maté al bebe". El interlocutor preguntaba -¿qué bebe? y ahí el indio contestaba: -un tinto de la casa, gracias.
La amiga decía: "con esta flecha maté al niño" y después no sabía muy bien cómo terminaba el chiste.
Recordamos dos grandes relatos de cómo contar mal un chiste: el de Dan Greenburg y el de Kurt Tuscholsky.
Recordamos que una vez instalado algo, toda perífrasis, toda variación indebida es desopilante. La frase hecha "ni chicha ni limonada" habrá sido arbitraria en su época, pero ahora es la convención. Sería desternillante decir: "la verdad es que este resumen de la clase de humor no es ni Tía María ni Paso de los Toros".
Borges usaba la perífrasis indebida para elogiar. Si un escritor al que debía alabar había escrito "te voy a romper bien el culo", Borges festejaba que no hubiera escrito "te bien romper voy el culo a", que quedaría para el culo...(aquí la técnica es entreverar el registro elevado y el bajo).
Imaginemos que Churchill fue por ensayo y error llegando a "sangre, sudor y lágrimas". Antes probó a ver cómo quedaba "mocos, vómito y semen", pero se decidió por los hoy ya inmortales fluídos corporales.
Hablamos de variaciones de chistes con el mismo principio, quizá porque alguien estuvo tan loco de remate que no recordó el remate. Comentamos los chistes traducidos. El del tomate que cruza la calle y es "get up" es en español liso y llano e inequívoco ketchup.
Recuerdo una guía turística que trataba de hacer chistes pero había perdido la hojita con las respuestas que nos preguntó en qué país es muy mala la policía. Se nos ocurrió en seguida "Poli necia" y "Cana da" o reflexionar acerca de su utilidad con "Pa ki están". Finalmente nos sorprendió a todos con una respuesta muy tonta y carente de gracia que era una evidente mala traducción (no recuerdo el país, recuerdo que se "explicaba" lo siguiente-porque puki, puki, puki).

                                técnica de la inversión de los términos que dice indirectamente lo que requiere una participación más activa del decodificador:
No puedo reprimir al hablar de policías mi admiración por los que reprimieron a los maestros. Después de todo, siempre que cualquiera, por ejemplo, un maestro hace muy bien las cosas se le dice ¡sos un verdadero policía!


Hablamos de límites subjetivos pero respetables: si un alumno me pedía no hacer chistes irreverentes contra los cáctus, yo me comprometía a no hacerlos, por espinoso y ridículo que me pareciera el tabú, por deshidratado y poco fluido que me resultara.


Así que, mezclando lo anterior, no les cuento lo que pasó cuando para apoyar la educación pública hicimos el abrazo simbólico al cactus de la directora....ella para pincharme me hizo un chiste y yo le dije "ah...recién caigo" pero todos me gritaron "recién no caés, recién elegís, apoyás y defendés públicamente y educadamente"

Así surgió una verdad actual bastante absurda: es más fácil hacer chistes con el genocidio, la pedofilia, la violación y Dios que con "la grieta".

(Alfredo ya sabemos que es K zero)

Así que hablamos de la paradoja de preguntar de qué lado de la grieta estaban, ya preguntarlo era cristinista, era obligar a tomar una posición y pronunciarse a gente que no quería saber nada de eso. Es imprescindible saber si estás con Mirtha Legrand o con la integración inclusiva neokeynesiana, porque no decirlo es ser funcional a Mirtha Legrand.

Hablamos de lo divertido que resulta no saber cómo chuparle el culo a nuestro inminente empleador hasta no conocer sus preferencias políticas...-quiero ver a Cristina presa
                                                                      -¿qué dijo, Ordoñez?
                                                                       -que si estos garcas llegan a meterla en cana, la voy a ir a ver a Cris para testimoniarle mi agradecimiento así como el de todo el pueblo y  llevarle lo que precise...

Un alumno pidió que enseñe la técnica del cambio de dirección inesperado. Este ejemplo me parece pedagógico: Meten presa a Milagro Sala, reprimen docentes, vuelve la bicicleta financiera, desfinancian el cine nacional pero recién cuando el nuevo sistema de seguridad integral por error lastima a la madre de tu novia, recién cuando te toca a vos en persona es cuando te acordás de aplaudir a Cambiemos


Hablamos de la técnica muy sencilla y veloz de ver un letrero en la calle e idear un modo de entenderlo mal...técnica que me tuvo contra las cuerdas en el chiste del cuarteto de cuerdas en el que dije "pero al final las que tocaban eran locas como las demás" y me saltaron a la yugular considerándome misógino residuo cerebral de Jorge Corona después del ACV...el chiste políticamente correcto, el de atribuir machismo a otro y protestar no resulta gracioso (¿por qué el gobierno subraya a estas cuatro violinistas como lúcidas si todas tenemos nuestra integridad mental a pesar de todo lo que hacemos a la vez que es muchísimo más que lo que hace el hombre que lo único que puede hacer a la vez es lo que sea que haga y pensar en violar?).

Parecía barata la parrilladaparados: la pedimos y no nos permitieron sentarnos.

Paga uno comen dos: fui y no era un descuento del 50 % sino que uno estaba obligado a invitar al otro.
anoche brindamos y hoy cuando fue a levantar a mis hechiceras me dijeron que no iban a ir a misa: -tomamos demasiado, necesitamos descansar...
¡así que mientras el cura reza cosas, ustedes resacosas!
Ver lo que sea que la calle te ponga en frente, por ejemplo "Peluquería Antinoo" y decir "yo también estoy en contra de los que te dicen NOOOOO"

Ver un libro de "Mandalas" y pensar "pero no te dicen a dónde"


pero ¿después lo traen de vuelta?

Federico, un alumno que trabaja en OSDE pudo muy pronto mandar ejemplos ("Farmacia Arenales: debe ser un local muy amplio") siguiendo mi premisa de que los chistes malos serán los buenos en el Reino de los Cielos. Julia, una alumna que trabaja en la obra social Luis Pasteur, se mostró más abierta al humor negro y ácido, es decir que irónicamente era el de la OSDE el que quería el humor más PASTEURIZADO.
Hablamos de chistes de obras sociales y armamos territorios de rivalidad también con realizadores cinematográficos y críticos de teatro a veces con superposición de personas, después de todo como crítica teatral Julia no puede ganarse la vida y necesita trabajar para un servicio de salud, el trabajo es salud o al menos el suyo.
no creo que el del INCAA delinca
quiero llevar a Helena al Parque de las 100 encías en codo y cruz y para buey, hay nuestras pijas...qué autocorrector del otro!! parque de las ciencias, godoy cruz y paraguay, muestras fijas...

te juro que yo no discrimino a las travestis...y no porque no quiera discernir si son o no son...para darte cuenta si alguien es pobre hay que estudiar su escroto y para saber si es o no es gay, un análisis de esputo...



Hablamos de los códigos culturales diferentes y hasta hicimos de esto la primera consigna, traer divertidos ejemplos de cómo en el país Equis es muy ofensivo decir "sacacorchos" durante un debate en torno al panteismo en clave spinozeana, pero resulta en cambio muy galante defecar sobre la cabeza del agregado cultural, etc.
Conté que en Alemania no se esperan chistes sin ser anunciados. No te digo que haya que agendar qué día y a qué hora vas a decir algo chispeante y espontáneo, pero sí que si vos no anticipás que lo que viene ahora es un chascarrillo, los tipos creen que la cosa es literal. Es el complemento de Argentina, donde si contás un chiste alemán tenés que anunciar que eso fue un chiste, dado que no se lo puede reconocer por ser cómico.
Hugo habló de lo ofensivo que es tirar un zapato en Arabia, y Rosa de lo exquisito que es eructar en Egipto. Contamos que cuando un japonés y un mexicano buscan mostrar la mayor de las benevolencias, el mexicano se acerca y el japonés retrocede porque la distancia física del respeto es muy otra.
"La máquina de ser feliz" de Charly García dice "un día se me fue, ese día yo volví a reír": también Mark Twain considera al humor y a Larissa como nacidos de la desdicha.

Hablamos de "La auténtica felicidad", de Seligman, donde vuelven a aparecer como dos excepciones a la regla, el Japón y la Argentina. Si en los manuales de economía nadie puede entender que Argentina no sea rica y Japón no sea pobre, en este estudio sorprende que Argentina se muestre tan feliz y Japón tan triste. Tal vez solo sea el mandato social japonés de declararse un gusano infecto y el mandato social argentino de proclamarse mejor que el Supremo Arquitecto.

Hablamos de que los japoneses eran ya en sí la ostranemie para Fontanarrosa y hablamos de su intervención en el Congreso de la Lengua cuando el director de la RAE era De la Concha.
Reflexionamos acerca de las malas palabras, de su beneficio psicológico, del facilismo reprobable en la elaboración, de que todo depende de si llegamos a ellas como un logro al desasirnos de nuestra torre de cristal, o si las diríamos compulsivamente si no nos cuidamos.
Lo mismo cabe decir de si es o no meritoria la autoironía: depende de si nos autodespreciamos o no...
Hablamos de la velocidad mental y su diferencia con la inteligencia...un conductor de televisión sería más inteligente que un físico cuántico si la velocidad mental fuera la inteligencia pero hay que decir que para hacer humor ser rápido en la ideación es poder atravesar a la velocidad de la superación determinada emoción que nos demora y detiene.
Tema que nos recordó un juego de palabras de Shakespeare, el de "más ligero que el plomo" ¿¿¿el plomo le parece ligero???¡¡no sabe lo ligerito que viaja cuando se lo dispara de la escopeta!!

El tema de la intención en el humor, que en todo caso sería la intención de darle entidad a lo no intencionado, nos llevó a hablar de cosas involuntariamente cómicas.


-¿no sería gracioso un cuento sobre un campo nudista, en el que el único que va vestido sea Macri pero nadie se lo diga?
-no lo hagas gracioso, hacelo alegórico: todos son transparentes menos él ¿no queda mejor?
-no, para nada, no tiene la menor gracia y además si él no sabe que no es puro, si él ingenuamente cree ser tan inocente como los demás ¿no es inocente?: la moral mide las intenciones...
-bueno, viejo, yo traté de remontar tu historia pedorra y elevarla
-a veces desearía no haberte enseñado hablar
-¿vos sabés que le ofrecieron el papel de "Alien" al derecho a la libertad de expresión, pero no lo pudo aceptar?¿sabés por qué?
-no, ¿por qué?
-porque el derecho a la libertad de expresión, viejo, es inalienable...

-¿Vos creés que la figura de Jesús suscita opiniones encontradas?
-Re suscita...


mientras mi hijo me pregunta de dónde surgió la popular maratón de chicas caminando sobre canarios Roller, aquella cruzada emponderada contra la obligación de andar como pisando huevos y pidiendo permiso, mi hija quiere saber el origen preciso de la tradición de los huevos de Pascua...Así que le explico que la tradición fue instaurada por Alfred Globel, inventor de los globos cuando accidentalmente infló chocolate. 
Globel desarrolló el globo para solaz de lo más granado de la niñez, pero al igual que Oppenheimer con la bomba atómica, se arrepintió de los efectos que tuvo su invención. 
Al enterarse de que en cierta comarca al sur del Globo, una abominable banda de tránsfugas denominada "Cambiemos" (obscenamente financiada por corporaciones como Bunge&Porn) accedía a ser vista como simpática y apolítica, intrumentalizando los globos, decidió donar todo lo recaudado por las regalías de su invención para los Golden Globes, premios en los que se celebraría la buena dicción, entre otros contrastes.
Este año el Archeologic Golden Globe recayó para Atanasio Palmópudos, descubridor de inscripciones peyorativas bajo el Parthenón, que hablarían de una cultura superlativamente más elevada que la clásica grecorromana hasta ahora conocida. Estos escritos, si bien despectivos, resitúan a Eurípides, Aristóteles, Platón y Parménides desde la perspectiva encumbrada al rango de los Ricardo Arjona de su tiempo.
A todo esto, el electo presidente Macri, entrevistado en el programa del siempre atildado Federico Andrajazi, mostró el slogan con el que buscaba por un lado captar empleadores pese al alto costo laboral argentino y por otro negar que hubiera compatriotas con necesidades básicas insatisfechas. Siguiendo en un todo a sus ídolos que habían perpetrado la campaña "Los argentinos somos derechos y humanos", el poco feliz lema "Los argentinos somos necesarios y básicos" llevó al paroxismo de la exasperación a la ciudadanía.
Fue asimismo poco feliz la inmediata campaña de Pascua que buscó resemantizar los efectos del desencanto popular y mediante una triquiñuela retórica desmentir la caída del poder adquisitivo: "En esta Semana Santa, los argentinos tenemos los huevos más llenos que nunca"
Convencido de que las consecuencias de su invento obturaban un futuro satisfactorio a las nuevas generaciones, Alfred Globel, a contrapelo de los jugos naturales "sin preservativos" instó globalmente a "usar globito".
"It fits like a globe" era el grito de guerra, para el equivalente a "anillo al dedo" de la comarca antecitada, cosa que condujo a recoger el guante a los sectores más contestatarios y a asegurar que el imperialismo tiende al encubrimiento, al encubrir la mano que lleva el anillo, con un guante. Su llamamiento a no bajar los brazos en la huelga de brazos caídos y a ir al hueso para no seguir de rodillas con posturas tibias se sintetizó con su celebérrimo "Hagamos Huevo". El huevo, que tanto simbolizó para tantas culturas la abundancia y prosperidad, devino nulidad por razones morfológicas en la convención gráfica de representar al cero. "Pobreza Huevo" fue la campaña gubernamental en leve contradicción con "Sin huevo no hay dengue" y fuertemente diferenciada de la dispersa oposición "Con el peronismo united, el 2017 es piece of cake" (un lema que pierde algo en la traducción: With the union of the peronistish, the 2017 is an eated bread" y gana algo en la contraprueba: "las lesbianas peronistas somos pedazos de tortas").



Mencionamos así el libro "La mosca es un incesto" del uruguayo José María Firpo, recopilando las graciosas respuestas de sus polluelos:
· La vaca es una gran cosa porque da leche y carne para el pueblo.

· Nosotros no tomamos la leche pura porque hay algunos malandrines que le echan agua.

· A la vaca, para que tenga cría, le ponen cerca un toro, y si es buena marca, mejor, y si es medio pichi, los terneros salen medio bobos y atravesados.

· La vaca da de comer a los uruguayos, pero no a todos, porque hay muchos por mi barrio que no comen churrascos ni puchero porque la carne está muy cara y no tienen trabajo.

· La leche que se vende tiene agua y cuesta un dineral. Mi madre quiere hacer manteca y no puede porque se la sacan y usted tiene que comprarla aparte. Uno para engordar y estar fuerte para trabajar tiene que tomar una cosa buena, si no, uno se pone como un palo, de tan flaco que queda, y al final, sonó Maneco, y a uno lo llevan para el cementerio.

· La vaca come, come, come, come, come, come y come, y de noche mastica lo que comió de día.

· Un suponer, a un gaucho lo venía corriendo la polecía horas y horas. El gaucho se quedaba sin fuerzas, entonces mataba una vaca de apuro, le sacaba un pedazo de carne, hacía un bifecito vuelta y vuelta, lo comía, y sin hacer provechito, dejaba todo y seguía disparando.

· La vaca es un cuadrúpedo porque tiene calavera.

· La vaca tiene alimentos para señoras, hombres y niños. La república le debe mucho a las vacas. De la vaca se sacan también los zapatos.

· Los gauchos agarraban una vaca, le sacaban un rebenque, un cojinillo, riendas, zapatillas, recado, sombrero, después le sacaban un churrasco, lo comían y tiraban lo demás.¡Qué desperdicio! ¡Como se ve, maestro, que no había crisis como ahora!

· Dos hermanos que se llamaban Herrera y Rivera mataban como mil vacas por día, y si no fuera por ellos quien sabe cuántos miles y miles y millones de vacas habría.

· De la ganadería sale la leche.

· Los ingleses compra carne aquí porque a lo mejor en otro lado los afanan.

· Toda la gente se pasaba matando vacas no sólo para comerlas, sino para hacerse bombachas, pero no de las que usan las señoras; las que yo digo son como unos pantalones largos; yo se porque en el barrio hay un hombre que usa.

· Hace como 200 años en nuestro país había 3.000 vacas, 12.000 caballos, 300.000 burros, 7 millones de cabras y 11 millones de chanchos.

· A lo primero los indios no mataban vacas porque a lo mejor se creían que tenían dueño.

· Los hombres de antes se vestían con los productos de la vaca; el que mataba una vaca, tenía cama.

· La vaca de día y de noche se la pasa aullando.

· La vaca no puede poner la leche en el tarro por eso el hombre la ordeña.

· ¡Quien tuviera una vaca!

· Hay dos clases de vacas; las vacas de los estancieros y las de los vecinos que las tienen para ordeñar.

· La vaca tiene costumbres desastrosas y feas. Yo sé porque mi tío vive en Tacuarembó y tiene una vaca que siempre caga en el patio.

· La vaca es buena y caritativa con los pájaros, porque ella le hace la bosta a los horneros para que puedan construir sus nidos.

· La vaca es un animal muy cuadrúpedo y tranquilo.

· Las vacas son los animales más suaves y delicados.



Vimos también un ejemplo alemán, en el que las respuestas equivocadas no eran en absoluto además graciosas, salvo una, en la que se confundía a Lothar Mattheus, un futbolista, con Lutero y Mateo, único error que motivó al reportero a decir que era demasiado perfecto y que parecía hecho a propósito por un adulto, bien en el espíritu alemán de desconfiar con ingenuidad de la ingenuidad.




Al mencionar la televisión se me escapó una queja por no saber quitar el SAP y comerme el sapo por un porcentaje mínimo de población no vidente de que me expliquen lo que veo en mi tira "ADDA": -el galancito se acerca a Isabel Macedo y toma sus pechos, éstos son pequeños...

Hablamos de trasladar lo de un campo a otro como estrategia para desorganizar las certezas y fomentar la creatividad, el desorden nos ayuda. 

Yo dicto un curso para salir de la zona de confort que fue un éxito tan grande que una ONG que trabaja en las villlas me pidió que llevara a la Villa 31 para que quienes no pudieran pagar mi curso sobre salir de la zona de confort puedan escucharlo de mis labios como un boluntariado.
Imaginemos a la madre de Wittgenstein diciendo "no sabés lo grande que está Ludwig, ya dice que acerca de lo que es imposible hablar es mejor callar"

Ser guarro puede ser una adquisición tardía muy meritoria: Pink Floyd vino después que Beethoven, Picasso después que Leonardo.


hablamos de Cordera como alguien que fue duramente condenado por defender el sexo "consensuado" entre una nena de dieciseis años y un cantante pelado que se empiece llamando Gustavo, pero no dijimos que no fue una defensa convencional de la violación o de la pedofilia la que realizó...no analizamos que incluso para lo perverso todo está estandarizado y que no podemos decir "sos un hijo de mierda" como inventa las malas palabras mi hijo de 6.



Mientras carezca de realidad podemos reírnos de chistes como "mi sobrina toca el violín y mi tío la viola", pero si tenemos una sobrina menor de edad no podemos reírnos. 
(como el chiste anticomunista que dice: 
camarada antes de ingresar al partido responda tres preguntas
¿qué hace si tiene veinte vacas?
fácil, le diez dos al Partido y me quedo con diez
¿y si tiene treinta chanchos?
le doy quince al Partido y me quedo con quince
última pregunta y lo admitimos como comunista, ¿qué hace si tiene cuatro gallinas?
el hombre piensa en silencio y no responde
¡es fácil! camarada cuatro gallinas, cu-a-tro...antes hizo divisiones más difíciles
-sí, sí, sé dividir cuatro, el problema es que en realidad gallinas sí tengo...)



El perrito muerto en "Un pez llamado Wanda" era gracioso si no se lo veía, explicó John Cleese después de proyectar la película y constatar estupor donde esperaba carcajadas. El humorismo tiñe de irrealidad y otorga distanciamiento. 

Ningún defensor de la capa de ozono va a dejar de reír con el chiste del superhéroe con botas de zorro, melena de león y capa de oso ¿no?




Hablamos de que un revanchista y resentido espíritu competitivo puede ser maravilloso en la práctica al decir "voy a responder al odio con amor y así cagarlo y dejar que todos vean que es un reverendo pelotudo"


Pensamos en una definición que da Woody Allen, comedia es tragedia más tiempo. Pensamos en cómo la cicatrización y el desapego emocional ayudan a aligerar cualquier desgracia, pero pensamos también cómo en los velatorios o en situaciones de catástrofe el humor aparece como necesidad.


Y hablando de Woody...


En "Todos dicen te quiero" el hijo del demócrata  Alan Alda se vuelve republicano y nadie entiende por qué, hasta que un neurólogo descubre una insuficiencia de oxígeno en su cerebro. Hablamos de Mia Farrow y de que admitió que el hijo biológico de Woody Allen es en realidad de Frank Sinatra, lo cual, siendo este hijo un republicano fanático, resulta irónico.

La trágica historia de Manolo Diez representa una doble derrota para quienes luchamos por una sociedad más tolerante. Dotado de una inteligencia abierta y luminosa, no tardó en triunfar como columnista en los principales diarios de la metrópolis a punto tal que sus amigos coyotes (mezclas de indio y mestiza) lo consideraron un icono coyote, mientras que la más rancia crema y nata de la sociedad le abría de par en par las puertas de la consagración más refinada...En uno de sus célebres saltos ornamentales conceptuales llegó a la conclusión de que si lo aclamaban como a un dios griego no era porque la sociedad por fin aceptaba a los coyotes, sino porque lo que él escribía era inteligentísimo. Es ahí cuando decidió poner a prueba la aceptación étnica despojándose de su espectacular penetración intelectual. Todavía la gente no había dejado de comentar su mordaz crítica al Foucault y la hermenéutica de sí cuando quedó aturdida ante el nuevo título del sagaz maestro: "La tierra plana ¿por qué no?". El cúmulo de idioteces acumuladas parecía satírico, de modo que le llevó siete artículos más convencer a su público de que se había vuelto bobo. Para ese entonces no solamente la casta más elevada de la sociedad que lo había ungido le dio la espalda. Sus propios compañeros negaban haberlo conocido. Nadie pudo brindar reconocimiento de ninguna índole al desprendimiento y la ofrenda prodigada por este pensador genial a la demostración poniéndole el cuerpo de que la sociedad no era realmente tan tolerante como parecía....

lamento mucho si este reporte resulta tedioso, seguramente es por culpa de que en mi infancia pasé mucho tiempo compenetrado con mi oso Teddy



por fin desarrollaron comida para pelados


Comentarios
Celestina Holmes Gestión Rodriguez Larreta...
Marcelo Longobardo Si los celiacos tienen, por que los pelados no? Ademas es mas facil identificar a un pelado que a un celiaco...
Mariano Kossowski Es una estrategia para ubicar mejor la fruta y verdura. .."perdón, dónde está el tomate cherry?" "Al lado de la calabaza del pelado"


mi amiga alemana marchó a favor de la ciencia y me pregunta si yo también.
-¿¿Estás loca??-¿no te acordás de que soy lacaniano?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

la peor opinión es el silencio, salvo...