sábado

Algunas de las 2018 cosas que amo de la vida

cada año me escribo una lista de cosas que amo de la vida, quizá porque una de ellas es poder recordarme a mí mismo la infinita gratitud y desbordante alegría generales que enmarcan mis inenarrables angustias y sórdidos apuros diarios...
Amo tomar sol, realmente recibo la luz del sol en mi piel con un misticismo casi egipcio, mi sangre polaca, alemana y rusa configuran a su vez un muy rápido tostado, que a veces se sonroja tímidamente por no querer parecer un negro y adquiero la tonalidad de auténtico "pavo de chacra", cosa que vivo como si fuera un fresco de Giotto, un superhéroe con la máscara fluorescente en la piel.
Amo el sabor y el efecto del chocolate, especialmente el amargo, dentro del amargo especialmente el del Lebkuchen, dentro del Lebkuchen hay a veces ese delicioso Gewürz, amo dejarme interrumpir la frase, como verán, conmoverán mucho algunas si no las interrumpo.
Amo la dialéctica exploratoria del bien llamado "ejercicio del pensamiento", su ejercitación, su entrenamiento, no sus logros más elevados, el borrador es lo que amo, este fue un año de muchos comienzos truncos, de iniciar una traducción monumental para Editorial "El Ateneo" solo para que me interrumpan diciendo que no consiguieron comprar los derechos, de iniciar tres cursos de alemán en la sede de Virrey del Pino de Mercedes Benz solo para que me interrumpan diciendo que al final no siguen adelante cuando están a punto de chocar, como sí lo hacía a gran velocidad Fangio, de iniciar mi extática colaboración en el Herald solo para que me interrumpan diciendo que Cristobal López ya no va a dormir con Ingrid Grudke, sino con D'Elía, etc.
Y hubo un fin de ciclo en determinado instituto de idiomas del que me fui desencantado,  solo para encontrarme en el subte encantadísimo con la bellísima ex administradora que también se había ido por lo apretado de los honorarios, aunque mi honor ario me impide aclarar por qué fue tan dichoso ese encuentro con Camila por lo apretados que viajamos. Amo idear chistes las 24 horas del día, incluso en sueños, amo tener una relación tan vívida con las palabras: 
-¿te garchaste al final a una de tus compañeras de laburo?
-mis labios están sellados
-Ah, tiene que ser la de contaduría, la petisa tetona, es la única que maneja sellos.
Fue un año en el que amé recomenzar diversas ocupaciones: traducción de videojuegos, clases de español para extranjeros-este año por primera vez en una escuela exclusiva para chinos, alemán en sedes muy itinerantes y para institutos mucho más serios, alemán para empresas como BMW, amé dar la mayoría de las clases, el feedback rewarding de advertir la evolución de los alumnos y modos muy empáticos de transmitir los contenidos, amo entender la lógica del error y descubrir modos chistosos de explicar ("la diferencia entre bekannt y berühmt, es que berühmt es famoso pero por motivos nobles...Kevin Spacey era berühmt, ahora es bekannt", el comparativo se hace agragando "er" al adjetivo por ejemplo "Schwarzenegger ist grösser als Woody Allen", es más grande...no me refiero a grandeza artística.)

Nuevas bibliografías y manuales hicieron que pudiera seguir amando enseñar las mismas cosas sin desgaste y el curso de humor que es un lujo poder coordinar me deparó este año muchas reflexiones jugosas, frescas, cálidas y-por la técnica denominada "regla de 3", occipitales.

El 14 de febrero arranca el curso de verano, y amaría que te anotaras, el otro día fui a una orgía pero no escuché lo que me decían porque hablaban uno encima del otro: 

Amo descubrir cuentos, como por ejemplo el extraordinario de Margarite Yourcenar "Cómo se salvó Wang-Fó", amo el arte con el que se hacen algunas series, amo la renovación que trae la versión de un alumno a una obra que le hago conocer, su modo particular de distorsionar lo que yo veía en ella, revelando que hay sutilezas del alma que no se dirimen de un plumazo sentenciando de qué lado de la grieta se está.
Amo a mi familia, a cada integrante, cada momento sucesivo o reencarnado de sus etapas, amo ver que siguen siendo quienes eran cuando eran niños, no solamente mi hermana, cinco años menor y ahora madre, también mis hijos de 4 y de 6 no han perdido del todo su juventud encantadora.
Amo también los ratos solitarios de silencio en los que estando con todos ellos en mi corazón puedo ser una nueva forma de mí.
Son tantos los temas que me interesaron debatir y repensar este año que tendría que bastarme declarar que amo la facultad de poder abocarme a esas especulaciones, el espacio amplio de que se puede mentalmente disponer. 
Amo vivir comparando expresiones en diferentes idiomas y percibir los mismos objetos con otros sonidos para designarlos.
Amo hacer reír y hacer sonreír, los matices humorísticos, los excelentes chistes recibidos, las fluidas reelaboraciones y mezclas. Amo a mis hijos concluyendo que Papá Noel sí existe, pero la nieve, no.
Amo la docilidad oculta de las rigideces manifiestas, amo la ambigüedad simultánea que se da en parecer estar repudiando algo que nos afectó solo porque ese algo nos instituyó el mandato de adoptar esa actitud tan crítica.

Amo cómo Spinetta destroza analíticamente el tema "Muchacha, ojos de papel", quizá por lo que Auden en un ensayo postula como la pregunta del poeta, de si va a poder hacerlo de nuevo,  

quizá, porque al igual que Conan Doyle cuando mata a Holmes y Celán cuando deja afuera "Todesfuge" de sus obras completas, quiere restarle gravitación a algo cuya excelsa levedad pesa en exceso.
Amo pensar cuando muestran imágenes de manifestantes vandalizando la plaza del Congreso en que ahí está "El Pensador" de Rodin y que es gracioso encontrar paralelismos escultóricos, amo la deriva a la que tiende mi cerebro, el recuerdo de la biografía de Isadora Duncan cuando se encuentra con Rodin y éste la palpa: ella escribe que en ese momento era muy joven e inexperta y no sabía que el gran maestro era un artista que no la estaba manoseando, sino sumergiéndose espiritualmente.
Hoy en día no hay frase que comience con un "yo era muy joven e inexperta" que no termine con un "por eso no lo denuncié por abuso sexual durante estos últimos setenta años y esperé a que muriera".

Amo el modo en el que nos castigó Dios por haber vivido diciendo -¿no dijiste eso?¡tendrían que grabarte a vos!-, haciendo que las filmaciones y grabaciones sean gratis y omnipresentes, amo haber empezado a dar muy didácticas clases más permisivas en las que no se busca más que el dominio de la técnica y no un logro estético en materia de literatura o comicidad: el reconocimiento de mis alumnos y de mis alumnas, su recomendación, el gradual vuelo que van adquiriendo me infla el pecho mucho más que una criminal máquina para correr en cinta que me eyectó a 14 km por hora en tres pasos que parecían animación cuadro por cuadro y que, lamento confesar, fue filmado y me obligó por orgullo a levantarme sonriendo y decir que por supuesto no fue nada ¿qué gracia podrían encontrarle a la caída más cómica quienes piensen en derramamiento de sangre? El paso del director de champagne Pommery a tetrapléjico inspiró la gran comedia "Amigos intocables", pero mi mal paso si no lo elevaba con anticipatoria cicatrización entrevista, parecía el de pasar del champagne al tetra.
Fui con un amigo a escalar el cerro "la Banderita" y el se resbaló y quedó cuatripléjico mientras que yo solo me lastime la tibia: me sentí un tibio
Amo los cursos que di este año y amo los que preparé para dar que están mucho mejores. 

compato: 

Taller de expresión oral y humor: Jugamos con palabras
Nivel: A2/B1
Lugar de enseñanza: Almagro (subte B Ángel Gallardo)
Día del curso: Miércoles
Horario del curso: 10.00 - 12.00
Código del curso: Al-Esp-2
Comienzo: 10/1/18
Inscripción: Abierta
Si ya sabés algo de alemán y no te querés aburrir aprendiendo con trillados lugares comunes de manual, aprovechá la presencia en Buenos Aires de nuestro docente de lujo, mundialmente conocido en todo el planeta, excepto en Argentina. Sus cuentos cómicos publicados en antologías numerosas (la más reciente de ellas "La GRACIA DE LEER", 2011, Ediciones de la Flor) lo facultan para transmitir el sentido del absurdo de la vida cotidiana y una extrañeza que ya vas a extrañar.
El humor requiere de un elemento fijo, rígido, solemne y pesado con el cual contrastar su alado, liviano y sagrado vuelo lúdico. El idioma alemán al cultivar la inequívoca precisión, la exhaustiva certeza y la detallada exactitud abre el juego también a desplegar el abanico creativo de la composición de sustantivos entrelazados, de llevar un argumento a un extremo ridículo en su seriedad. Si no te considerás particularmente desopilante en castellano, probá en un idioma más sólido y seguro. Literalmente no hay nada de lo irrisorio que la literalidad no haga estallar. El humor tomado en serio, como herramienta lúdica para resemantizar lo que nos oprime, como exploración del pensamiento, como anestesia indispensable para ahondar en concientizaciones pero también tomado menos seriamente como puro juego y amor al exploratorio disparate.
¿Qué estás esperando para aprender lo que es una autorreferencial pregunta retórica?
Te prometemos evitar palabrotas, excepto, claro,
Donaudampfschiffahrtsgesellschaft

Curso de introducción a cargo de vuestro más rendido admirador admirablemente rendidor: filosofía para que no sea burra
una hora y media de debates al alcance de cualquiera para indagar si el Ser es algo más que un yogur descremado
ejemplos preñados de humor y referencias de alta literatura para entender el contexto en el que cada pensador estuvo anclado y con quiénes dialogaba

un recorrido por la historia de la filosofía no piramidal: no presentamos a Tales de Mileto como un pobre pelotudo al que no le dio la cabeza para ser Derridá
¿en qué se parece la defensa de la democracia que formula Churchill a la justificación del mundo tal cual está que emprende Leibnitz?
Te mostramos con ondita las teorías del lenguaje partiendo de la que cita Borges, en el poema del que se hace eco Umberto Homónimo: todo el Nilo en la palabra Nilo, el sombrero en la palabra bomberos.
Te vas a reír, vas a aprender, vas a deleitarte con los manjares de la anfitriona.
¿a qué llamamos el duhaldismo cartesiano?
Puede que algunas clases resulten algo tensas y trabadas pero en la de Heráclito sin duda todo fluye...
Descuentos a dos entes
¿Qué pasó con Hannah Arendt? I 've got to Heidegger my love away...
Recortes amenos a menos que te gusten muy con cara de serios, escenas de películas para ilustrar conceptos clave
Si no te gusta ir abajo, Rancière, te va a encantar, ya vas a ver
el coordinador nunca tocó en su vida en la mera realidad efectiva un libro de filosofía pero es hijo de un prestigioso dr. en la materia y el espíritu y podría decirse que lleva la metafísica y la filosofía de la historia en la sangre
 16 encuentros 

• Filosofía clásica: Platón explicado como la unión de Parménides y Heráclito - Aristóteles
• Los presocráticos
• Los recuperados sofistas: Gorgias, Pirrón de Elea by Ciorán
¡Cogito, cogito, cogito!
• Filosofía moderna: Descartes, Hume, Kant, 
no le tengamos miedo a la palabra "posmodernidad", aunque si es cierto lo que afirma la posmodernidad, no sería solo una mera palabra...(el aura se te ve la tanga)

Nietzsche, Nietzsche by Heidegger, Heidegger, Deleuze, Derridá, Sartre
• Hegel, Marx, Schopenhauer

Incluye té, agua y algo rico para comer.
Zona: Villa Urquiza. 
La dirección exacta te la damos por mail, para evitar lo más que podamos a asesinos seriales, traficantes de órganos dado su esencialismo universalista

Nivel: A1/A2
Lugar de enseñanza: Almagro (subte B Ángel Gallardo)
Día del curso: viernes
Horario del curso: 10.00 - 12.00
Código del curso: Al-Esp-1
Comienzo: 12/1/18
Inscripción: Abierta
Introducción a la lectocomprensión en filosofía y psicoanálisis
¿Te interesa leer del alemán original a los más encumbrados genios y de paso aprender a pensar en alemán?
Analizando la estructura de textos de, entre otros, Freud, Brecht, Heidegger, Grass, Kafka, Goethe, Canetti, Heine y Karl Kraus
vas a recorrer un de los itinerarios que la lengua teutona iluminó para el mundo del conocimiento para mejorar todo el conocimiento del mundo. El zigzagueo o metátesis, procedimiento retórico predilecto de Marx, inspeccionado desde la imitación juvenil farsesca y desopilante del Tristam Shandy: Felix und Scorpion. La poética de Celán y el comentario de Adorno. La crítica al capitalismo como religión por parte de Walter Benjamin. Karl Popper, Nietzsche y Kant: páginas selectas, énfasis en su notable estilística. Opiniones maravillosamente expresadas por Einstein. Y, si te animás, vas a leer parlamentos de tu personaje en "La flauta mágica y en obras de teatro de Max Frisch, Dürremat, von Hoffmanstahl y Kleist.
Seguimos el ideal del barroco español de instruir deleitando tal como lo concibió Baltasar Graciar en el "Oráculo Manual", aquel precursor de los libros de autoayuda comentado por Arthur Schopenhauer. No se requieren conocimientos previos, pero sí aquella nunca perdida y apasionada curiosidad de la infancia...

Amo haber podido mostrarles la charla TED a mis alumnos salvajes, que defendían a un standapero acusado de acosador ¡no hay standaperos que valgan!. La denuncia decía que se encontró en el bar "La Pasiva" y la condujo a practicarle el sexo oral. Mis alumnos culpaban a la víctima, generaban sarcasmos ("era muy joven y pensaba que me estaba enseñando a tocar el oboe")("el acusado dijo que vivía en un lujoso departamento de Recoleta y a raíz de esta denuncia tuvo que acabar en La Boca")(parte de la denuncia incluía la imputación de micropene "es que hay que tenerla cortita"
, "lo del Nieto Senetiner recuperado fue para muchos una victoria bírrica"). Por último les expliqué que puede ser muy liberador explorar y expandir la frontera de lo reprimible para desahogarse y no llegar a pensar cosas equivocadas solo porque nos prohiben pensarlas desde afuera. Pero que Inés Hercovich, la madre de Santiago Bilinkis 
 explica por qué necesitamos un formato muy maniqueo para entramar el narrativismo que pedagogiza una información así de sombría y por qué tendemos a culpabilizar a la víctima. 

Amo el cambio total de atmósfera que se generó, de como de una chabacanería donde solo faltaba Dadi Brieva (cuya pera hace reír, de acuerdo a un perita je), se pasó a un silencio asombrado y mis alumnos solo susurraron, después de metabolizar lo que veían: -¡es realmente increíble cómo se parece a Santiago Bilinkis!


Amo las amistades que estreché y las específicas formas de hacerlas reír que me revelaron. Amo perseverar en el amor a mis vocaciones aunque sé que suele darse mejor lo primero que lo segundo y que mi segunda juventud va a tener que repetir algunas experiencias neurofisiológicas ya probadas. Por ejemplo el hemisferio izquierdo es el que analiza y el derecho el que no, el izquierdo es el que dice "hay causales sociológicas imperantes para que que este pobre hombre oriundo de la hermana República del Paraguay no pueda abonar su pizza" y el derecho "síganle pegando por negro patasucia y paragua encima". Sé que el autor de "Flujo", el libro acerca de la felicidad no fue tan feliz en su segundo ensayo "Reflujo". Amo que se reactualice todo el pasado sin que perdamos ninguna ventaja de nuestra era, excepto, desde ya, en el caso de Mirtha Legrand.
Amo los nuevos sabores de helado, las mostazas con miel, el sabor de los labios de mi enamorada, los Cantos de Maldoror, la textura del apio, la extranjería que me regalan las ópticas de nuevos contactos, hacer el amor con la mujer que amo, lo inacabado....
este año va a haber que hamacarse...



Amo haber descubierto entre tantas fake news la maravillosa anécdota de Einstein haciédose pasar por su chofer y dejando que su chofer diera la conferencia, que se sabía de memoria. Ante una pregunta del público, el chofer dice "eso es tan fácil, que lo va a responder mi chofer". Amo haber leído poco después que el autor de la anécdota era Maxwell. 
No son estas diferentes evocaciones una receta extrapolable. Son recordatorios para mí, para que no me encierre, para que recuerde las cosas que amo. No dije "soy feliz porque amo ir en bicicleta y estoy yendo en bicicleta": más bien esto es un "el día que llegue a estar muy triste debería recordar que no estoy haciendo alguna de las cosas que amo y que no cuestan tanto".
Espero no haber sonado como esos tutoriales para relacionarse mejor que parecen su propia caricatura: "ahonda en la tierna espiritualidad de tu íntimo temple como para que aflore el optimismo que irradia autenticidad desinteresada y de esa manera alcancemos las metas de productividad en la venta de vasos descartables". Espero no haber sonado como esos testimonios que dicen "soy feliz porque la vida es una rueda: cuando púber, aunque amaba el teatro y las bromas, llegó a mi colegio un profe de teatro que me consideró inhibido y "muy para adentro" y me relegó en todas las obras a papeles secundarios...eso me acomplejó y ya dejé de ser el payaso del grupo, el extrovertido chistoso, el antihéroe galán...pero supe que si creía en mi talento y no bajaba los brazos algún día la vida me iba a sonreír, si uno conserva la inocencia en el corazón y tiene fe, nada es impasible: acabo de leer que en un monstruoso atentado terrorista el profesor de teatro murió brutalmente, sus miembros tronchados y carbonizados se diseminaron por la calle y fueron atropellados y escindidos de su repulsivo cuerpo ya muerto.




1 comentario:

  1. Magistral lo de Mis labios están cerrados.
    Interesante la reflexión sobre Isadora Duncan. Y las frases con ese comienzo.

    Conan Doyle tuvo que revivir a Holmes, con el recurso de que Watson no lo había visto morir. Por los pedidos de los lectores, incluso de la madre de Conan Doyle.

    Condiciones para se periodistas:
    No saber lo que es el maniqueismo. Usar el termino en forma equivocada.
    No saber cuando empieza un siglo.
    Confundir el nombre de un continente con lo de un pais.
    Reclamar por el sentido común.

    Felices fiestas.

    ResponderEliminar

la peor opinión es el silencio, salvo...